El Ejecutivo regional pide colaboración a los ciudadanos para evitar incendios forestales

Las altas temperaturas multiplican en verano el peligro de incendio en los bosques madrileños; y volvemos a hacer un llamamiento a los ciudadanos para que extremen las medidas de precaución para evitar incendios forestales. Recordamos que está totalmente prohibido hacer ningún tipo de fuego o realizar actividades que originen chispas o cualquier otro posible desencadenante de incendio en el terreno forestal y sus proximidades.

Encender barbacoas está totalmente prohibido en los terrenos forestales, incluso en las áreas de recreo en los montes madrileños que las tengan instaladas. También hay restricciones para el uso de barbacoas u otros elementos que utilicen fuego en terrenos urbanos situados a menos de 50 metros de terreno forestal. La mejor y más segura medida de prevención para este tipo de prácticas es renunciar a ellas durante la época estival.

Desde la Comunidad de Madrid se recuerda la prohibición de arrojar colillas desde las ventanillas de los vehículos, dejar basura abandonada, especialmente botellas y cualquier tipo de vidrio que pueden provocar incendios por efecto lupa, y transitar por caminos y veredas del terreno forestal con vehículos a motor que pueden originar chispas. El 97% de los incendios que se originan en los montes madrileños tiene su origen en negligencias y malas prácticas humanas.

Colaboración ciudadana

Es muy importante que, en caso de avistar desde cualquier punto una columna de humo, por pequeña o insignificante que pueda parecer, se dé cuenta de inmediato con una llamada al teléfono de emergencias 112, indicando el lugar desde donde se llama y las observaciones que podamos apreciar al respecto, se trata de una llamada gratuita desde cualquier punto y los servicios contra incendios forestales de la Comunidad de Madrid, se encargarán de verificar las condiciones del humo avistado y, en su caso, actuar con la máxima celeridad para iniciar las labores de extinción del posible incendio y evitar su propagación. En la lucha contra los incendios forestales el factor tiempo es de suma importancia, por lo que la colaboración ciudadana, simplemente avisando tan rápido como sea posible de la posibilidad de un fuego, evitará sin duda que las llamas se puedan propagar.

En caso de que una persona se encuentre en las proximidades de la zona en la que se desarrolle un incendio, debe recordar que siempre es prioritario poner la vida y la seguridad física a salvo, por lo que la primera acción que se debe llevar a cabo es alejarse del fuego tanto como sea posible. Ante un incendio los ciudadanos no deben acercarse con ánimo de ayudar y se recomienda vivamente que se sigan de manera puntual y rápida las indicaciones de los cuerpos de seguridad. La prevención, la prudencia y los avisos inmediatos al 112 son la mejor forma de colaboración de cualquier ciudadano en la lucha contra los incendios forestales y en defensa del patrimonio natural.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*