Meditaciones de Juan de Portoplano

Foto: Gabor Kalman

0. Intentamos en frases-enunciados-juicios-conceptos reflexionar sobre alguno de los aspectos de la enorme complejidad de la humanidad. Una frase es un estado mental, todo el mundo, tiene ideas sobre todos los temas o casi todos, especialmente los humanísticos-existenciales-vivenciales, la cuestión es saber cual es el más correcto y adecuado, todo el mundo conoce algo de matemáticas y algo de medicina, pero no todo el mundo es médico, ni todo el mundo es matemático. Esta es la cuestión. Pero igual que nos valemos de nuestras piernas, mejores o peores, cabalgamos en nuestras ideas-conceptos-reflexiones-enunciados-juicios.

1. Se levantó el de Portoplano esa mañana, al amanecer, antes de que la ola-seísmo-huracán de calor desértico se apropiase del cielo y de la tierra. Y paseando, suave, sin detenerse, empezó a analizar las palabras-pensamientos-imágenes-realidad. Su oficio era pensar-repensar, intentando encontrar más armonía entre el interior y el exterior, eso que denominan cultura.

– Se llega al momento que ya la mente, no espera planes de futuro, entonces ya has entrado en la tercera edad o vejez o ancianidad.

– Existen miles de fórmulas para organizar el mundo y tu mente, pero cuál de todas ellas, es la mejor y la más conveniente.

– Toda opción exige calcular el presente, la experiencia del pasado y futuros posibles. Pero el futuro nadie puede saber lo que sucederá en todas las variables.

– Saber es dudar, pero dudar hasta cierto punto.

– Calcular la certeza de la verdad, la duda o probabilidad o posibilidad de la verdad o de ese enunciado. Es decir, el tanto por ciento, de certeza de un concepto, el tanto por ciento de probabilidad y el tanto por ciento de posibilidad.

– Una idea es como un conjunto de realidades, una habitación, percibes desde dentro una serie de objetos y relaciones, pero no puedes ver desde fuera la habitación de dentro.

– Más allá de la totalidad de todo lo que existe.

– Soy un pensador, siempre lo he sido debo aceptar el veredicto, para mi suerte y para mi desgracia. Pero soy un pensador que ha fracasado, a casi nadie le interesan mis palabras-frases, ni mis pinturas-dibujos, ni mis conceptos-ideas.

– Podría llenar cientos de hojas de frases e ideas, que sé que tendrían éxito, porque es adelantarse a las opiniones del momento, situándose en un terreno intermedio entre la utopía y la realidad, y así casi siempre se triunfa. Porque los de ahora, te tomarán como idealista y progresista, los del futuro, aunque te equivoques, dirán, era un hombre adelantado a su tiempo, bondadoso, filántropo, progresista y humanista. La prueba es que nos dio-buscó-planteó nuevos derechos.

– No sé si existe la paz entre culturas-ideologías-filosofías-religiones-cosmovisiones-macrovisiones o la confrontación-enfrentamiento, o ambas cosas, o depende de qué ideas-cosmovisiones y qué humanos rigen estas en cada época. Pero lo que sé, es que si éstas no armonizan sus puntos de vista, los humanes, están al borde de la extinción, porque el poder tecnológico alcanzado, con macrovisiones del pasado, pueden formar un cóctel que será muy difícil armonizarlo.

– Una cultura dice que no se pueden comer huevos fritos, otra que no pueden ser cocidos, aquella de allí, que solo determinados días, la otra que si deben ser fríos, aquella de más allá, que deben ser de gallinas de un año, etc. Este es el problema cultural, y así en cientos de temas, y por eso, los humanes se enfrentan en polémicas-guerras-conflictos-violencias-confrontaciones, etc., desde las noches de los tiempos. Si no se llega a acuerdos en todos estos temas, en encontrar la mayor verdad, y todos ir aceptándola, el ser humano y la especie humana tiene un futuro muy obscuro. Ojala me equivoque.

– Las grandes cuestiones y temas que interesan a los humanes, casi nadie sabe el por qué, los temas del amor y del amar, los temas afectivos, las pasiones. Esperamos que un día las ciencias sociales con sus metodologías empiecen a analizarlas y estudiarlas e investigarlas.

– Tantas veces, hemos visto, el que se siente pisado-humillado por la sociedad, cuándo está en otra situación o llega a otra realidad social o otra edad, él o ella, hace con otros lo mismo, aunque no lo reconoce.

– Occidente se está muriendo porque una parte importante de la población, no cree, no acepta teóricamente una ética y moral correcta, y menos aplica una ética-moral correcta.

– Han despreciado la religión que durante siglos les ha hecho fuertes, y les ha permitido llegar a ser lo que son. Creen que así terminarán con la religión, y lo único que van a conseguir es que vendrá otra religión, que se impondrá en la sociedad, y que no podrán dominarla o domesticarla, como si han hecho con la religión de su cultura durante siglos.

– No todas las morales son exactamente iguales, ni exactamente iguales en la verdad teórica, ni en la práctica o acción.

– El ser humano tiene derecho, con modestia y racionalidad, examinar las cosas de la naturaleza, también de la naturaleza humana, también de la moralidad interior.

– Es cierto que tal norma jurídica o moral, fue dada por un genio hace diez o veinte o treinta siglos, pero ahora tú, con modestia y racionalidad debes, tienes el derecho de examinar, si esa norma jurídica o moral o ética debe ser matizada, ponderada, valorada.

– No ates a los hombres, no los esclavices, con docenas o cientos de normas, sancionadas y creadas o inspiradas hace siglos, que además, son inamovibles. Pero esas cientos de normas, crean una red, visible e invisible, en la que los humanes, no pueden salir de ella.

– El mal y los males tienen muchos colores. Uno de ellos, es no permitir que las normas morales y espirituales y religiosas del pasado no puedan ser examinadas y analizadas, modesta y racionalmente, con los conocimientos que hoy, cada hoy, los humanes han ido alcanzando.

– Tanto sufrimiento que nos causamos unos a otros, cada uno a si mismo, sin necesidad, cuánto sufrimiento-pena-angustia sin sentido, sin necesidad, y encima, después, nos creemos buenas personas.

– Es triste, ver el espectáculo, de asistir-ver-percibir, que una persona de buena voluntad, aunque no sea perfecta, está pisoteada, por unos y por otros, por unas ideologías o por otras, por unos poderes o por otros, por unas circunstancias o por otras. Es triste, asistir al espectáculo, que la persona de mejor buena voluntad, y que posiblemente se ha sacrificado más, es encima tenida como peor persona, está en mayor grado de soledad, va caminando siempre en silencio por la calle, con casi nadie habla, encima ha fracasado más en la sociedad, si no en todos los temas, si en muchos.

2. El de Portoplano volvió a su casa, se sentó delante de la taza del líquido, mordió la magdalena de Proust, y pensó que todavía quedaban muchas horas, para las labores rutinarias y laborales y familiares y, quizás, para nuevos pensamientos.


Autor: Jesús Millán Muñoz

http://youtube.com/jmm caminero   © jmm caminero (20 junio-15 sept. 2017 cr)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*