Buscando a Dory

Por Miguel Pina
Cine y Críticas Marcianas

¡Festival de imagen, sonido y mundo Disney! Espectacular comunión que la querida factoría de los sueños ha logrado con la productora Pixar. Pocas uniones en el cine han sido tan fructíferas. En pocas palabras, una suma del mejor talento puesto a disposición del espectador, para dar paso a la secuela de ‘Buscando a Nemo’ obra maestra indiscutible, que marcó una nueva manera de hacer cine animado realmente para todos los públicos. Y además sale bien parada de tal apuesta. ¡Enhorabuena! El cine de animación sigue vivo.

La historia: Una vez encontrado Nemo y reunido con su padre, ahora es la entrañable Dory, la que un un momento de lucidez y a pesar de sus graves problemas de memoria, recuerda que es ella la que está extraviada de sus padres y a la inversa que en la primera parte con Nemo, esta vez es la hija la que intenta por todos los medios encontrarles a ellos. Contará con la inestimable ayuda del experto Nemo y de su querido padre. Los amigos marinos se unirán de nuevo para intentar dar con el paradero de los padres de la simpática y olvidadiza Dory. Aventuras en el mar.

Pero la pregunta inicial es la siguiente ¿Era necesario hacer una secuela de una película tan buena? ¿Tendría sentido hacer una segunda parte de ‘Casablanca’, ‘Centauros del desierto’ o ‘Blancanieves’? Más preguntas que respuestas, cada uno tendrá su propia opinión y todas serán válidas. El caso es que el plato esta servido, bien condimentando y dejará las arcas de la compañía a rebosar. Evidentemente y reconociendo el talento de la producción, el factor sorpresa que supuso ‘Buscando a Nemo’ ya esta diluido, por lo tanto buena secuela, pero algo previsible. Nuevas Nemo-aventuras…

Premiere
Imagen de la premiere mundial y alfombra azul de Finding Dory en El Capitán Theatre de Hollywood en Los Angeles.

En esta ocasión el mensaje de la cinta es inverso al de su antecesora, si entonces la idea era hacernos ver el amor paterno y su sacrificio hacia los hijos, en esta nueva propuesta y dando el único giro que se podía esperar; de lo que se trata, es de resaltar el amor incondicional de los buenos hijos hacia los padres. Dory y su incansable búsqueda a través de los océanos, representa además, la identificación con unas costumbres, unos lugares y una forma de vivir con las personas que te dieron la vida, te criaron y te enseñaron a dar los primeros pasos de la vida, tanto físicamente como en en el plano intelectual.

Además, es un nuevo canto a la amistad en la que la reciprocidad de Nemo y su padre, no sólo se divisa como un agradecimiento a los servicios prestados por Dory, sino que surge de forma natural ante el extravío súbito de la familia de su amiga y los sentimientos empáticos que este suceso desencadenará en los muy entrañables personajes.

El humor y la memoria de pez de Dory, nunca mejor dicho, es la argumentación por donde se mueven las aguas de la cinta. La perseverancia y el esfuerzo, son otros de los valores que nos acompañan; resultando la película conservadora y continuista con la primera parte; se siente el temor del director a no salirse de un plano que ya triunfó y no quiere arriesgar con salidas de tono. Juega a continuar un clásico con más clasicismo, es decir a asegurar el buen resultado y cierto es que consigue su propósito de manera acertada.

Buscando a Dory 3

Técnicamente y de la mano de la productora Pixar, ‘Buscando a Dory’ es sobresaliente. La animación CGI es espectacular, nos sumergimos en una pecera de luz y color inolvidable. Realmente encontramos un hiperrealismo en estado puro. En la parte final, cuando entran los humanos en acción (sobre todo en las escenas de persecuciones de vehículos) confundimos animación con filmación real, verdaderamente maravilloso este cine con un esmerado diseño digital.

La música es una seña de identidad de Disney y aunque en esta ocasión no nos encontramos con números musicales, la banda sonora es bastante acertada. Habría que incluir en este apartado un guiño evocador al maestro Louis Armstrong, así como unos títulos de crédito bellamente diseñados y con sorpresa final. Habrá que esperar casi a que la sala este vacía para una última pequeña sorpresa al final de dichos títulos, es bueno saberlo porque la mayoría abandonará el recinto sin visionar ese epílogo final, que es un guiño evidente a los que gustamos de ver los títulos de crédito hasta su finalización.

En conclusión, apuesta segura de Disney, sin salirse apenas del guión, personajes bien construidos y bien diseñados, con el pero de lo no asunción de riesgos, que por otra parte es una señal de respeto hacia la obra primaria. El público adulto decidirá en la parte que le toca si fue un acierto sacar de nuevo a navegar a estos entrañables pececillos. Los niños disfrutarán sin dudarlo con estas nuevas aventuras. Ambos públicos y sin entrar en comparaciones con la primera parte, disfrutarán en general con la nueva propuesta de Disney para esta temporada.

Nota: 8/10.

Titulo original: Finding Dory.
Nacionalidad: EEUU.
Duración: 95 minutos.
Estreno Estados Unidos: 17 de Junio.
Estreno España: 22 de Junio.
Estreno Hispanoamérica: Junio y Julio 2016.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*