El papel del decoletaje en la industria

La fabricación por decoletaje es una cualificación profesional establecida por Real Decreto que complementa el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales aprobada oficialmente por el Consejo de Ministros del 15 de julio de 2011 a propuesta conjunta de los ministerios de Educación y de Trabajo e Inmigración. Posteriormente, el Real Decreto 618/2013, de 2 de agosto, estableció cuatro certificados de profesionalidad de la familia profesional Fabricación mecánica que se incluyeron en el Repertorio Nacional de certificados de profesionalidad.

Esta regulación garantiza la calidad, fiabilidad y seriedad de la actividad, que consiste en fabricar piezas de revolución (tornillos, casquillos, ejes, bulones, pasadores, tuercas, etc.) mediante tornos automáticos, tornos de levas y tornos de mecanizado control numérico (CNC), en definitiva, tecnología y máquinas que posibilitan incluso fabricar piezas complejas a través de decoletaje precisión que requiere en todo momento además una gran profesionalidad y alta cualificación de los equipos humanos que intervienen en los procesos de fabricación, así como estrictos controles de calidad.

Las piezas fabricadas se utilizan en muchos sectores industriales, algunos estratégicos y de gran relevancia. Uno de los principales es el de la automoción ya que los vehículos requieren muchos componentes de precisión, lo que implica el uso de muchas piezas hechas mediante técnicas de decoletaje.

Otro sector es el de relojería, en el que se fabrican pequeñas piezas que se incorporan a múltiples productos creados por las empresas de este ámbito.

Muy importante es también el decoletaje para el sector eólico, en concreto para la creación de aerogeneradores, sin olvidar sectores como el aeronaútico, el de la fabricación de maquinaria y el de la fabricación de electrodomésticos, algunos de cuyos componentes son realizados asimismo mediante decoletaje.

La importancia que el mismo tiene para estas industrias y otras muchas ha dado lugar al surgimiento de empresas especializadas en ofrecer servicios de calidad para proporcionar, con eficacia y en tiempo y forma, todas las piezas que precisan.

En este sentido, la fabricación de los componentes de decoletaje se lleva a cabo a petición del cliente y siguiendo fielmente sus indicaciones. Y a este respecto el cliente va más allá de la tecnología y valora el conjunto del servicio que recibe, en el que han de primar la calidad, la fiabilidad y la seriedad en la entrega.

Y es en este punto álgido del proceso donde juega un papel fundamental la experiencia, la vocación, la entrega y el esfuerzo del proveedor para dar cumplimiento al encargo con éxito, lo que establecerá diferencias con las empresas de la competencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*