El club Tierra Trágame celebra el día del Día del Socio con actividades, comida y entrega de premios

El club Tierra Trágame, compuesto por corredores de montaña, pero también orientadores, esquiadores y senderistas celebró el pasado 27 de noviembre su tradicional Día del socio en el restaurante rural La Posada en la localidad serrana de Cercedilla.

Fue una jornada particular que combinó actividad montañera, comida, entrega de premios y sorteos de material deportivo. A las actividades y a la comida asistieron un centenar largo de los cuatrocientos socios con los que cuenta este club, acompañados de amigos e invitados. Muchos de los asistentes acudieron con sus hijos pues Tierra Trágame posee una sección infantil particularmente inquieta y activa.

La jornada comenzó en torno a las 9 de la mañana de manera diferente para cada socio pues dependía de la opción deportiva que hubiera elegido ese día: carrera, excursión, orientación con brújula o actividades infantiles.

Quienes optaron por la orientación tenían un recorrido sencillo de 4 kilómetros y 11 balizas y otro más difícil de 5 kilómetros y 16 balizas para encontrar en los alrededores de Cercedilla con la ayuda de un mapa y una brújula. Un sendero de fácil ascenso y una pista forestal fue el plato fuerte de la mañana de los más pequeños, quienes realizaron la actividad, disfrazados, como sus monitores, creando un ambiente de halloween tardío.

Los corredores de montaña, el núcleo duro del club, eligieron un circuito de 13 kilómetros de longitud por pistas, sendas y caminos técnicos durante el cual todos pisaron las primeras nieves con zapatillas de deporte. Para ellos su meta era beberse un caldo caliente en el restaurante de llegada.

Al mismo tiempo y bajo las mismas condiciones meteorológicas, pero a otro ritmo, senderistas abrieron apetito en un recorrido que les condujo al embalse de Navalmedio, la mina de las Cortes y regresaron por Camorritos.

A partir de las 2 de la tarde, el centenar de socios practicó la misma actividad de masticar los dos primeros y el postre y, en algunos casos, los menos al tratarse de deportistas que cuidan sus latidos, el café.

Enseguida llegó la entrega de premios que recompensó las victorias de quienes más veces se habían subido a podios en competiciones y habían contribuido a la divulgación del nombre del club. Asimismo, se recompensó con material deportivos a los primeros clasificados en el “Ranking de participaciones”, clasificación estrenada en 2016 y que recompensa a los socios que más compitieron y publicaron su participación en las redes sociales del club. El capítulo lo puso el sorteo de material deportivo, experiencias deportivas y, como colofón, un reloj SUUNTO para amantes de la montaña. El año próximo volverán a reunirse para correr, comer y algunas sorpresas suplementarias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*