Campaña de la Comunidad de Madrid para evitar el abandono de bebés

La Comunidad ha lanzado una nueva campaña para evitar el abandono de bebés y asesorar y apoyar a las mujeres que, por distintas circunstancias, decidan renunciar al cuidado de sus hijos. La campaña, que se llevará a cabo en estaciones de Metro, ayuntamientos de la región, centros de salud, Centros de Participación e Integración de Inmigrantes (CEPI) y centros maternales, va dirigida fundamentalmente a mujeres en riesgo social.

La viceconsejera de Políticas Sociales y Familia, Belén Prado, ha presentado ayer en la Residencia de Primera Acogida ‘Isabel Clara Eugenia’ la campaña “Antes de abandonarme, haz una llamada”, cuyo objetivo es sensibilizar a las madres en dificultades para que no cometan el error de abandonar a sus hijos en la calle. “Si deciden renunciar al cuidado de sus hijos –explicó Prado— pueden hacerlo de una forma responsable y con las máximas garantías jurídicas y de seguridad, tanto para ellas como para los menores”.

La mejor forma de entregar a un bebé para su adopción es en el hospital en el momento de dar a luz, a través del trabajador social del centro. Si la decisión de entregar al bebé se adoptara posteriormente, es suficiente con una llamada (gratuita y totalmente confidencial) al 012 o al 112. En ese caso, un equipo de atención especializada de la Unidad de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid, disponible las 24 horas del día y los 365 días del año, se desplaza de manera inmediata al lugar exacto que la mujer indique para entregar a su bebé en adopción.

Nada más producirse la entrega del pequeño, los profesionales de Emergencia Social trasladan al bebé a un centro hospitalario para que un equipo médico supervise su estado de salud e inmediatamente se activa el Programa de Acogimiento de Urgencia que cuenta con familias disponibles para hacerse cargo de un pequeño en una situación de emergencia.

Campaña contra abandono bebés

Alternativa segura, anónima y responsable

Belén Prado ha destacado que este servicio del Gobierno regional supone “una alternativa segura, anónima y responsable para aquellas madres que opten por renunciar al cuidado de sus hijos y no sepan qué hacer para ello”. “La entrega del bebé no tendrá perjuicios legales o administrativos para la mujer”, ha añadido.

Asimismo, la viceconsejera ha reiterado que la adopción supone para estos niños la posibilidad de criarse y educarse en una familia que previamente ha pasado por un proceso de formación y valoración para asegurar las mejores condiciones posibles de cara a la llegada del hijo adoptivo. En lo que llevamos de año, se han llevado a cabo 20 adopciones en la región, de las que cuatro han sido adopciones de necesidades especiales (menores con discapacidad o enfermedad crónica).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*