Izquierda Unida y Somos Majadahonda proponen que el municipio se oponga al TTIP

CONSIDERAN QUE EL TRATADO DE LIBERALIZACIÓN DEL COMERCIO Y DE LAS INVERSIONES (TTIP) ENTRE EE.UU. Y LA UE ACABARÁ CON LA AUTONOMÍA DE GESTIÓN DE LA CIUDAD

Ayuntamiento de Majadahonda

Con los votos en contra de PP y Ciudadanos, la abstención del PSOE y CMj y el voto favorable de IU y Somos, el Pleno municipal del mes de abril rechazó una moción de Izquierda Unida y Somos Majadahonda en la que proponían declarar a Majadahonda municipio opuesto al TTIP; vetar la participación de las empresas multinacionales en cualquier tipo de negociación sobre las leyes de la UE y de sus estados miembros;  y que el acuerdo fuera sometido a la aprobación de los distintos parlamentos europeos y a un referéndum vinculante de cada uno de los países de la UE.

El TTIP propugna la liberalización y la privatización total de los servicios públicos en beneficio de las empresas multinacionales; con ello  pone en peligro la prestación de esos servicios públicos e imposibilita la remunicipalización de los servicios privatizados y una contratación pública con criterios sociales y ambientales.

Asimismo implica una depreciación de las normas europeas que protegen a los consumidores,  al medioambiente y a los trabajadores. La competitividad y el desarrollo económico serían los únicos criterios para firmar este acuerdo comercial sin tener en cuenta sus consecuencias en el ámbito económico,  en el sanitario, en el social, en el cultural y en el medioambiental.

La creación de tribunales de arbitraje encargados de resolver los conflictos entre los estados y las multinacionales significaría el fin de la soberanía nacional. Los lobbies empresariales tendrían también la capacidad  de modificar las leyes de la UE y de sus estados miembros concernientes a lo estipulado en los capítulos del TTIP. Cualquier iniciativa municipal podría ser cuestionada y debería  someterse a  una evaluación de impacto comercial para poder aprobarse.

Más de 1.300 ciudades europeas como Barcelona, Bruselas, Viena, Valencia, Sevilla, La Coruña, Valladolid; las comunidades autónomas de Andalucía, Cantabria, Aragón, Islas Baleares y Navarra y más de 100 ciudades norteamericanas – Miami o Seattle entre ellas-  se han declarado opuestas al TTIP, entre otros motivos, por el riesgo a perder su soberanía y limitar la capacidad de los representantes elegidos para administrar libremente sus comunidades locales. Además más de tres millones y medio de ciudadanos europeos han firmado la iniciativa europea contra el TTIP.

Juancho Santana, Portavoz de IU, ha valorado así el rechazo de la moción: “Hace un par de años, como consecuencia del famoso artículo 135 de la Constitución española, nos impusieron una reforma local que nos ha quitado competencias sociales y ahora, en una nueva vuelta de tuerca, con el TTIP quieren terminar con nuestra autonomía para gestionar democráticamente nuestros municipios. Los ayuntamientos no nos podemos quedar de brazos cruzados mientras en otras esferas, de manera secreta, ponen nuestros municipios al servicio de los intereses económicos (presentes y futuros) de las empresas multinacionales.  Estamos hablando de una seria amenaza para la democracia, para los servicios públicos y para los derechos laborales y medioambientales”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*