El Día Mundial de la Libertad de Prensa 2016 destaca el nexo entre libertad de información y desarrollo sostenible

La celebración principal de la UNESCO por el Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo) tendrá lugar este año en Helsinki, Finlandia, del 2 al 4 de mayo. Los temas que se tratarán este año son: el acceso a la información como libertad fundamental y derecho humano; la protección de la libertad de prensa ante la censura y el exceso de vigilancia; y la seguridad de los periodistas en línea y fuera de línea.

El vínculo entre la libertad de prensa y el desarrollo sostenible se hace por primera vez este año, tras la aprobación a finales de 2015 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) para 2030, que reconocen la necesidad de “garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con la legislación nacional y los convenios internacionales”, (ODS 16 punto 10).

La importancia de los medios de comunicación libres e independientes para informar a los ciudadanos del mundo es fundamental para el logro de los ODS, argumenta la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en su mensaje para este Día: “En este periodo de turbulencias y cambios en todo el mundo, incluidos los nuevos retos  que  suponen una  cooperación  y  acción  mundiales,  la  necesidad  de  una información  de  calidad  nunca  ha  sido  tan  importante, y  esto requiere  un  sólido  entorno en  cuanto  a libertad  de  prensa  y  sistemas  que  funcionen  bien  para  asegurar el ejercicio por las personas de su derecho a saber”, afirma Bokova.

La Directora General hablará sobre la promoción de la libertad de prensa, la libertad de información, y las acciones de la UNESCO para mejorar la seguridad de los periodistas y poner fin a la impunidad en la apertura de la conferencia, en la que intervendrá junto a Juha Sipilä, primer ministro de Finlandia, y Jussi Pajunen, alcalde de Helsinki.

Las sesiones plenarias abordarán los siguientes temas: la libertad de prensa, el derecho a la información y la transparencia en el último cuarto de siglo, la vigilancia excesiva, la protección de datos y la censura en línea y la libertad de información como derecho fundamental y derecho humano. Al término del encuentro se adoptará una Declaración, que pasará a ser conocida como la Declaración de Finlandia, en acuerdo con los más de 1.000 participantes que acudirán al encuentro (profesionales de los medios, representantes de gobiernos y de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, así como de la sociedad civil).

En nueve sesiones paralelas, los participantes examinarán numerosas problemáticas políticas, sociales y técnicas relativas a la libertad de expresión: el impacto de la actual crisis de refugiados en los valores de los medios de comunicación de servicio público, la libertad y el desarrollo artístico, la protección de las fuentes de información de periodistas y denunciantes, la lucha contra el discurso del odio en los medios de comunicación, las políticas de género, la radicalización en los medios de comunicación social y la desinformación.

Además, el programa de la conferencia incluye debates sobre el acceso a la información y los indicadores de objetivos de desarrollo sostenible y la seguridad de los periodistas, un tema de especial preocupación para la UNESCO, que denuncia todos los ataques mortales contra trabajadores de medios de comunicación y aboga por el fin de la impunidad de la gran mayoría de quienes los perpetran.

La conferencia de este año abre un nuevo camino en el estudio de la relación entre la libertad artística, la libertad de prensa y la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales. Esta cuestión se examinará en una sesión paralela que contará con la participación de la ministra finlandesa de Educación y Cultura, Sanni Grahn-Laasonen. Entre los 30 eventos paralelos de la conferencia, el titulado “Reformulación de las políticas culturales para el desarrollo, la promoción de  la diversidad de las expresiones culturales y de la libertad artística en la era digital”, contará con la participación de ministros de todos los países miembros del Consejo Nórdico, de la Directora General de la UNESCO y de un panel de artistas de África, Asia, Europa y Oriente Medio.

En la noche del 3 de mayo, Sauli Niinistö, Presidente de Finlandia, e Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, presidirán el acto de entrega del Premio Mundial de la Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano, cuya ganadora este año es Khadija Ismayilova, periodista de investigación de Azerbaiyán.

El premio de 25.000 dólares recibe su nombre en honor de Guillermo Cano Isaza, periodista colombiano asesinado el 17 de diciembre de 1986 en Bogotá frente a las oficinas de su periódico, El Espectador. Está financiado por la Fundación Guillermo Cano (Colombia) y la Fundación Helsingin Sanomat (Finlandia).

La celebración de este año culminará el 4 de mayo con un seminario en el que se evaluará el impacto de varios proyectos que promueven la libertad de expresión en la región árabe financiados por los gobiernos de Finlandia y Suecia. Además, podrá visitarse una muestra de obras de fotoperiodistas formados gracias a un proyecto regional de la UNESCO financiado también por ambos países.

La celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2016 está organizada en colaboración con los ministerios de Educación y Cultura y Asuntos Exteriores de Finlandia y el apoyo de unas 50 organizaciones de la sociedad civil. Este año incluye además de un centenar de eventos en todo el mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*