Criminalística de la Guardia Civil identificó el pasado año a 53 personas desaparecidas o restos de cadáver

Desde su creación, ha detectado más de 89.000 marcadores positivos o coincidencias de perfiles genéticos

El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, durante el pasado año, ha  podido esclarecer 1100 ilícitos penales y ha identificado a 53 personas desaparecidas o restos de cadáver. Asimismo, desde su creación se han detectado más de 89.000 marcadores positivos o coincidencias de perfiles genéticos obtenidos en asuntos pertenecientes a Guardia Civil, de los que más de 11.000 lo han hecho con referencias genéticas pertenecientes a terceros países.

El Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil nació en 1983, convirtiéndose en el Servicio de Criminalística en 2001. Está formado por los departamentos de Balística, Biología, Grafística, Identificación, Ingeniería y Química.

La misión principal de este Servicio es confeccionar los informes periciales, propios de la ciencia forense, con las más avanzadas técnicas, equipos y procedimientos de investigación para el esclarecimiento de los delitos, sus autores y víctimas.

2016-04-25_DiaMundialADN_04_B

Departamento de Biología del Servicio de Criminalística

Hay que resaltar que el Departamento de Biología cuenta desde el año 2002 con la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), siendo el primer laboratorio forense de España en conseguirla. Esta acreditación garantiza que todos los resultados obtenidos en el citado departamento se realizan con los estándares de calidad marcados en la normativa ISO 17.025.

Dada la importancia que tienen los avances en el estudio del ADN, el Departamento de Biología del Servicio de Criminalística forma parte de los grupos de análisis e intercomparación entre laboratorios, como ENFSI, e ISFG, con los que se realizan ensayos para detectar errores en el método,  y se proponen posibles mejoras para  tratar de aportar todavía más certeza, si cabe, al estudio del ADN.

Con la intención de seguir a la vanguardia de la ciencia, dicho departamento creó en el año 2013 el área de I+D+i, dedicada exclusivamente a estudiar, validar e implementar las nuevas técnicas e instrumental del laboratorio y a la actualización y optimización de los protocolos de trabajo.

Dicho área se encuentra actualmente validando los kits para el estudio de haplotipos de Cromosoma X, y está iniciando los estudios para poder aplicar las últimas técnicas de secuenciación masiva a la genética forense.

Actualmente, la gran mayoría de estudios de identificación genética llevados a cabo por el Departamento de Bilogía se realizan mediante el análisis del ADN nuclear, para la comparación de los perfiles en los que hay duda encontrados en la escena del crimen con los perfiles en los que no hay duda de detenidos incluidos en diferentes bases de datos de ADN. También se realizan estudios de ADN mitocondrial, fundamental para establecer relaciones familiares en línea materna y análisis del cromosoma para establecer relaciones familiares en línea paterna.

2016-04-25_DiaMundialADN_02_R

Disciplinas clave en el trabajo policial

La criminalística es una de las disciplinas clave en el trabajo policial, desde los primeros trabajos para identificar huellas dactilares, junto a los avances de la medicina forense, ha incrementado sus áreas de estudio, pudiendo afirmarse que es la ciencia aplicada a la investigación judicial.

Dicha disciplina se encarga de prestar los servicios de la ciencia forense, desarrollando proyectos de investigación científica que resulten de interés policial. El estudio del lugar de los hechos donde se ha cometido un delito es el campo de actuación de los especialistas en esta disciplina; los datos que de ahí se obtengan sirven para confeccionar los informes periciales solicitados por Juzgados, Tribunales, Ministerio Fiscal, Unidades del Cuerpo y otras Instituciones.

Desde que en 1987 comenzó a emplearse el ADN como herramienta para el esclarecimiento de ilícitos penales, así como en la búsqueda de personas desaparecidas o en el hallazgo de un cadáver sin identificar, las técnicas de obtención de los perfiles genéticos han evolucionado vertiginosamente, mejorando en rendimiento, rapidez, fiabilidad y calidad de los resultados; y pasando de utilizar las técnicas basadas en electroforesis sobre geles de acrilamida, a utilizar los más novedosos kits de análisis en la materia.

El ADN se ha convertido en un aliado fundamental para la investigación policial a la hora de resolver casos que, de otra manera quedarían sin cerrar, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Gracias a los acuerdos internacionales (tratado de PRÜM, Interpol), y a los cotejos que se realizan entre los países firmantes de los mismos, se pueden detectar coincidencias de perfiles genéticos e intercambiar la información asociada a los mismos entre un gran número de laboratorios de genética forense repartidos por todo el mundo.

La utilización de técnicas más avanzadas ha permitido la obtención de perfiles genéticos con mayor rigor identificativo, lo que sumado al empleo de cálculos estadísticos para poder determinar la coincidencia al realizar cotejos en las bases de datos de ADN, ha permitido emitir informes periciales de gran rigor científico. Por ello, los 35.000 perfiles genéticos obtenidos anualmente que se corresponden con los 5.000 informes periciales realizados por el Departamento de Biología, en estos últimos años, han permitido esclarecer unos 1.100 ilícitos penales e identificar a unos 53 cadáveres con una certandad muy cercana al 100%.

Casos resueltos gracias al ADN

Gracias al estudio del ADN, la Guardia Civil ha tenido en sus manos una herramienta fundamental para la lucha contra la banda terrorista ETA, DAESH o contra grupos de delincuencia organizada, así como en la resolución de casos que han tenido gran repercusión social, como ocurrió con el asesinato de Rocío Wanninkhof, asesinada en 1990, o el homicidio de la joven Eva Blanco, con la reciente identificación del autor cuando el caso estaba a punto de prescribir.

Por otro lado, el estudio del ADN ha sido de gran utilidad para la identificación de cadáveres o restos cadavéricos como consecuencia de una desaparición o en casos de catástrofes con víctimas múltiples, como por ejemplo la identificación de los restos cadavéricos del accidente aéreo de Spanair ocurrido el 20 de Agosto de 2008, o el ocurrido en el mes de abril del 2015 en los Alpes (Germanwings).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*