Boadilla refuerza el dispositivo contra incendios forestales

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha reforzado su dispositivo de prevención de incendios forestales en esta época del año, considerada de Alto Riesgo, para prestar apoyo a los efectivos que la Comunidad de Madrid destina a la prevención y extinción de los mismos.

Entre los meses de mayo y octubre, el Consistorio aporta cinco personas para trabajos de vigilancia en el monte, con un horario de 8 de la mañana a 10 de la noche de lunes a domingo. Durante los meses no considerados de alto riesgo, este personal realiza labores preventivas de limpieza y desbroce.

Desde principios de junio se encuentra instalado en la finca de La Milagrosa el retén forestal de la Comunidad integrado por 12 efectivos a los que se suman dos más que permanecen de guardia durante la noche. El retén realiza sus labores de vigilancia desde la torreta instalada en el monte y es relevado por el personal municipal en las horas en las que se encuentra en la base. Durante el resto del año realizan tareas preventivas de limpieza del monte, cortafuegos y mantenimiento de las fajas de seguridad. También forman parte del dispositivo contra incendios Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil.

Además de los medios humanos, desde la Concejalía de Medio Ambiente se aportan dos vehículos para vigilancia y Protección Civil dispone de  un Vehículo de Primera Intervención que actúa de forma inmediata, con una capacidad para 1.200 litros de agua y el material necesario para hacer frente a cualquier tipo de incendio además de poder actuar también en caso de inundaciones. Igualmente hay un vehículo de pronto ataque más pequeño, dependiente de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

El retén forestal de la Comunidad de Madrid, por su parte,  dispone de un vehículo de transporte y otro con bomba forestal ligera con depósito de 400 litros además de aportar, en caso de necesidad, hidroaviones, helicópteros con cubas y vehículos todo terreno.

Además de las tareas preventivas que se desarrollan a lo largo del año, el Ayuntamiento cuenta con un Protocolo de Coordinación de Actuaciones ante incendios forestales en el que se detalla el procedimiento a seguir y las normas de organización y coordinación entre todos los medios humanos y materiales disponibles en caso de producirse un incendio.

El Protocolo de Coordinación ofrece también recomendaciones generales a todos los ciudadanos para evitar los incendios forestales entre las que destacan:  apagar bien las cerillas y cigarrillos y no tirarlos desde el vehículo; no dejar en el bosque botellas y objetos de cristal; y encender fuego solo en lugares autorizados apagándolo completamente antes de marcharse. En caso de estar cerca de un incendio, alejarse por las zonas laterales más desprovistas de vegetación; salir siempre en sentido contrario a la dirección del viento; no dirigirse a barrancos u hondonadas ni intentar escapar ladera arriba si el fuego asciende por ella.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*