El PSOE demandará al alcalde de Las Rozas explicaciones sobre la Púnica

Ferrero, portavoz socialista: “¿Cómo es posible que Cifuentes llevando 22 años sentada en un escaño en la Asamblea, no conociera nada?”

Miguel Ángel Ferrero (izq.) atendiendo a representantes de medios de comunicación

El pasado día 20, a las 19:20 horas, La Ser anunciaba la próxima imputación del alcalde de Las Rozas en la pieza sobre la presunta financiación ilegal del PP de Madrid, que investiga el juez de la Audiencia Nacional que instruye la operación Púnica, Manuel García Castellón.

Tras conocerse esta noticia Miguel Ángel Ferrero, portavoz en el Ayuntamiento y secretario seneral del PSOE de Las Rozas hizo las primeras declaraciones, anunciando que “el PSOE, demandará al gobierno en el primer Pleno explicaciones por los graves hechos».

El portavoz socialista se refirió a la causa diciendo: “empieza a parecer muy ofensivo” -dijo Ferrero- que las cantidades económicas que estaban destinadas a “difundir el sistema democrático”, los investigadores sospechen que finalmente fueron utilizadas para financiar al PP.

Paralelamente, en la noche del martes, el alcalde de Las Rozas ejercía como anfitrión en la cena de Navidad del PP de Madrid que tuvo como invitados además de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, a Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España. “Resultó poco edificante y humillante” -dijo Miguel Ángel Ferrero- “que en sus discursos, ninguno de los tres líderes hiciera la más mínima mención a los hechos, ni a la financiación Ilegal del PP, ni a los más de 900 cargos imputados, investigados, acusados o condenados por corrupción. Su absoluta indolencia muestra el desprecio y desinterés por los ciudadanos”.

Ferrero lamentó que no hubiera ninguna mención a que los tres lideran un partido imputado por blanqueo de capitales, un delito de corrupción. Tampoco a que es considerado como “una organización criminal” según los investigadores de la UCO, órgano central de Policía Judicial de la Guardia Civil de España. Ni a las causas más emblemáticas de corrupción, como la que su líder y Presidente del gobierno de Madrid, es considerado el responsable de la «organización criminal» que operaba tanto en el seno del PP como del Gobierno que presidía. Tampoco a que no hace un mes que el inspector Jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía Nacional, Manuel Morocho, asegurase en sede parlamentaria que existen «indicios» de que la estructura del Partido Popular «respondía al perfil de una organización delictiva”.

Ninguno se refirió a que la fiscal anticorrupción de la Audiencia Nacional, recientemente ha pedido la condena del PP por lucrarse con la Gurtel ante otros 37 acusados. Tampoco mencionaron que la Audiencia de Madrid, el pasado mes sentó en el banquillo al PP ordenando la apertura de juicio oral por destruir y borrar 35 veces los discos duros donde Barcenas guardaba la Contabilidad B del PP.

Según Ferrero, anoche el PP, al no pronunciar ni una palabra sobre los hechos y no mostrar ni un atisbo de enmienda, “demostró una vez más, su indolencia con la corrupción y su incapacidad de sanearse. El PP no solo nos castiga a todos los ciudadanos con numerosos e inmensos casos de corrupción, sino que ni los impide ni pretende impedirlos.”

Por ello -continuó el edil- “a mi juicio los abundantes e interminables casos, deberían hacer reflexionar al Fiscal General, y no me parece descabellado que se planteara y estudiara la posibilidad de acusar al PP, al menos al de Madrid y al de Valencia, de asociaciones ilícitas o de organizaciones criminales, ya que de los numerosísimos casos de corrupción puede colegirse, que existe una agrupación de personas con cierta jerarquía y estructura, cuyo volumen de actividad delictiva para enriquecerse es mayor que la que realiza para llevar a cabo sus objetivos estatutarios, al menos económicamente. Lo que podría llevar a la disolución de estas dos organizaciones, lo cual no impediría el nacimiento de otras saneadas. Porque este país no puede seguir permitiéndose que el partido que sostiene a la mayoría de sus gobiernos, empobrezca permanentemente la democracia con su corrupción».

Por último, Ferrero criticó la “permisividad” de Cifuentes con estas acciones de presunta corrupción: “¿Cómo es posible que llevando 22 años sentada en un escaño en la Asamblea, no conociera nada?», se preguntó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*