Mi amigo el gigante (THE BGF)

Cine de autor, Steven Spielberg vuelve a ser un niño y saca lo mejor de sí mismo, impartiendo una magistral lección con el mejor aroma del cine clásico de todos los tiempos. Grandísima obra que, sin embargo, en tiempo de superhéroes y de determinado cine basura, me temo que no tendrá toda la repercusión que debería obtener. En otra época hablaríamos del nacimiento de un clásico para la historia, hoy en día ese honor está reservado para superproducciones que son puro artificio del tipo Spiderman 12 o Batman 28, es decir secuelas de las precuelas o todo lo contrario, yo me perdí en X-Men 17…

Mi amigo el Gigante__Mi amigo el Gigante – La historia: Erase una vez una niña que vivía en un orfanato de Londres, una noche al mirar por la ventana observa cómo un gigante camina por la ciudad. Al verse sorprendido, el extraño ser secuestra a la niña y la lleva consigo hasta el país de los gigantes. Allí entablan una entrañable amistad cuando la niña se percata de que en realidad es un gigante bonachón y un incomprendido entre sus compañeros. Correrán grandes aventuras y conseguirán implicar hasta a la reina de Inglaterra en un plan para salvar a los niños de los malvados gigantes.

La cinta está basada en el libro ‘El gran gigante bonachón’, del exitoso escritor británico Roald Dahl, uno de los magos de la literatura infantil y juvenil (Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate, Las brujas). Esta vez Spielberg vuelve a contar con Melissa Mathison, la guionista de ‘E.T el extraterrestre’, para adaptar el guión de la obra original. Y de nuevo los aires de aquella mítica película vuelven a aparecer en escena, con el rol de niña conoce a “monstruo” y entablan amistad, género dentro del género infantil que tan buenos resultados artísticos viene cosechando en las últimas décadas. Dulce despedida de Melissa Mathison.

Mi amigo el gigante

El formato de cuento en que está narrado ‘Mi amigo el gigante’ hace que sea una obra universal, que hubiera tenido validez hace cincuenta años y la tendrá dentro de otros cincuenta años más. De ahí que me permita comentar lo intemporal y el clasicismo de esta historia, en definitiva lo que más le gusta a un niño es un cuento al final de su jornada, por lo tanto aquel que haya leído el libro o visto la película tendrá una bonita historia para contar o para soñar con ella.

Y de sueños literalmente es de lo que trata la propuesta, no obstante el gigante dedica su vida a ser un cazador de los mismos. El árbol de los sueños es el lugar onírico donde los captura y luego los sopla a los habitantes de la ciudad, las pesadillas las reserva para momentos de urgencia. Todos tenemos sueños, algunos ya están rotos, otros vendrán a buscarnos, él llama a esto la obra de su vida, su legado.

Y cómo no, otra de las temáticas tratadas es la amistad, uno de los mayores misterios por resolver de la mente humana. Amigos intergeneracionales, amigos interesados, amigos desinteresados, amigos en lo bueno, amigos en lo malo son las distintas cargas de profundidad que podemos destacar haciendo una segunda lectura de la historia. Siendo este concepto de la amistad una de las motivaciones más destacadas en la filmografía de Steven Spielberg.

Mi amigo el gigante 2

Mark Rylance, ganador del Oscar de la Academia de Hollywood este mismo año por su excelente papel en ‘El puente de los espías’, también de Spielberg, es el encargado de dar vida al gigante bonachón. Sin duda uno de los descubrimientos del año, el actor muestra su registro más entrañable con la dificultad añadida de que tiene que realizar su trabajo interactuando con las imágenes diseñadas por ordenador. En el encuentro que tiene con la reina de Inglaterra despliega todos sus matices interpretativos con gran acierto, por cierto pequeñísimo pero agradable papel de Rebeca Hall como ayudante de la Reina.

Mención especial aparte merece el debut de la niña británica Ruby Barnhill en el papel de Sofía, todo un prodigio a sus once años tratando de tú a tú a actores con una carrera ya consagrada. Lo cierto es que la naturalidad de los niños en pantalla hace que al final se muestren tal y como son, y la señorita Ruby tiene todo para triunfar en el cine, de hecho con su papel ya lo ha conseguido. Los efectos visuales mediante técnicas CGI son magníficos, aunque eso era de esperar. La música a cargo de Jhon Williams una autentica sinfonía, banda sonora para adquirir casi de urgencia.

Sin embargo la pieza musical final para cerrar la producción se muestra algo tenebrosa y desacertada al igual que los títulos de crédito de cierre: secos, fríos y asépticos dejando cierta sensación agridulce que no concuerdan con el resto de la cinta, que siempre va de menos a más. En todo caso estaríamos hablando de un mal marco para un estupendo lienzo. Mi conclusión final me lleva a pensar que estamos ante el mejor Spielberg, en una vuelta a sus orígenes buscando la magia en el cine. Quizás en otra época esta película hubiera embelesado a los grandes públicos, hoy en día me temo que irónicamente pasará a ser cine relativamente minoritario, estando diseñada para todo lo contrario. Hoy por hoy el cine clásico, absurdamente, está en las antípodas de la demanda del espectador relativamente joven, que es el que más acude a las salas según las estadísticas. En cualquier caso una gran adaptación literaria, con el sello idealista marca de la casa. Nota: 9/10.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Steven Spielberg.
Reparto: Mark Rylance, Ruby Barnhill, Rebeca Hall, Penelope Wilton.
Música: Jhon Williams.
Fotografía: Janusz Kaminski.
Guión adaptado: Melissa Mathisson.
Estreno EEUU: 1/7/2016.
Estreno España: 8/7/2016.
Próximamente más estrenos internacionales.

4 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*