“Micropalabras de Juan de Portoplano”

Foto: Romina Chamorro

0. Las palabras y frases nos encierran, nos encerramos en palabras y frases. Las palabras nos diseñan modos de ser y de estar. Escoger las palabras y frases que sean las más verdaderas y bondadosas para subidos en sus lomos, caminar hacia mayores grados de veracidad, verosimilitud, verdad. Las palabras te pueden hacer libres, o las palabras te pueden hacer menos libres, las palabras te pueden abrir caminos positivos, las palabras te pueden encerrar en infiernos. Escoge bien las palabras en las que crees, escoge bien las palabras que muestras a los demás.

1. Cansado por los años, Juan de Portoplano arribó a uno de sus paseos diarios, se sentó y le sirvieron un líquido negro que bullía calor. Y como siempre continuó pensando y repensando aspectos del existir:

– Los humanos se velan y desvelan por y con sus palabras.

– Podría haber conducido a pueblos con discursos y palabras, pero creí que era mejor quedarme en mi pequeño terruño, buscar pequeñas verdades-bondades, y no conducir sociedades, de alguna forma quedar en el anonimato, que no pasar a los libros de la cultura o de la historia con las frases que podría haber pronunciado.

– Ten cuidado, por si al huir de palabras falsas, de personas que hablan palabras falsas, no te conduces a más verdad y a personas verdaderas, sino a palabras más falsas y a personas más deshonestas y falsas y erróneas.

– Sentirse bien con uno mismo, siempre que obres en verdad-bondad, en la verdad-bondad limitada que el ser humano capta.

– Es un misterio como desde dentro surgen pequeñas alegrías o pequeñas tristezas, pequeños recuerdos, pequeños olvidos.

– Tú, tú haces tus actos, después los actos realizados te atrapan en su discurrir.

– No puedes permitir que las circunstancias y realidades exteriores no te dejen vivir de forma mesurada y modesta tus realidades interiores, un equilibrio entre lo interior y lo exterior.

– No quieras que los demás hagan lo que tú quieres que hagan, de ese modo, no manipularás a los demás seres humanos.

– Te vendrán días buenos y te vendrán días malos, tienes que irte preparando para ambos tipos de días.

– Distingue lo que es opinión y lo que es certeza demostrada, tanto dentro de ti, como de los demás.

– Hay mil formas de vivir-existir la vida y en la vida. Hay que analizar cuales son convenientes, racionales, verdaderas, morales, bondadosas, eficientes, justas para ti y para los demás.

– Deja que tu corazón-mente te hable, silencia tu cerebro para que te susurre, deja en tranquilidad y sosiego tu alma, para que te hable.

– No te dejes engañar por un conjunto de palabras, nazcan de tu interior o lleguen desde el exterior a tu interior.

– Es inevitable sufrir heridas, procura que éstas no se hagan más grandes.

– El tiempo me ha enseñado, que muchas veces, a la persona más bondadosa no se le tiene como bondadosa, a la persona más mas malvada no se le tiene como malvada.

– Hay muchas maneras de engañarte a ti mismo, de engañar a los demás. Procura no utilizar ninguna de ellas.

– Encontrar a alguien que con sus verdades no quiere que le sigas y las sigas, sino solo mostrártelas. Si encuentras a alguien así, al menos escúchale.

– Muy pocos sirven para pensadores y filósofos de verdad, porque antes de tener ideas y conceptos y argumentos, se tienen que examinar cada día de donde nacen y surgen esas ideas y esos conceptos, y antes de esto, tienen que examinar sus vidas, heridas, traumas, afectos, emociones, experiencias de cómo han nacido en ellos mismos.

– Distingue porque alguien te quiera mucho, te puede estar enseñando emociones o ideas incorrectas, porque también puede equivocarse.

– Las ideas rodeadas de muchas emociones, hay que separar las emociones del núcleo de las ideas, porque de lo contrario es muy fácil que te equivoques con ellas y en ellas.

– Alguien que realiza una actividad, sea la que sea, la realice con su razón y su mente equilibrada y mesurada y, con una sonrisa, quizás esté muy alto en el ascensor moral.

– Primero, aceptas unas creencias y conceptos, después esas creencias y conceptos te permiten percibir y creer el mundo de un determinado modo, por eso es tan importante, saber muy bien las creencias, opiniones, ideas, conceptos que aceptas.

– No eres tan malo como algunos de los demás dicen que eres, no eres tan bueno como algunos de los demás te susurran al oído,

– Una frase puede ser más verdadera que otra, sobre el mismo tema. Intenta escoger las más verdaderas y bellas y bondadosas y útiles y racionales.

– Muchos, sin darse cuenta, o dándose quieren hundirte en la tristeza y en la pobreza. No permitas que las palabras de otros, te hundan en la tristeza, ni en la pobreza.

– Tranquilízate, soségate, quiérete a ti mismo de forma correcta, y muchos de los problemas y angustias que sufres disminuirán.

– La mayoría de seres humanos no se quieren, no se aman de forma correcta a sí mismos, la mayoría de personas, no saben que no se aman de forma correcta y adecuada, en verdad, y en bondad, con racionalidad, con argumentos…

– No te aproveches de las debilidades de los demás, de las incertidumbres y vulnerabilidades de los demás, así, así puedes esperar que hagan contigo lo mismo, pero no confíes que todos actúen de ese modo.

– Nacen y caen culturas e imperios, pero una persona buena que haya buscado la verdad y la bondad y haya intentado actuar así, quizás se olvide su nombre, pero sus actos quizás perduren durante siglos, porque su bondad habrá ido caminando de unos individuos en otros individuos por las montañas de las generaciones.

– No caigas en ningún mal, si has caído intenta salir de él.

– Sigues a tu conciencia y tu consciencia interior, pero intenta saber, si la has ido formando de forma correcta, con conceptos adecuados y verdaderos, con emociones adecuadas y verdaderas, con pasiones adecuadas y moderadas, con percepciones verdaderas… Así tu interior te conducirá de forma correcta en tu mismo interior y en tu exterior.

– No todos los libros son buenos, ni a todas las edades les convienen los mismos tipos de alimentos. Ni todas las ideas y conceptos y argumentos y razones.

– Has pensado por qué piensas esto, en estos momentos y no otra cosa, porque deseas esto, y no otra cosa, por qué sientes esto y no otra cosa.

-Intenta averiguar si el que te habla quiere conducirte hacia su punto de vista, o simplemente expone su punto de vista.

Condúcete con y por buenas ideas-emociones-percepciones-deseos-sentimientos y éstas te llevarán y conducirán a buenos sitios y lugares.

– Cómo examinas el corazón de los hombres y mujeres, te dedicas a esas investigaciones de la verdad y la bondad, nadie valora tus esfuerzos, si supieran que estás investigando la física nuclear, o problemas de biomedicina, o de los misterios del universo, te revenciarían y alabarían, pero cómo estas buceando en los misterios del alma-mente-carne del ser humano, y nadie te otorga premios, ni laureles, pues incluso pasas como medio ignorante en el existir humano, ni te dan honores, ni prebendas, ni eres estimado por los demás seres humanos.

– No te sientas superior a nadie, no te sientas inferior a nadie, en algunas cosas estas por debajo de la media, en otras por encima, en la mayoría igual que los demás.

– Confía modesta y en verdad y en bondad en ti mismo, no caigas ni en la soberbia, ni en el orgullo desmesurado, ni en la baja autoestima, ni en la ira, ni en la lujuria, ni en ninguno de los siete errores morales graves, y habrás evitado en ti y fuera de ti, multitud de errores, multitud de sufrimientos, te habrás ahorrado a ti, y a tus cercanos, y a los demás.

– No creas en mis palabras y frases, sino examínalas a la luz del saber ortodoxo, de la moral ortodoxa, de la realidad ortodoxa.

2. Juan de Portoplano se levantó, dejó sus monedas en el plato y se fue despacio por los enigmas de los vericuetos de las calles a descansar de aquel día. Estaba anocheciendo las luces del día.

http://soliloquios.blogia.com
Soliloquios o Cuaderno o Enciclopedia Filosofia


Autor: Jesús Millán Muñoz © jmm caminero (08 mayo-11 agosto 2017 cr).

Fin artículo 892º: “Micropalabras de Juan de Portoplano”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*