AVENIR muestra que la brecha salarial entre mujeres y hombres se hace cada año mayor e incide en una penalización en la empresa, por ser mujer

Si no se hace nada, 2186 será el año en que se cerraría la brecha salarial entre hombres y mujeres, dentro de unos 170 años

El salario de las mujeres españolas en 2014, fue de media, un 18,8% inferior a la retribución bruta de los hombres. Este dato incide en la reflexión que la mujer española se encuentra peor que en 2007, donde la brecha salarial era del 18,1%. España es el sexto país con mayor brecha salarial de género entre los 28 Estados miembros de la Unión, situándose por encima de la media de la zona euro (16,5% de desfase salarial) y de la UE (16,1%).

La realidad de la brecha salarial: las causas y sus consecuencias en Francia y en España han centrado este jueves día 9 de febrero el encuentro organizado por la ASOCIACIÓN DE AMISTAD HISPANO – FRANCESA MUJERES AVENIR y ha mostrado algunas de las más importantes injusticias sociales tanto en España como en Francia.

En palabras de María Luisa de Contes, Presidenta de la Asociación Mujeres Avenir “2186 será el año en que se cerraría la brecha salarial entre hombres y mujeres, dentro de 170 años según un reciente estudio del Foro Económico Social, y eso es así porque actualmente la diferencia de salarios entre hombres y mujeres alcanzó el 59%, si un hombre gana 1.000 euros, la mujer recibe por el mismo trabajo solo 590 euros

Según Geneviève Bel, Vicepresidenta CPME y Presidenta de «Entrepreneuriat au féminin» “las desigualdades entre hombres y mujeres en nuestras sociedades son una realidad que, a pesar de la legalidad vigente, sigue persistiendo hoy. Hay una clara discriminación salarial, existe un mayor número de mujeres entre quienes no perciben ningún ingreso o entre las pensiones más bajas.

Es evidente que estamos ante una realidad que requiere una transformación urgente, es inaceptable que la remuneración salarial de una trabajadora, comparada con la de un trabajador, implique que, solo por ser mujer trabaje días “gratis” al año”, concluye Geneviève Bel.

Para Rachel Silvera, Profesora de la Universidad Paris Nanterre “el menor salario de las mujeres es una costumbre en ambos países, y se debe a factores culturales alejados completamente de la sociedad actual”. Y añade “la mujer es maltratada económicamente hablando, necesita una revalorización del reconocimiento de su trabajo, no solo por la igualdad salarial, sino también para dar visibilidad a muchas mujeres trabajadoras que ahora la sociedad no valora“.

Para Cristina Antoñanzas, Vicesecretaria General de UGT, “la mujer no puede ser obra de mano barata, debemos combatir este fenómeno discriminatorio. Las medidas adoptadas en España frente a la crisis han perjudicado especialmente a las mujeres y ha provocado que, mientras que en la mayor parte de los países de la Unión Europea se ha reducido la brecha, en nuestro país ha crecido durante los últimos años”.

Si tomamos como referencia los datos más exhaustivos de la última Encuesta de Estructura Salarial del INE, la diferencia de los salarios medios brutos anuales entre hombres y mujeres se sitúa en un 23,25%, o lo que es lo mismo, las mujeres percibieron, de media, casi seis mil euros menos que los hombres. Es decir, en España las mujeres trabajamos gratis 85 días al año (casi tres meses)” concluye Cristina Antoñanzas.

Marisa Revilla Blanco, Profesora de la Universidad Complutense, indica que “la brecha salarial entre hombres y mujeres, se manifiesta ante nuestros ojos con datos elocuentes e implacables, una realidad que, a pesar de la legalidad vigente, sigue creciendo en nuestro país”.

“Una de las recomendaciones para luchar contra la brecha salarial es la defensa de los convenios colectivos, frente a la negociación individual. En una sociedad donde las estructuras de desigualdad actúan superponiéndose, nos encontramos con claras injusticias. Por cada dólar que gana un hombre blanco, las mujeres afroamericanas ganan solo 60 centavos, las nativas americanas, 59 y las latinoamericanas, 55 céntimos; esa es la realidad de nuestra sociedad” ha concluido Marisa Revilla Blanco.

Para Carina Cabezas, Presidenta de Sodexo Iberia, “la brecha salarial puede eliminarse en una empresa en tres años. Nosotros tomamos conciencia de nuestros errores y los encontramos en el número de excedencias y permisos que solicitaban nuestras profesionales. Hemos incorporado más de 130 medidas sociales en Sodexo, y aún tenemos un camino que recorrer, pero todas las empresas lo han de iniciar y eliminar entre todos la brecha salarial”.

Medidas para combatir la brecha salarial

Para combatir la brecha salarial, la Asociación Mujeres Avenir reclama que se aplique de verdad la Ley de Igualdad, que actúe la Inspección de Trabajo, que se actualice la negociación colectiva por sectores, que se implanten planes de igualdad de género en las empresas, y políticas de conciliación que ayuden a la mujer a permanecer en el mercado laboral y desarrollarse profesionalmente.

Pero también denuncia la Asociación Mujeres Avenir, que las medidas solo surtirán efecto si las instituciones, las empresas y la sociedad se convencen que no es posible avanzar firmemente si no afrontamos la realidad de la desigualdad de género, luchando contra todas sus manifestaciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*