La Comunidad Valenciana, un destino en alza para realizar escapadas inolvidables

Río Cabriel, cerca de Cofrentes / Foto: By FoxR (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

Las provincias de Valencia y Alicante se están consolidando en los últimos años como grandes destinos turísticos con una identidad singular gracias a atractivos como la valenciana Semana Santa Marinera o la imponente Semana Santa de Alicante, asimismo de tradición marinera, con pasos y procesiones que figuran entre los más pintorescos de España, y que constituyen verdaderas alternativas al tradicional binomio turístico de sol y playa o al turismo cultural que representan Las Fallas, Las Hogueras y mascletàs o las Fiestas de Moros y Cristianos, aspectos éstos por los que esta zona de España es fundamentalmente conocida.

En estos días, de hecho, puede verse a miles de turistas extranjeros por el centro histórico de la capital valenciana y el casco antiguo de la ciudad alicantina, confirmando la Secretaría Autonómica de Turismo que la ocupación hotelera habrá alcanzado en la Comunidad Valenciana el 90% al término de esta Semana Santa, cifras que mejoran notablemente las registradas el pasado año.

A ello está contribuyendo en gran medida el benigno tiempo que está haciendo en estas fechas en la región, los buenos precios de su oferta hostelera y alojativa, y el muy rico abanico de ocio del que dispone.

Así por ejemplo, aunque siempre se identificará a Alicante y sus alrededores por sus mares y playas, no hay que olvidar que es la segunda provincia española más montañosa, por lo que se ha convertido en un destino muy popular entre los aficionados a la escalada y el senderismo, como también entre los excursionistas en general. Además, la provincia alicantina cuenta con poblaciones tradicionales de gran interés y belleza que conservan, pese al paso del tiempo y en cada caso, su particular sabor y solera, y no nos referimos precisamente a la extraordinaria comida mediterránea de la que a su vez se puede disfrutar en toda la Comunidad Valenciana.

La provincia de Valencia no se queda atrás como lugar de vacaciones o veraneo. Más allá de la amplísima oferta de actividades y sitios para ver que ofrece la capital, cuenta en su interior con poblaciones con mucho encanto, derivado éste principalmente de su vasto patrimonio histórico artístico, que merece la pena conocer a la par que descubrir una probablemente desconocida pero sorprendente naturaleza de la que gozan estas localidades.

Entre ellas se ha distinguido en estos días de Semana Santa el municipio de Ontinyent, cuyo Ayuntamiento acaba de anunciar que va a convertir la memoria histórica de la ciudad en producto turístico con la ayuda de la Diputación de Valencia, refiriéndose en concreto a la Casa Maians y los refugios antiaéreos del Regall y Tortosa i Delgado.

Similar camino seguirán otras poblaciones de la provincia. Así lo ha anunciado Pilar Moncho, diputada de Turismo, quien ha afirmado en relación al trabajo que en ese sentido se está realizando en cada municipio: “Apostamos por transformar los recursos que tenemos en las poblaciones en productos turísticos, siempre que se pueda, como es el caso de Ontinyent, donde se puede contar la historia real, algo que atrae a mucha gente de todas las edades interesada por conocer personalmente una etapa de la historia de nuestro país”.

Otro relevante factor juega además a favor de las autoridades turísticas valencianas: los servicios AVE Madrid-Alicante, que une ambas ciudades en solo dos horas, y AVE Madrid-Valencia, que conecta la capital española y la valenciana en apenas 1 hora y 40 minutos, lo que facilita enormemente acercarse a zonas de España tan llenas de atractivos que hacen que visitarlas en cualquier momento del año se convierta en escapadas de verdad inolvidables.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*