Cifuentes reivindica el espíritu del 2 de mayo para hacer frente a los retos de España

En su discurso con motivo del Día de la Comunidad de Madrid

Actos oficiales con motivo del 2 de mayo 2016 - Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

“El espíritu de unidad del 2 de mayo no murió en 1808, y a lo largo de la historia ha hecho posible la transición de la dictadura a la democracia, la elaboración de la Constitución desde el consenso y la existencia de grandes pactos políticos y económicos en los momentos más críticos”, ha afirmado ayer la presidenta regional, Cristina Cifuentes, durante el discurso conmemorativo del Día de la Comunidad.

Cifuentes ha reivindicado ese espíritu de unidad de 1808, para hacer frente a los retos colectivos a los que se enfrenta España en el terreno político, económico y social, y ha dividido su intervención en tres grandes bloques temáticos: el significado del 2 de mayo de 1808 y la pervivencia de sus valores; la semblanza de los galardonados por la Comunidad de Madrid, y el modelo madrileño de Gobierno y los principios en los que se inspira.

Estrella Morente - Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid
Estrella Morente durante su actuación en la celebración del Día de la Comunidad de Madrid. Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

Transición, Constitución y grandes acuerdos

Cifuentes ha hecho referencia a la transición política, la Constitución y los grandes acuerdos políticos y económicos logrados en los momentos más difíciles, señalando que “todos y cada uno de estos logros colectivos fueron posibles, porque fuimos capaces de pensar más en el futuro que en el pasado, más en el interés general que en el particular, más en las necesidades comunes que en las individuales. Un espíritu, enraizado en el 2 de mayo, que nunca, nadie, debemos olvidar”.

Por eso, la presidenta regional ha hecho hincapié en que “seríamos injustos como españoles e insolidarios como madrileños, si no reserváramos un lugar en nuestra memoria y un espacio en nuestros corazones, para evocar y rendir homenaje a las personas, pero sobre todo, al espíritu y los valores, que protagonizaron el 2 de mayo. Y lo hacemos cada año, con el solemne acto de entrega de las Medallas y condecoraciones, a aquellos que merecen un reconocimiento especial de los ciudadanos de Madrid”.

Premios que reconocen valores

Para la presidenta regional, “la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid, merecedora de la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, representa todo el prestigio y toda la vocación de servicio a la sociedad de nuestras seis universidades públicas: Alcalá de Henares, Autónoma, Carlos III, Complutense, Rey Juan Carlos y Politécnica”.

La Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo que ha recibido el doctor Rafael Matesanz “rinde homenaje a la excelencia de la que es capaz nuestro sistema público de salud, y al hombre que la ha hecho posible en el terreno de los trasplantes”.

Quienes han recibido la Medalla de Plata de la Comunidad son dos personas que han hecho crecer a Madrid mediante la mirada crítica e imaginativa de su obra, que ya es parte de nuestra cultura e identidad: Arturo Pérez-Reverte y Álex de la Iglesia.

Arturo Pérez-Reverte y Cristina Cifuentes
Arturo Pérez-Reverte y Cristina Cifuentes

También se ha concedido un reconocimiento en forma de Encomienda, al Servicio de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid, conocido por su acrónimo ERICAM. Por su parte, el fotógrafo, periodista y maestro de periodistas Raúl Cancio ha recibido también hoy una Encomienda del 2 de Mayo.

ERICAM
El ERICAM asimismo resultó galardonado en la celebración del Día de la Comunidad

También se ha reconocido hoy, concediéndole una Cruz del 2 de Mayo, la labor de la Asociación para la Prevención, Reinserción Social y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP), y la de la Asociación de Belenistas de Madrid, por su compromiso, año tras año, con una actividad que, más allá de las creencias religiosas individuales, es ante todo arte, cultura y tradición.

Un tiempo nuevo en Madrid

Para la presidenta regional, el deber de las instituciones es acompañar a la sociedad, y ponerse a trabajar proporcionándole las herramientas que demanda para seguir avanzando. “Así lo estamos haciendo en la Comunidad de Madrid -ha dicho-, donde hace un año iniciamos una nueva etapa. Es un tiempo nuevo basado en el consenso, en el que hemos superado diferencias, para gobernar a partir de nuestra concreta realidad parlamentaria, en una época sin mayorías absolutas. Un tiempo nuevo basado en el diálogo y el acuerdo con los agentes sociales, para dar respuesta a las auténticas necesidades de los madrileños, como conseguir un trabajo digno o disfrutar de sanidad y educación públicas de calidad”.

“Y un tiempo nuevo – ha añadido- vertebrado por la regeneración democrática, que conlleva la supresión de aforamientos, limitación de mandatos, reducción del número de diputados, listas abiertas, y establecimiento de Códigos Éticos,entre otras muchas iniciativas que van a suponer incluso la reforma del Estatuto de Autonomía”.

Cifuentes ha terminado su discurso “reivindicando para la política de hoy el espíritu del 2 de mayo que hemos venido a conmemorar. El espíritu de unidad para afrontar dificultades, que preside la vida cotidiana de la sociedad española y que debemos ser capaces de trasladar al ADN de la vida política. No podemos esperar que las urnas resuelvan por sí solas la incapacidad de los partidos para llegar a acuerdos que, superando los vetos, hagan posible la gobernabilidad deEspaña. Si conseguimos hacer nuestro el espíritu del 2 de mayo, si conseguimos estar a la altura del pueblo al que representamos, y asumir su diversidad, juntos, hoy, como ocurriera en 1808, podremos hacer frente a cualquier reto”.

43

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*