El PSOE de Pozuelo lleva a la fiscalía adjudicaciones del concejal Pablo Rivas

Ángel González Bascuñana, portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Pozuelo

“Como es conocido hace poco más de un mes el concejal del Ayuntamiento de Pozuelo dimitió sin que el equipo gobierno justificara dicha dimisión. Este ya exconcejal, que también fue secretario general del PP de Pozuelo, ha desempeñado diferentes funciones en el Ayuntamiento: concejal de mujer, juventud y nuevas tecnologías y modernización de la ciudad”, recuerda el Grupo Municipal Socialista en un comunicado en el que informa de que tras recabar facturas de distintas empresas y analizar las relaciones entre ellas, sus gestores, fechas de creación de las mismas y domicilios fiscales ha observado por un lado la relación familiar directa de los propietarios de diferentes adjudicatarias con el propio concejal, la concesión de diferentes contratos de compra de software que  nunca ha llegado a funcionar así como otras irregularidades que ha remitido a la fiscalía.

Para el portavoz de los socialistas, Ángel G. Bascuñana “Las adjudicaciones a las empresas Fraboli First SL y Vielmur Gestión Empresarial SL tienen que ser revisadas directamente por la Justicia, pues presuntamente hay vinculaciones familiares directas entre el dueño de las empresas adjudicatarias y el propio concejal. Y fueron más de 400.000 € los adjudicados directamente por Pablo Rivas a estas empresas.”

Bascuñana señala además que “tenemos razones para pensar que este concejal no dimitió, sino que fue cesado y hoy, una vez presentada toda la información de la que disponemos, le planteamos al PP que haga una Comisión de Investigación que aclare todo esto y denuncie este caso y se persone en caso de que la fiscalía abra diligencias. El PP tiene una mancha en Pozuelo que ensucia el nombre de la ciudad y si quiere limpiarla tiene que practicar tolerancia cero con cualquier nuevo caso”.

Por otro lado Bascuñana señala que en la gestión del exconcejal “Hay sombras durante todo mandato. Desde el primer día al último: Los contratos con las empresas mencionadas que ascienden a más de 400.000 €, la compra de software asociada al Plan E por más de un millón de euros  en la que la mayor parte del software comprado nunca funcionó, problemas con la gestión del centro de empresas y también problemas incluso con su gestión del personal con largos periodos de baja de parte del personal adscrito a sus concejalías e informes de empresas externas reconociendo que existía acoso laboral.”

Bascuñana añade “Estas cosas las tiene que ver un juez. Era voz populi en los pasillos del Ayuntamiento y nosotros cumplimos con nuestra responsabilidad de control y vigilancia del gobierno, pero también la alcaldesa tiene que tomar todas las medidas necesarias para que si se confirma que ha habido adjudicaciones irregulares el Ayuntamiento recupere el dinero y no se ponga en duda el buen nombre de nuestra ciudad”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*