El PSOE denuncia el fracaso del Plan de Vivienda Protegida para jóvenes del Gobierno municipal de Las Rozas

Viviendas de protección oficial - Imagen de archivo

El pasado 23 de marzo el Portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Las Rozas, Miguel Ángel Ferrero,volvió a reclamar al gobierno municipal (PP), en la Comisión de la Ciudad, una solución a la grave situación de 400 familias que serán expulsadas de sus viviendas, “por el fondo buitre en quien han terminado casi la mitad de las viviendas públicas de Las Rozas”, según Ferrero.

El grupo socialista pide explicaciones al gobierno por la inminente llegada de la fecha de compra (13 mayo fecha final) de las 400 viviendas de El Montecillo que se concedieron en el marco de arrendamiento con opción a compra con protección pública para jóvenes (VPPA-OCJ). Estas viviendas fueron gestionadas a través de la empresa FERROCARIL, y posteriormente fueron vendidas a la empresa BLACKSTONE “los famosos fondos Buitre”, al decir de los socialistas. Dicha empresa actúa a través de FIDERE, que es la que se encarga de la gestión de los activos de BLACKSTONE y de la elaboración y firma de los contratos de alquiler de las viviendas.

Miguel Ángel Ferrero reclamó una intervención del municipio en defensa de los intereses de los vecinos “a los que se les está arrinconando por una entidad sin escrúpulos, tal y como también pasó en el ayuntamiento de Madrid”.

El Grupo Socialista solicitó al gobierno que explicase por qué durante estos 7 años de calificación como vivienda protegida las empresas que se han hecho cargo de las reformas de desperfectos no se han ocupado de reparar la totalidad de los mismos dejando a las viviendas en un estado “casi de abandono” y realizando durante estos años unos trabajos de mantenimiento preventivo “muy escasos y poco efectivos”.

Además concurre el hecho de que en el próximo mes los inquilinos de las viviendas tienen opción de comprarlas a unos precios “absolutamente abusivos” y que según aseguró Miguel Ángel Ferrero este hecho se debe a “las políticas que han desposeído el sector público, llenando los bolsillos de los fondos buitres la titularidad de esas viviendas”. Estas políticas se basan en decretos que el PP y sus socios que los mantienen en vigor, vg. 11/2005 o 59/2013 entre otros, sostienen los socialistas.

“Desde el PSOE apoyamos políticas radicalmente distintas” asegura Miguel Ángel Ferrero y “vamos a presentar un plan de vivienda protegida con titularidad municipal” para que no suceda “lo que vamos a vivir en el próximo mes” cuando “los jóvenes tengan que salir de sus casas con un paño delante y otro detrás” al no poder hacer frente al pago de sus alquileres.

FIDERE solicita a través de burofax a los inquilinos de sus viviendas que paguen la cantidad de 889.31€ al mes durante este año por el alquiler de su vivienda de 55 m2, 1022.10€ el próximo año y 1174.71€ el siguiente o el pago de unos 220.000 euros por esos 55 m2, que en muchos casos no se encuentran en buenas condiciones.

Para el Portavoz socialista esta situación no hace más que evidenciar el “gran fracaso” que supone el Plan de Vivienda Protegida puesto en marcha en la Comunidad de Madrid con los sucesivos gobiernos del PP y que actualmente sostiene Ciudadanos dados los apoyos que presta al Grupo Popular. Un Plan que según Ferrero “machaca a los jóvenes y les despoja de cualquier oportunidad de independizarse”.

¡Sé el primero en comentar!

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


X