Cómo arreglarse de forma adecuada para una fiesta

Vestido de fiesta - Foto: Cynthia Lutes

Seda, tafeta, terciopelo, chifón, gasas o satén son las telas y tejidos más adecuados para los vestidos de fiesta de mujer porque aportan mucho glamour y elegancia. El material con el que la ropa se confecciona es uno los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de elegir la indumentaria para, en unión de detalles decorativos y adornos bien seleccionados, causar sensación en cualquier evento o celebración social a la que vayamos. En Bridesire podemos encontrar una amplísima variedad de vestidos de múltiples estilos, colores, tallas y diseños para una u otra ocasión. Inclusive los más especiales, como son los vestidos de novia.

Deben tenerse en consideración, en todo caso, las características de la fiesta a la que vamos a acudir para escoger correctamente nuestro vestuario y también nuestros accesorios. Por ejemplo, si se trata de una gala semiformal, el vestido más adecuado es el de cóctel y de tonos oscuros o semioscuros. Igualmente, en función del vestido a lucir utilizaremos un tipo u otro de joyas, bolsos o zapatos. En relación con estos últimos, siempre los de tacón alto son los más apropiados y si el tacón es de aguja, contribuirá a estilizar la figura, además de otorgar una mayor elegancia. En lo que se refiere a los bolsos, lo mejor es usarlos de mano y de pequeño tamaño. Desde luego, hay que desterrar las correas si el evento al que vamos a ir es nocturno.

También hemos de valorar el tiempo y lugar de la fiesta para escoger el atuendo más correcto ya que afectará igualmente al vestido a llevar, al calzado, la joyería, el peinado y hasta el maquillaje. Si el evento tiene lugar durante el día, la ropa a utilizar puede ser más informal, resultando más apropiado en esta oportunidad un vestido o falda corta, acompañada ésta de un top o blusa chic. Si la fiesta es de noche lo más acorde es un vestido largo, hasta el suelo, no debiendo nunca quedar la bastilla por encima de media pierna.

La mejor forma de destacar en toda celebración, no obstante, es ir vestida de acuerdo con el propio estilo personal eligiendo las prendas que mejor se adapten a nuestra personalidad pero que no desentonen con el ambiente de la fiesta. En cuanto a las joyas a lucir, podemos escogerse entre algo clásico y discreto, con lo que siempre acertaremos, u optar, en los ámbitos nocturnos, por joyería audaz y hasta ostentosa, pero midiendo bien que no sea exagerada porque entonces nos arriesgamos a ofrecer un aspecto vulgar.

Combinar adecuadamente con el vestido y accesorios nuestro peinado y maquillaje es asimismo fundamental para causar buena impresión y estar a la altura de cualquier acontecimiento social. En lo que respecta al cabello, no importa tanto el estilo que elijamos sino que esté limpio, con lo que se verá más fresco y flexible, y que tenga un olor agradable. Cuidando que así sea, nuestro peinado puede ser sencillo, manteniendo por ejemplo el pelo liso o rizado mediante ondas sueltas o bucles. También podemos recogernos el pelo con moños o trenzas tipo diadema. Los recogidos son muy elegantes para las fiestas de noche y las de gala.

Nuestro aspecto festivo se completará con un buen maquillaje y, como ocurre con el resto de aspectos a tener en cuenta al arreglarnos para un evento, los colores y estilo a seguir a la hora de maquillarnos dependera del tipo de fiesta a la que asistamos. Si se trata de un acto diurno y al aire libre, deberemos presentar un look suave, de colores tenues, y si la fiesta es nocturna y glamourosa, nuestro maquillaje ha de ser muy fino y nada recargado, de colores sobrios, pues condicionará nuestro toque e imagen elegante que sin duda pretenderemos ofrecer.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*