Los usuarios del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos muestran sus trabajos de cerámica en ‘Alfaranjuez’

Paco Mingo en el taller de cerámica del Centro de San Juan de Dios de Ciempozuelos

Los usuarios del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos participan este fin de semana en la Feria del Barro Alfaranjuez, que se celebra del 20 al 22 de mayo en Aranjuez, para mostrar al público el fruto del trabajo que realizan en el taller de cerámica del centro sociosanitario, donde pacientes de salud mental y personas con discapacidad intelectual desarrollan a diario un destacado trabajo artesanal.

El Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos participa desde hace años la Feria del Barro de Aranjuez, una de las más destacadas dedicadas a esta actividad en la Comunidad de Madrid y que este año llega a su XXXV edición. El objetivo de esta asistencia es no sólo dar a conocer el trabajo que se realiza en el taller, sino también proporcionar a los usuarios una actividad en la que pueden desarrollar sus habilidades sociales.

Este taller, que lleva funcionando más de 20 años, cuenta en la actualidad con la participación de 16 personas, que han encontrado en la cerámica y en la confección de otros objetos artesanales una excelente terapia para expresar su creatividad, a la vez que se mantienen ocupados y se sienten útiles, según destaca el coordinador de los talleres del Centro, Ángel Campos.

Guiados por la monitora actual, Ainhoa Escudero, y por Antonio Benito, que puso en marcha el taller a finales de los 90 y que actualmente sigue colaborando como voluntario en las clases, esta actividad permite también a los usuarios trabajar aspectos como la puntualidad, el compromiso, el trabajo en equipo, la autoestima y las habilidades sociales.

Así lo muestra uno de los pacientes, Paco Mingo, que destaca orgulloso el fruto de sus trabajos y las habilidades que han ido adquiriendo a lo largo del tiempo para dar como resultado unos objetos llenos de arte y cariño.

En el taller se trabaja tanto la alfarería como la cerámica y se realizan distintos objetos, entre ellos, el famoso vaso campaniforme que ese encontró en Ciempozuelos en el año 1894 y que pertenece a la cerámica del periodo calcolítico, que se desarrolló unos 2.000 años antes de Cristo.

La Terapia Ocupacional juega un papel clave en el bienestar y la salud de las personas tanto con trastornos mentales como las que tienen discapacidad intelectual. A través del trabajo, explican los responsables de los talleres, se procura suscitar su interés, valorar sus cualidades, formar un ambiente más comunicativo y adiestrar la mente de los usuarios del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos para fortalecer sus aptitudes de utilidad social.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*