La nieve sorprende a los participantes en la primera etapa de Clio Raid que concluye en el Atlas

Y llegó la hora de la verdad. Tras las verificaciones y la reunión general de los primeros días, a primera hora de la mañana, los participantes de la segunda edición de Clio Raid Marrakech by Bathco cruzaron el Estrecho, para llegar a Maruecos con el maletero de su Clio lleno de ilusión.

Por delante, les esperan 6 apasionantes etapas; hoy tuvo lugar la primera:

Etapa 1, Tánger – Atlas, de 577,9 kms. Las primeras imágenes del país magrebí sorprendieron a todos. Nadie esperaba el color tan verdoso con el que Norte de Marruecos recibe a la gente que le visita. Un país lleno de tradiciones y costumbres, cuyos paisajes iban cautivando a los equipos, a medida que se adentraban en el país.

El Mirador de Ito, el Bosque de Cedros, los monos sueltos a los que muchos participantes pudieron dar de comer tras atravesar la localidad de Azrou… y una invitada especial que nadie esperaba: la nieve. Aún quedaban neveros en las montañas, lo que aprovechaban pequeños y mayores marroquís, para deslizarse en trineo o lanzarse bolas de nieve.

Las Montañas del Atlas, causantes en gran parte de la sequedad del desierto, se elevaban de forma majestuosa ante la mirada atónita de los equipos que recibieron una especial bienvenida al llegar al primer Campamento situado a más de 1.400 metros de altura. Y es que un grupo de folclore local, amenizaba su entrada con cánticos y bailes, dejando de manifiesto que ahora sí, estamos en África.

Mañana, segunda etapa, Atlas – Campamento del Lago, 289,6 kms. Las impresionantes gargantas del Ziz, el túnel de Zabal y los kasbah darán paso al primer contacto con las pistas. Y es que los participantes tendrán que completar los primeros 52 kms de tramo de tierra, con algunos pequeños arenales, que servirán para demostrar su pericia inicial, antes de llegar a las grandes dunas del Erg Chebbi.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*