El aumento de senos es la cirugía estética más demandada por las mujeres de entre 20 y 45 años

Incrementar el tamaño de su busto es el sueño de millones de mujeres que desean que el espejo les devuelva una figura que consideran óptima para sí mismas desde el punto de vista estético y que buscan conseguir a la vez, gracias a ello, un mayor bienestar psicológico. De hecho desde hace años el aumento de senos es una de las cirugías estéticas más solicitadas por las mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 45 años, figurando entre los principales beneficios de esta operación quirúrgica la obtención de una mayor seguridad y la mejora de la autoestima, al lograrse una apariencia física más atractiva y ponerse fin a los complejos derivados de tener un pecho ‘plano’.

Es muy importante en este proceso, en todo caso, asesorarse correctamente, despejando todas las dudas que puedan surgir  para estar absolutamente segura del paso a dar y, sobre todo, elegir bien un profesional cualificado, serio y responsable, según resaltan desde Multiestética, que a este respecto dispone de un listado de doctores en Madrid y clínicas especializadas en las que trabajan a los que se puede acudir para recabar cuanta información se precise y, como paso final, realizar la intervención, consistente en aumentar el contorno y el volumen del pecho implantando prótesis mamarias que permiten mejorar el tamaño y la forma de los senos, de acuerdo con las necesidades concretas de cada mujer.

Las principales preguntas que suelen hacer las mujeres que desean son qué riesgos y qué efectos secundarios puede tener la operación. Ésta es una intervención quirúrgica y, en realidad, es sencilla, pero hay que ponerse en manos de profesionales de primer nivel,  especialistas en cirugía plástica con amplia experiencia, para garantizar que sea segura y se lleve a cabo sin complicaciones.

Hoy en día además, los métodos modernos que se utilizan en estas cirugías ofrecen postoperatorios cómodos a las pacientes. Asimismo, la tecnología para este tipo de intervenciones ha avanzado mucho en los últimos años, por lo que en la actualidad se cuenta con implantes mamarios seguros y de apariencia muy natural.

El principal tabú que se ha venido manejando, en cualquier caso, en relación con el aumento de senos es que las prótesis mamarias podían provocar cáncer, cuando está absolutamente descartado e incluso comprobado científicamente que los implantes no desencadenan este tipo de enfermedad y tampoco existe relación que haya podido confirmarse con enfermedades autoinmunes”.

Contrariamente además, diversos doctores explican que hay estudios que demuestran que las mujeres con prótesis mamarias tienen una menor probabilidad de desarrollar cáncer y no por las prótesis en sí sino por los exhaustivos chequeos médicos a las que son sometidas previamente a implantárselas, ya que solo pueden colocarse si las mamas están sanas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*