Finca La Colina de Vinos Sanz gana tres medallas en los campeonatos mundiales de Londres, Bruselas y Sauvignon

Los monovarietales Finca La Colina de Vinos Sanz consolidan los vinos blancos españoles entre los mejores del mundo. Esta primavera la bodega decana de la Denominación de Origen Rueda ha ganado medalla en los tres certámenes vitivinícolas de referencia mundial. Su variedad Finca La Colina Sauvignon Blanc, Bronce en los Decanter World Wine Awards (DWWA) y Plata en el Concours Mondial du Sauvignon. A su vez, Finca La Colina Verdejo Cien x Cien, Plata en el Concours Mondial de Bruxelles, además de mención en los DWWA.

En 2016 Finca La Colina es de las pocas etiquetas con medalla en los tres grandes concursos internacionales, de los que acumula un total de 21 metales entre 2010 y 2016. “Esto no es una cuestión de suerte”, subraya Ana Carbajo, Directora Comercial de Vinos Sanz. “Expertos de muchos países han valorado el trabajo que hay detrás de nuestros vinos”, añade. Durante los últimos seis años se añaden a los mencionados otros premios nacionales e internacionales, como Bacchus de Oro, Gran Zarcillo de Oro, Zarcillo de Oro y la Medalla de Oro de Mundus Vini.

Por otra parte, Finca La Colina Sauvignon Blanc sube de 91 a 93 puntos en la Guía Peñín 2016. De nuevo forma parte del exclusivo club de ‘los mejores vinos de España’, aquellos que el ilustre catálogo sitúa entre 93 y 100 puntos. Finca La Colina Verdejo Cien x Cien vuelve a rozar el Olimpo, al mantener los 91 de 2015. “Cada cosecha es diferente y la materia prima no siempre te permite superarte”, comenta Ana Carbajo. “Por encima de las medallas, nuestro principal premio es la regularidad”, añade.

Su Bronce en los DWWA 2016 “consagra definitivamente” al Finca La Colina Sauvignon Blanc en el mercado internacional, tras haber ganado sendas Medallas de Oro en Sauvignon y Bruselas en 2015. “A pesar de ser muy valorado en el Mundial de Sauvignon desde el primer año, el Decanter se le resistía”, reconoce Ana Carbajo. “La uva Sauvignon Blanc se da en muchos países y presenta diferentes matices en cada región”, explica. Aunque este año la Medalla de Plata refuerza su prestigio en Sauvignon, el Bronce del Decanter “es un reconocimiento a su singularidad”. Finca La Colina Cien x Cien Verdejo renueva su Plata en el Mundial de Bruselas.

Velouria 2

Los Mundiales del Vino

Finca La Colina ha competido con vinos de los cinco continentes entre los tres grandes certámenes. Más de 16.000 muestras internacionales han participado en los DWWA 2016, la mayor competición mundial del sector. Entre sus 244 jueces destacan 69 maestros internacionales del vino, además de sumilleres, expertos regionales y periodistas. Las catas ciegas de su semana de degustación tuvieron lugar del 25 al 29 de abril en Tobacco Dock, East London. Su lista completa de resultados se publica el 6 de junio en Decanter.com.

A su vez, más de 9.000 variedades de 46 países participaron en la vigésimo tercera edición del Concours Mondial de Bruxelles, del 29 de abril al 1 de mayo en la ciudad búlgara de Plovdiv. 320 jueces eligieron los ganadores del primer certamen que establece un control a posteriori de los vinos premiados, con objeto de garantizar la legitimidad de sus resultados. Por otra parte, del 4 al 5 de marzo la región vallisoletana de Rueda acogió la séptima edición del Concours Mondial du Sauvignon. 74 jueces de 23 países cataron cerca de 900 muestras internacionales.

“Cada cosecha implica el nuevo reto de mantener o superar el anterior nivel de calidad”, recuerda Ana Carbajo. “Para que nuestros vinos mantengan su marcada personalidad y un estilo propio, es fundamental continuar una misma línea de elaboración”, añade. “Los premios nacionales e internacionales no sólo recompensan los meses de trabajo de cada añada, sino que también avalan la regularidad de una trayectoria”, concluye.

Las uvas Verdejo y Sauvignon Blanc de los monovarietales Finca La Colina se obtienen de las cepas más antiguas de los centenarios viñedos de Vinos Sanz. Tanto el Verdejo Cien x Cien como el Sauvignon Blanc “son de gran complejidad, elegancia y expresividad”, subraya Ana Carbajo. Cuidado exhaustivo, rigurosa selección y producciones bajas y controladas caracterizan su elaboración. “Una verdadera joya dentro de una botella”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*