800 vecinos de Majadahonda, afectados por Alzhéimer

Del total de 600.000 personas que padecen la enfermedad en España

Más de 50 vecinos asistieron este pasado viernes, 29 de septiembre, a una Mesa sobre el presente y futuro de la enfermedad de Alzhéimer, organizada por la Asociación de Vecinos del Municipio de Majadahonda con motivo de la celebración del mes de dicha enfermedad neurológica cuyo Día Internacional se celebró el jueves de la semana pasada.

La neuróloga Pilar Sánchez Alonso, del Hospital Puerta de Hierro, aclaró en su intervención la diferencia entre perder conexiones cerebrales con el paso del tiempo, proceso normal y que apenas influye en la vida cotidiana de la persona, y el cambio patológico que se origina en el cerebro del enfermo de alzhéimer al acumularse depósitos de determinadas proteínas en la zona del hipocampo. Estas acumulaciones dan lugar a una pérdida de memoria que según avanza la enfermedad, cuando estos depósitos se extienden a otras áreas del cerebro interfieren en las actividades de la vida cotidiana del enfermo. Necesitando entonces del cuidado de otra persona para seguir viviendo.

En cuanto a los factores de riesgo, la neuróloga alertó sobre el excesivo consumo de ansiolíticos, la necesidad de evitar el sedentarismo, aconsejó seguir una dieta en la que no falten nueces, almendras, pescado, frutas y verduras y mantener una vida socialmente activa que estimule además la necesidad de nuevos conocimientos y por lo tanto de nuevas conexiones cerebrales.

La investigadora del CSIC, Ana Martínez Gil, explicó que para que un fármaco acabe estando disponible para los enfermos, hace falta una media de 12 años de investigación y una inversión de unos 1.500 millones de euros. Hoy en día se sabe que la enfermedad se inicia hasta 20 años antes de la aparición de sus síntomas por lo que se está investigando la búsqueda de marcadores para detectarla antes de que aparezcan dichos síntomas. Insistió también en que es fundamental seguir un estilo de vida sana, pero no de mayor, sino a lo largo de toda la vida.

Rubén Muñiz, director de investigación de la Fundación María Wolff, alertó sobre el excesivo consumo de hipnóticos, ansiolíticos y antidepresivos en los mayores que, si bien pueden ser muchas veces imprescindibles, en los enfermos de alzhéimer deberían, en algunos casos, ser sustituidos por terapias no farmacológicas cuya eficacia lleva investigando desde hace más de 15 años la Fundación Maria Wolff, que hace extensible este tipo de terapias a los familiares y cuidadores.

Mª Ignacia de Haro, secretaria de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Pozuelo de Alarcón expuso su vivencia personal de la enfermedad y presentó un decálogo para cualquier persona del entorno de un familiar con alzhéimer. Entre sus consejos, acudir siempre a los Servicios Sociales Municipales, no rechazar ayuda, asistir a cursos de formación. Lamentó que la Ley de Dependencia aprobada en 2006 estuviera “totalmente paralizada”.

Al finalizar la charla, una miembro de la policía local, presente entre el público, informó sobre un reciente programa de la policía majariega con el que se pretende ayudar a los enfermos de alzhéimer o personas con algún tipo de deterioro cognitivo que podrían deambular por las calles sin saber quiénes son ni dónde viven. Para ello, se está elaborando un fichero con los datos de estas personas y por ello animó a los familiares de este tipo de enfermos a acercarse a la policía municipal y facilitar sus datos.

Finalmente se recordó que según afirmó el Dr Jesús Alcaraz, responsable del programa municipal de prevención del Deterioro Cognitivo y Terapia Cognitiva, en una conferencia celebrada en el Ayuntamiento de Majadahonda el pasado día 21, podría haber unos 800 enfermos de alzhéimer en nuestro municipio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*