Las empresas promotoras del deporte femenino podrán obtener deducciones de hasta un 90% de lo aportado

Carolina Marín

Se trata de los incentivos que se desprenden del programa ‘Universo Mujer’, del Consejo Superior de Deportes, que ha ejecutado un presupuesto de 1,4 millones de euros a través de 312 actuaciones en 53 federaciones deportivas españolas para promover la participación femenina. Las deportistas españolas lograron 9 medallas en los Juegos Olímpicos y otras 15 en los Juegos Paralímpicos celebrados en Río.

El despegue definitivo del deporte femenino en España se ha producido en 2016. Además de los notables éxitos protagonizados por nuestras deportistas en el principal acontecimiento del año que ahora termina, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos celebrados en Río de Janeiro, hay que sumar la ejecución de un presupuesto de 1.400.000 euros por parte de la Subdirección General de Mujer y Deporte.

Con el principal objetivo de fomentar e impulsar el papel del deporte femenino en distintos ámbitos, la Subdirección General de Mujer y Deporte ha aprobado en 2016 un total de 312 actuaciones en 53 federaciones deportivas españolas. Estas ayudas se han destinado a programas de formación universitaria, gestión deportiva de alto nivel, tecnificación, asistencia a congresos internacionales, así como ayudas sociales entre las que se incluyen aportaciones directas en concepto de maternidad a deportistas de alto nivel o de alto rendimiento.

El programa “Universo Mujer” del CSD ha sido declarado de “excepcional interés público” por el Gobierno, lo que supone que las empresas y entidades podrán obtener deducciones de hasta un 90% de las aportaciones realizadas que tengan por fin el apoyo, el fomento y la promoción del deporte femenino.

Ejemplo de ello ha sido la adhesión de la compañía eléctrica Iberdrola, que destinará 3,5 millones de euros en tres pilares concretos: la creación de la Liga de fútbol femenino, el programa “Mujer, energía y deporte” para ayudar a las federaciones españolas de triatlón, piragüismo, rugby, natación, gimnasia y bádminton, y, por último, el “tour” por toda España de embajadoras de la talla de Ona Carbonell, Carolina Marín, Jennifer Pareja y Sara Sorribes, como grandes prescriptoras de la enorme importancia del papel de la mujer no sólo en el ámbito del deporte sino en la sociedad.

Tal y como manifestó el pasado mes de julio el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo en el acto de la firma de adhesión de Iberdrola, “las mujeres deportistas son grandes referentes en valores como el esfuerzo, la cooperación, el compañerismo y el trabajo en equipo”.

En lo que se refiere a actuaciones de las mujeres deportistas españolas, 2016 ha tenido más que notables éxitos. En el mayor acontecimiento deportivo del año, los Juegos Olímpicos de Río contaron con la participación de 144 mujeres (46% de la delegación), que se llevaron un total de 9 medallas de un total de 17, igualando el mayor número de oros logrado hasta la fecha, en Barcelona ´92. Ruth Beitia, Carolina Marín, Maialen Chourraut y Mireia Belmonte han sido el relevo generacional de las judocas Miriam Blasco y Almudena Muñoz, de la regatista Theresa Zabell y de la selección de hockey sobre hierba.

Las platas de Río fueron para Eva Calvo en taekwondo y la selección de gimnasia rítmica formada por Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Elena López, Artemi Gavezou y Sandra Aguilar. Los metales de bronce los lograron Mireia Belmonte en natación y Lydia Valentín en halterofilia.

En los Juegos Paralímpicos, el papel de la mujer brilló con más fuerza si cabe: A pesar de que la cuarta parte de la expedición española estaba formada por mujeres, éstas lograron casi la mitad de las medallas (15 de un total de 31). Brilló con luz propia la natación, con 13 metales: Teresa Perales logró 4 (un oro y tres platas) y Sarai Gascón, 3. María Delgado y Nuria Marqués se trajeron a España, cada una, otras dos preseas. Ariadna Edo y Michelle Alonso, cada una, sumaron otro metal. El atletismo, con el oro de Elena Congost en maratón y el bronce de Izaskun Osés en 1.500, completan el total de las 15 medallas femeninas de los Juegos Paralímpicos de Río.

Campeonas del Mundo: lograron el título mundial las selecciones españolas de balonmano playa, de pádel por equipos y por parejas, la de hockey sobre patines y la de paraduatlon. Además, Ruth Beitia fue oro en la Diamond League de la IAFF; Laia Sanz ganó el título mundial en cross country y enduro, al igual que las parejas españolas de vela en 49er FX Berta Betanzos y Tamara Echegoyen; y en Vaurien, Alejandra Suárez y Patricia Suárez. María Luengas (salvamento y socorrismo); Eva María Moral y Raquel Domínguez (paraduatlon PT1 y PT3 respectivamente)

Campeonatos de Europa: las coronas continentales más destacadas se las han llevado Ruth Beitia (atletismo), Carolina Marín (bádminton) las #Leonas en rugby, Sandra Sánchez y la selección española en kárate (modalidad katas), Yolanda Matarranz (petanca), Nuria Villarrubla (piragüismo, slalom C1) y Marga Fullana en duatlón cross.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*