Una sencilla intervención de prevención en atencion primaria permite a los propios pacientes evitar la depresión

Los pacientes que realizaron el programa de prevención predictD consiguieron evitar el inicio de episodios de depresión en un 23% y de ansiedad en un 21%, respecto a aquellos otros que siguieron sus cuidados habituales en el centro de salud. El 5% de las personas sufren depresión. Además de ser frecuente, la depresión también es una causa importante de sufrimiento humano, para la propia persona y su familia.

En ese sentido, en el año 2010 la depresión ocupó el 4º puesto en el ranking mundial de carga de enfermedad (suma de años vividos con mala calidad de vida) en el mundo occidental y se calcula que para el año 2030 ocupará el primer puesto. Al sufrimiento humano hay que añadirle los enormes costes, para los servicios de salud y para la sociedad en general, que la depresión produce. Alrededor del 70% de estos costes son atribuibles a la falta de productividad en el trabajo y las bajas laborales.

Actualmente existen tratamientos para la depresión que son razonablemente eficaces.  Sin embargo, estos tratamientos sólo consiguen reducir la carga de enfermedad en un 20-30%, porque no todos los casos de depresión son diagnosticados en las consultas; cuando son diagnosticados, no todos reciben el tratamiento adecuado y cuando lo reciben, muchos pacientes no siguen los tratamientos. Por eso, si se consiguiera impedir que los episodios de depresión ni siquiera comenzaran, se podría evitar gran parte del sufrimiento y de los costes que produce esta cruel enfermedad. La forma de conseguirlo es mediante la prevención.

En el estudio que se ha publicado recientemente en la prestigiosa revista Annals of Internal Medicine[i] se investigó si una sencilla intervención de prevención, la “intervención predictD”, facilitada por los médicos de familia en los centros de salud, podría activar y empoderar a las personas de tal forma que éstas evitaran la aparición de la depresión en sus vidas.

Investigadores españoles

En este estudio han participado investigadores españoles de la Red de Investigación en Actividades Preventivas y de Promoción de la salud (redIAPP), de la UCL del  Reino Unido y de la Universidad de Sydney. Este proyecto (el proyecto predictD-CCRT) está liderado por un grupo de investigación de la redIAPP de Málaga, cuyo coordinador es el doctor Juan Bellón, médico de familia del centro de salud El Palo de Málaga y responsable del grupo de investigación Salud Mental, Servicios y Atención Primaria-SAMSERAP del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA). El proyecto predictD-CCRT fue financiado por el ISCIII, los Fondos FEDER Europeos, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y la redIAPP.  El estudio se llevó a cabo en 70 centros de salud de Málaga, Granada, Jaén, Barcelona, Zaragoza, Bilbao y Valladolid, participando 140 médicos de familia y 3.326 pacientes de atención primaria.

El Dr. Juan Bellón, coordinador del estudio, explica cómo funciona esta intervención: “nosotros previamente desarrollamos y validamos un sistema de predicción de la depresión, el “algoritmo de riesgo predictD”[ii], el cual nos permite conocer la probabilidad de deprimirse en el próximo año en una determinada persona”.

En la intervención los pacientes contestan a algunas  preguntas sobre factores de riesgo de la depresión: edad; sexo; calidad  de vida mental; calidad de vida física; antecedentes de haber padecido  depresión a lo largo de la vida; haber sufrido abusos físicos en la  infancia; estar tomando actualmente alguna medicación para la ansiedad,  estrés o depresión; insatisfacción con la convivencia en el hogar e insatisfacción con el trabajo no remunerado (trabajo en el hogar  básicamente). A partir de las contestaciones una “calculadora” situada  en la web hace los cálculos matemáticos y le da al paciente una  probabilidad del inicio de un episodio de depresión mayor en el próximo  año.  Por tanto, se trataría de una predicción muy parecida a las que se  hace por ejemplo para saber si un determinado día va a llover o si te va  a dar un infarto al corazón en los próximos 10 años. “Nuestro grupo de  investigación” explica el Dr. Bellón  “fuimos los primeros en el mundo en desarrollar y validar  un algoritmo de riesgo para predecir la depresión y su validez es tan buena o incluso un poquito mejor que los que usamos habitualmente en las  consultas de atención primaria para predecir las enfermedades cardio-vasculares”.

Una vez se le comunicaba al paciente su probabilidad  de riesgo de depresión, se debatía con él sobre aquellos factores de  riesgo que en su caso particular podrían afectarle sobre esa probabilidad, intentando que el paciente entienda y asimile la  información adecuadamente, además se procura estimular el descubrimiento y uso de los propios recursos del paciente y su entorno para prevenir la depresión. La gran novedad, destaca el Dr. Juan Bellón es que “el médico de familia tiene por tanto un papel facilitador, mientras que el paciente es el verdadero protagonista de su salud, activándose y empoderándose para prevenir la depresión”. Estos encuentros médico-paciente se repitieron cada 6 meses durante los 18 meses que duró el estudio y es el núcleo de la intervención predictD para prevenir la depresión.

Prevención predictD

Los pacientes que realizaron el programa de prevención predictD consiguieron evitar el inicio de episodios de depresión en un 23% y de ansiedad en un 21%, respecto a aquellos otros que siguieron sus cuidados habituales en el centro de salud. “Esta reducción es modesta”,  según señala el propio Dr. Bellón , aunque del mismo tamaño que el promedio de las intervenciones para prevenir la depresión que se han estudiado hasta ahora. “Sin embargo”, continua “lo destacable es que la intervención predictD  aporta una forma de prevenir la depresión completamente diferente de lo investigado hasta ahora”.  Y concluye“el programa de prevención de la depresión predictD es una intervención muy sencilla y prometedora que previene la depresión y la ansiedad”.

El programa de prevención predictD es muy sencillo y aprovecha los recursos que los médicos de familia y los pacientes ya tienen. Los médicos de familia apenas necesitan un breve taller de formación y los pacientes sólo deben realizar una visita de 10 minutos con su médico de familia cada 6 meses; mientras que los programas de prevención evaluados hasta ahora los suelen llevar a cabo especialistas en salud mental, implicando una mayor complejidad y duración (6-12 sesiones semanales de 45-60 minutos).

El hecho de que la prevención se haga en atención primaria aprovecha la buena relación que en general los pacientes tienen con sus médicos de familia.  Además, el conocimiento previo que el médico de familia tiene de la salud y de la vida del paciente y su familia puede ahorrar tiempo a la hora de entender y hablar sobre los factores de riesgo de depresión de cada paciente. Otra ventaja es que el médico de familia puede abordar directamente aquellos factores de la salud física de cada paciente que pudieran contribuir a incrementar su riesgo de depresión (bronquitis crónica, diabetes, infarto cerebral o al corazón, dolor crónico, etc.), lo cual no es posible desde un enfoque exclusivamente psicológico.

El programa de prevención predictD tuvo muy buena aceptación y adherencia tanto por parte de los pacientes, como de los médicos de familia que lo implementaron que también se mostraron muy satisfechos.

La investigación que se ha publicado en Annals of Internal Medicine es sólo el primero del conjunto de ensayos clínicos que se necesitan para generalizar este tipo programas de prevención a la población. Los investigadores siguen trabajando en esta intervención predictD analizando sus áreas de mejora y su coste-efectividad y este mismo año se comenzará un nuevo ensayo clínico con una nueva versión mejorada del programa de prevención de la depresión.

La RediAPP

La red de Investigación en Actividades Preventivas y Promoción de la Salud es una red creada en el año 2003, a partir de una convocatoria del Instituto de Salud Carlos III, sucesivamente la red ha ido siendo re-acreditada en las posteriores convocatorias del año 2006 y 2012.

La rediAPP actualmente está formada por 11 grupos de investigación de 8 comunidades autónomas diferentes con más de 200 investigadores y su misión es la de generar conocimientos válidos para la Atención Primaria, especialmente sobre la eficacia, efectividad y eficiencia de intervenciones innovadoras en prevención y promoción de la salud, así como su transferencia a la práctica clínica, a la organización de servicios, con el fin de mejorar la salud de la población.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*