El PSOE pide de nuevo en pleno la dimisión de Pérez Abraham

Ángel G. Bascuñana

“Gestión de su equipo con prácticas que muchos denominan de acoso laboral, bajas constantes de trabajadores, despidos por no plegarse a las exigencias o falta de voluntad de apoyo ante el riesgo de desahucios de vecinos de Pozuelo entre otras”. Sobre estas acusaciones se ha sustentado la petición a la alcaldesa de la dimisión de Pérez Abraham por parte del grupo socialista en el pleno de octubre del Ayuntamiento.

Buena parte de las denuncias hechas por los socialistas se apoyan en la información que hizo pública hace 15 días la sección sindical de UGT, sindicato mayoritario en el Ayuntamiento. En ella se señalaba que en la concejalía de familia se están viviendo situaciones intolerables por permitir o promover prácticas de acoso laboral y hablaban de una situación de riesgos nocivos para la salud, toxicidad laboral, terror, cortijo privado, entre otros. Una situación refrendada por el Estudio global de Factores Psicosociales en la Concejalía de Familia, realizado a petición de los trabajadores por una empresa externa al Ayuntamiento que determina los problemas para la salud del personal, por desajustes entre personal y volumen de trabajo, persecución laboral, amenazas a la estabilidad en el empleo, falta de liderazgo e imposibilidad de conciliación laboral.

Desde el Grupo Socialista, que ya se hicieron eco de estas denuncias hace unos días, hoy se ha llevado de nuevo al pleno este asunto. Su portavoz Ángel Bascuñana ha señalado, “la gestión del personal en la concejalía de Servicios Sociales, a la luz de la información que pone de manifiesto el Estudio de Factores Psicosociales es intolerable en el marco de nuestra Constitución. Y también lo es la falta de disposición de la Sra. Abraham, y por extensión de la alcaldesa a resolver los graves problemas existentes. Una alcaldesa y una concejala que no saben lo que es el diálogo social, que están instaladas en el ordeno y mando, en un despotismo arbitrario, una vergüenza en pleno siglo XXI”. Y añade: “una concejalía que trata los muchos problemas sociales que hay en Pozuelo y cuyos trabajadores, excelentes profesionales, tienen que abordar no solo sin el reconocimiento de sus superiores políticos, sino con su acoso y arbitrariedad”.

Bascuñana además ha señalado, dirigiéndose a la alcaldesa: “hay que decirle a la Sra. Pérez Abraham que la concejalía de familia no es su cortijo y que el artículo 15 de la Constitución, que garantiza el derecho a la integridad física y moral, no puede conculcarse de manera sistemática por una administración pública. Esta concejal lleva 14 años y en su gestión ha acumulado las críticas no solo de muchos vecinos y vecinas, sino también las de las trabajadoras y trabajadores. También tiene en su haber, para vergüenza de nuestra ciudad, el premio Corazón de Piedra otorgado por la Asociación de Gestores de Servicios Sociales en reconocimiento a ser el municipio que menos invierte en servicios sociales en relación a su capacidad económica. Un pésimo balance por lo que pedimos su dimisión”.

La respuesta, dada por el nuevo hombre fuerte del equipo de Quislant tras la dimisión de Felix Alba, Eduardo Oria, ha sido que confían en ella plenamente a lo que Bascuñana ha respondido insistiendo: “Pozuelo se merece gestores que respeten a sus trabajadores y practiquen las políticas sociales no desde el asistencialismo sino desde el derecho a la atención. La Sra. Pérez Abraham debe dimitir, pues es incapaz de resolver un problema grave que ignora y gestionar un área de la máxima importancia”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*