Máximas de Juan de Portoplano

Desde la más profunda antigüedad se ha intentado en frases muy cortas encerrar estados de la mente y estados de la realidad intentando que sean verdaderos y bondadosos y racionales y universales y útiles.

– Sé prudente con la crítica negativa, sé modesto con el elogio y la adulación, no critiques sin necesidad absoluta a nadie, no elogies sin necesidad absoluta a nadie. Menos a ti mismo.

– En un acto está formado por multitud de aptitudes y actitudes conceptuales y prácticas. Es una combinación de múltiples ideas, pasiones, emociones, conceptos, vivencias…

– Estarás tentado en algunas épocas de tu existir al silencio, si has alcanzado un cierto nivel de sabiduría, pero debes modestamente no caer en él, si son necesarias tus palabras.

– Cientos de millones de seres humanos han estado antes que tú, en esta tierra, miles de millones existen en estos momentos junto a ti, posiblemente miles de millones vendrán después. De casi todos, todos olvidamos sus nombres y apellidos, y también lo olvidarán del nuestro. Pero nuestras acciones aptas y buenas seguirán como un árbol dando frutos, también las malas. Por tanto, intenta sembrar palabras y actos y emociones que sean lo más verdaderas y bondadosas posibles.

– No conoces quién inventó la rueda, pero todavía está dando frutos buenos para la humanidad. Lo mismo un consejo o una palabra o un deseo o una emoción…

– Sabes que se acerca tu fin como individuo en esta tierra, aunque no sabes si ya te quedan meses o años o lustros o décadas. Sólo te cabe actuar con prudencia y racionalidad y verdad y bondad. Hagas lo que hagas.

– No busques la muerte, no adelantes la muerte, pero no temas la muerte, intenta vivir los días que te quedan con racionalidad y moralidad.

– Que el dolor no te conduzca a un dolor mayor. Que un error no te arrastre a otro error.

– Debes autocontrolar de forma correcta tu mente, de forma verdadera y bondadosa, y al mismo tiempo, tus actos o acciones, sean palabras o pensamientos o emociones o deseos o pasiones.

– Armonizar y equilibrar los deseos-pasiones-emociones-pulsiones con las ideas-conceptos-racionalidades correctas y adecuadas y lo más verdaderas y bondadosas posibles es lo más difícil del mundo. Pocos dedican un rato cada día.

– No importa que mis escritos y frases tengan mucho éxito o mucha aceptación o poca, sino que sean lo más verdaderas-bondadosas-útiles-racionales posibles. Y entonces, ellas mismas podrán soportar los avatares del mar del tiempo y de las culturas diferentes que irán viniendo.

– Dicen, que dentro de cincuenta años existirá al lado nuestro, artilugios con sistemas de inteligencia artificial, tan inteligentes como nosotros. De ser esto cierto, ya tendríamos que empezar a hacernos muchas preguntas.

– Sobrellevas una enorme cruz, que apenas te deja vivir y respirar. Pero todo el mundo arrastra una o varias. El problema es que esa gran cruz te lleve a cargar con otra más…

– Soportar y sobrellevar y superar la frustración, en la medida de lo posible, de la racionalidad, de la verdad, de la bondad.

– Todos arrastramos y estamos en un laberinto interior.

– Piensa si ese acto que vas a realizar te va ocasionar más problemas que soluciones.

– Dicen, que existen muchos poderes fácticos que con sus hilos te manejan a ti y a millones y cientos de millones de individuos.
Existan o no existan intenta que cada palabra o cada acto o cada deseo o cada frase o cada emoción sea en ti justa y lo más verdadera y bondadosa posible, así de ese modo, todos esos poderes fácticos sus hilos no te manejarán tan fácilmente.

– Buscar la arqueología interior de uno mismo, utilizando todos los datos posibles de esta cuestión, utilizando todos los conceptos-ideas sobre esta cuestión.

– Vive y existe sin aparentar estar en contra del mundo, vive modestamente en tu oficio y profesión y en tu estado de vida. Así de ese modo irás avanzando en la observación y en la concepción del mundo.

– Intenta aprender lo bueno y verdadero de todo ser humano, también de ti mismo.

– No te sientas superior a nadie, no te sientas inferior a nadie. Así de ese modo tratarás a todo el mundo por igual, te tratarás a ti mismo por dentro y por fuera igual a todo el mundo.

– Aquel ser humano con otra ideología diferente a la tuya, posiblemente tú en todas sus circunstancias tendrías la misma que esa otra persona.

– Ninguna idea debe llevarte a la muerte, ni a la muerte por otros, ni a la muerte por uno mismo.

– Los negros colaboraron con Estados Unidos a ganar la segunda guerra mundial, por tanto, los negros tienen derecho a tener los mismos derechos que usted, que es blanco.

– Si existe Dios, Dios no necesita que mueras, ni Dios desea que tu hagas matar a otros. Si alguien en Nombre de Dios está diciéndote que es voluntad de Dios que mueras matando o mates a otros seres humanos no te lo creas.

– Piensa que si existe Dios, Dios no te puede mandar que mates a otras personas…

Solo el silencio con la modestia y la racionalidad y la prudencia puede ir permitiendo que todo ser humano y toda sociedad y todo pueblo vaya avanzando en el saber y en el hacer.


Autor: Jesús Millán Muñoz – http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (24 agosto-27 octubre 2017 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*