La gestión de BiciMAD por la EMT, garantía de viabilidad de un servicio estratégico para la sostenibilidad en Madrid

Según EQUO

EQUO Madrid considera que el acuerdo de cesión del contrato del servicio de bicicletas públicas de Madrid (BiciMAD) a la EMT, anunciado hoy por nuestra delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, “garantiza la viabilidad de un servicio esencial y estratégico para Madrid”.

El gobierno de Ahora Madrid, del que EQUO Madrid forma parte, ha decidido asumir directamente la gestión de BiciMAD , actualmente en manos de Bonopark, empresa a la que la anterior corporación del PP adjudicó el servicio y que en 2015 solicitó el rescate, alegando graves pérdidas económicas.

La mala situación financiera de BiciMAD, por las pésimas condiciones del contrato diseñado por el anterior Gobierno de Ana Botella, y otros factores como el vandalismo y el robo de bicicletas, han deteriorado un servicio que, desde su puesta en marcha en junio de 2014, había experimentado un incremento constante, tanto en usuarios como en abonados, pero cuya continuidad estaba seriamente amenazada.

A partir de ahora será la EMT, compañía pública de probada solvencia y proveedor de servicios de transporte indispensables para la ciudad de Madrid, la que se encargará del mantenimiento de los más de 2.000 vehículos de dos ruedas, 4.128 anclajes y 165 estaciones de la red, sin que esto signifique un incremento de tarifas.

“El objetivo es garantizar la viabilid1ad del servicio y resolver las deficiencias en un corto periodo de tiempo”, según ha explicado la coportavoz de Equo Madrid, Inés Sabanés, quien ha incidido en que “el uso extendido de la bicicleta es fundamental para cambiar el modelo de ciudad que imaginamos y por el que estamos trabajando”.

Equo Madrid considera que esta medida “es fundamental para evitar la desaparición d un servicio estratégico para lograr el cambio de modelo de ciudad y el cumplimiento de los retos de lucha contra el cambio climático y la calidad del aire establecidos por la Unión Europea”.

La municipalización de BiciMAD se suma a la reciente de la Funeraria municipal y demuestra el compromiso del equipo de Gobierno de Ahora Madrid por recuperar el control de la gestión de servicios esenciales para la ciudadanía.

La EMT asume la gestión de BiciMAD

El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha decidido un cambio en el modelo de gestión del servicio de bicicleta pública de la ciudad, BiciMAD. Para hacerlo posible, la EMT y la actual concesionaria, Bonopark, S.L., han acordado la cesión del contrato de este servicio. Por su parte, la concesionaria seguirá participando como proveedor tecnológico de la EMT de un sistema de bicicleta pública eléctrica único en el mundo.

En el acuerdo se ha cuantificado los activos no amortizados del sistema que pasaran a manos de EMT: hardware y software, bicicletas, maquinaria y equipos técnicos, construcciones, mobiliario y existencias, siendo el valor de todo ello de 10.500.000 €. Con esta cifra, Bonopark S.L. renuncia a la solicitud de reequilibrio económico registrada en octubre de 2016, que quedará sin efecto a la firma del acuerdo de cesión.

Inmediatamente y tras la firma del acuerdo, el inventario de BiciMAD pasará en su totalidad a la empresa municipal, propiedad del Ayuntamiento de Madrid, así como una licencia de uso indefinido de las patentes propiedad de Bonopark S.L.

El contrato que hoy se cede, cifra en 4,000 el límite de bicicletas públicas para Madrid. Desde hoy se estudiará la posibilidad de realizar ampliaciones, de acuerdo a las estrategias del Ayuntamiento de Madrid, para mejorar la movilidad sostenible en la ciudad. EMT emprenderá los estudios para localizar las siguientes ampliaciones de biciMAD de acuerdo con las Juntas Municipales de Distrito.

Buscando la mejor solución

En octubre de 2015, la adjudicataria actual de este contrato solicitó el reequilibrio económico de la concesión, argumentando por su parte pérdidas económicas generadas por robos y vandalismo. Tras un exhaustivo análisis realizado por los servicios técnicos municipales sobre el funcionamiento del servicio, y teniendo en cuenta la excelente acogida del mismo por parte de la ciudadanía madrileña y también visitantes, y el papel estratégico de la bicicleta en la movilidad sostenible de la ciudad, el Ayuntamiento ha decidido impulsar este cambio de modelo.

Durante estos meses de trabajo de auditoría, técnica y económica, se han podido comprobar determinadas deficiencias, reiteradamente denunciadas por los usuarios y de los que el gobierno municipal era y es plenamente consciente: indisponibilidad de bicicletas; mal funcionamiento de los anclajes y errores en la interconexión base-bicicleta; mejorable atención a los usuarios, y, en general, baja calidad del servicio ofrecido.

El estudio ha sido un profundo trabajo de todos los aspectos del servicio:   financiero y de recursos humanos, de calidad del producto ofrecido y de la tecnología empleada en la prestación del servicio. De esta forma, Bonopark y EMT han acordado una serie de mejoras a realizar por Bonopark en el sistema durante la fase de transición del contrato a EMT.

La EMT, pieza clave para la movilidad sostenible de Madrid

La EMT inicia hoy el proceso para la gestión de este servicio gracias a su papel clave como proveedor de servicios de movilidad indispensables para la ciudad de Madrid. Este cambio permitirá mejorar la gestión del sistema y el servicio prestado a los usuarios sin cambiar los precios ni el modelo de bicicleta pública que tanto éxito ha cosechado.

La Empresa Municipal de Transportes tiene la experiencia, la tecnología, el know-how, y los recursos técnicos y humanos para poder desarrollar la adecuada explotación de un sistema de bicicleta pública. Asimismo, tiene la capacidad añadida de integrar ese modo de transporte en el conjunto de la movilidad en superficie de Madrid.

El servicio  mejora, las tarifas se mantienen

De este modo y mediante la cesión del contrato, de mutuo acuerdo, entre las dos empresas mercantiles, se evita un parón en el servicio que habría perjudicado a los más de diez mil usuarios que lo utilizan diariamente. Esta operación no supondrá ningún cambio de tarifa para los usuarios, que continuará siendo de entre 15 y 25 euros el abono anual, y 0,50€ la primera media hora de utilización.

BiciMAD, el sistema de alquiler público de bicicletas de Madrid, comenzó su operación en junio de 2014. Tras la correspondiente licitación fue adjudicado a la empresa Bonopark S.L en noviembre de 2013, por un periodo de 12 años y un importe global de 25 millones de euros. Esta empresa añadió al contrato una mejora no incluida en los pliegos administrativos: bicicletas eléctricas, de modo que  se convirtió en el primer sistema de este tipo a nivel internacional y cuya elección ha demostrado ser un éxito para la capital y ha significado un punto de inflexión en la utilización de la bicicleta como medio de transporte en la capital.

En la actualidad, el servicio público de bicicletas madrileño cuenta 2.028 bicicletas a motor y 4.128 anclajes repartidos en 165 estaciones. Hay más de 60.000 abonados anuales que realizan unos 10.000 usos diarios (más de 300.000 al mes).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*