Cómo saber si mis datos o los de mi empresa están en listados de morosos y qué hacer para borrarlos

Tanto los impagos como la morosidad constituyen el principal hándicap para que las pequeñas y medianas empresas españolas salgan adelante. Éstas incluso han de recurrir a préstamos para poder resistir y afrontar la falta de liquidez que la situación les genera, préstamos que en ocasiones conllevan condiciones leoninas que agravan aún más la incertidumbre y precariedad económica con la que operan las empresas afectadas.

Pese a que la legislación española establece un plazo máximo de 60 días para que los proveedores cobren sus productos o servicios, un reciente estudio de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad pone de manifiesto que en el año 2016 el 68% de los clientes de dichos proveedores pagaron después de transcurrido ese tiempo, práctica del todo ilegal pero a la que recurren en muchos casos grandes empresas desde una posición de dominio, ya que la mayoría de las pymes víctimas de la morosidad temen reclamar intereses de demora por miedo a perder ventas, aun viendo así comprometido su futuro. Además, como consecuencia de la demora que sufren en sus cobros pueden verse a abocadas a su vez a convertirse en morosas, con la que su viabilidad se verá seriamente dañada.

Una de las mejores maneras de prevenir impagos o evitar a los malos pagadores es recurrir a las listas con información financiera sobre compañías y particulares que elaboran determinadas empresas especializadas en conseguir y elaborar la indicada información económica, ya que en el contexto anteriormente descrito y para defender sus intereses y asumir el menor riesgo posible a la hora de conceder créditos o proporcionar bienes o servicios, entidades financieras y de telecomunicaciones, así como operadoras de servicios, editoriales y aseguradoras, entre otras, aportan su información al Fichero ASNEF, donde se puede llegar a aparecer por el simple hecho de no haber abonado una factura de telefonía, incluso aunque el impago se deba simplemente a no estar de acuerdo con su importe o servicio recibido.

Ya se sea empresa o particular, y debido a la relevancia que el dato tiene de cara a tomar decisiones que contribuyan a recuperar solvencia y credibilidad y a garantizar el propio futuro financiero, es importante conocer la información que se maneja en el citado fichero y que puede afectarnos directamente. Ahora bien, ¿cómo saber si estoy en una lista de morosos?

Muchos de nosotros desconocemos que como consumidores tenemos derecho a consultar, acceder, modificar y cancelar de forma gratuita nuestros datos de cualquier fichero de morosos, como por ejemplo el de ASNEF, la lista de morosos más importante que hay en España y la más utilizada. Pues bien, para saber si está en el Fichero ASNEF, puede dirigirse gratuitamente a la empresa responsable del mismo, que le informará también del procedimiento a seguir para, en su caso, borrar sus datos, proceso éste que puede llevar a cabo tranquilamente desde casa, vía online.

Saber si soy moroso es fundamental para, en el supuesto de que así sea, tratar de cancelar esa información negativa cuanto antes ya que, si aparezco en ASNEF u otros ficheros de sus características, ningún banco ni entidad financiera me facilitará productos de financiación como una hipoteca o un préstamo personal. De manera similar, no podré contratar servicios de gas, o de luz, o de telefonía.

Para salir de los listados basta con pagar la deuda impagada, aportando el correspondiente justificante acreditativo o, si no es real el impago o no debo abonar lo que se me reclama, o incluso si se ha producido una suplantación de identidad y no soy yo el deudor, debo acreditarlo proporcionando asimismo la documentación que corresponda.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*