Pozuelo de Alarcón rinde homenaje a Miguel Ángel Blanco dedicándole una plaza en el centro del municipio

La celebración ha coincidido con el día en el que Blanco, concejal vasco asesinado por ETA, hubiese cumplido 48 años

Susana Pérez Quislant y Mari Mar Blanco

Pozuelo de Alarcón ha rendido hoy homenaje a Miguel Ángel Blanco dedicándole una plaza en el centro del municipio. La alcaldesa del municipio, Susana Pérez Quislant, y la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco y de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, han presidido esta mañana el acto de presentación de esta nueva plaza dedicada al concejal vasco asesinado por ETA, en julio de 1997.

Durante el acto, que ha coincidido con el día en el que Blanco hubiese cumplido 48 años, la alcaldesa ha destacado que el asesinato de Miguel Ángel se convirtió en un auténtico revulsivo para la sociedad española en la lucha contra el terrorismo. “Quizá fue la primera vez en la historia de España, desde la Transición, que los españoles salvamos nuestras diferencias para dar respuesta conjunta, sin fisuras, de rechazo al terrorismo”, ha señalado Pérez Quislant.

La primer edil ha concluido su intervención señalando “es un honor para nosotros que en el callejero de Pozuelo el nombre de Miguel Ángel aparezca en esta plaza”. Asimismo, la presidenta de la fundación y hermana del concejal, Mari Mar Blanco, ha expresado su agradecimiento al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón por este gesto que nunca olvidarán ni ella ni su familia y que “ha sido un magnífico regalo para mi hermano en el día de su cumpleaños y que permitirá recordarle para siempre como un héroe de la democracia y un símbolo de la libertad”.

Tras las palabras, ambas han procedido a descubrir la placa urbana con la que se identifica esta nueva plaza que recordará siempre a este joven que, como tantos otros, dio su vida por defender las libertades y se ha convertido en un símbolo de nuestra democracia. La Unión Musical de Pozuelo ha puesto el colofón a este acto de presentación y tras su actuación, la alcaldesa le ha hecho entrega de una placa conmemorativa a Mari Mar Blanco.

Esta nueva denominación fue aprobada en el último pleno municipal a propuesta del grupo municipal popular. De la misma manera, se aprobó también el nombramiento de dos nuevas calles del municipio con el nombre de Estados Unidos de América -en el caso de la vía que va por la antigua M-508, desde su linde con Aravaca hasta la rotonda de la M-503- y Benedicto XVI -el tramo que une el Paseo de la Concepción y el aparcamiento de Prados de Torrejón-.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*