Contigo denuncia que las políticas de vivienda del PP dejan a 400 familias del Montecillo a merced de un fondo buitre

Contigo por las Rozas exige a la Empresa Municipal de Gestión Urbanística y de Vivienda (EMGV) que no se desentienda de esta nueva presión que sufren los vecinos. Estos pisos fueron la primera promoción de viviendas con protección pública en el municipio que el PP convirtió en negocio adjudicando su construcción y gestión a la empresa privada FERROCARRIL Intermediación y Patrimonio S.A. Tras protagonizar esta empresa sucesivos aumentos de la renta en seis años y su posterior quiebra,  este parque de viviendas terminó en el fondo buitre BLACK STONE. Los vecinos, cuya antigüedad difiere en los pisos, acaban de conocer que se le aplicará el próximo mes de mayo el requisito de la compra tras los siete años de la promoción o por el contrario tendrán que firmar un nuevo contrato de alquiler con subidas progresivas de la renta.

El gobierno municipal del PP firmó en el 2006 un convenio con la Comunidad de Madrid para la construcción de las primeras 600 viviendas del municipio dentro del Plan Joven regional. Haciendo sonado su “buen Plan” para dar acceso a los jóvenes a la vivienda y facilitar su arraigo en el municipio, ofertó desde una constructora privada 400 viviendas en el Montecillo y 200 en la Marazuela. Seis años después, los vecinos tuvieron que organizarse para defender sus derechos. Denunciaron el aumento de la renta donde se incluía pago del IBI o una segunda plaza de garaje, por lo que pasó de los 515 € anunciados a 791,17 €. Además, con el estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica, los vecinos quedaron “atrapados” en una renta difícil de asumir ya que era más alta que los precios del mercado libre de vivienda. Hace dos años, tras la quiebra de la empresa FERROCARRIL, los pisos son adquiridos en beneficiosas condiciones por el fondo `buitre´ BLACK STONE y de nuevo continúan las acciones abusivas sobre los arrendatarios. La concejala de Contigo por las Rozas, Patricia García, declara que “queremos que el Ayuntamiento no se desentienda y que la EMGV proteja los intereses de los vecinos e interceda con la empresa. Es necesario que además consulte sobre la legalidad de la subida precios y revisar las clausulas del nuevo contrato  y asegurar que la empresa cumpla sus obligaciones arrendatarios”.

Contigo por las Rozas defiende la necesidad de que en las Rozas se hagan políticas de vivienda pública con alquileres sociales para los vecinos con más dificultades y rechaza el modelo de privatización de la vivienda protegida ha desarrollado el PP hasta la fecha.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*