Adicción al sexo: ¿El sexo condiciona tu vida?

Las adicciones forman parte de un estado mental que condiciona nuestra rutina diaria. De ahí que necesiten ser tratadas a tiempo para que dejen de ser un condicionante. En el caso de la adicción al sexo hay que tener en cuenta una serie de rasgos que nos podrían estar indicando que no estamos viviendo nuestra sexualidad como deberíamos.

Síntomas de la adicción al sexo

A todas las personas nos gusta el bienestar y el placer que nos brinda compartir nuestro cuerpo con otra persona. No hay nada de malo en ello. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el sexo condiciona nuestra vida? Lo cierto es que esas sensaciones se convierten en algo negativo que afecta directamente a la salud mental de quien lo padece.

La adicción al sexo se caracteriza por:

  • Una idea obsesiva por la actividad sexual.
  • Fantasías recurrentes que solo tienen que ver con el sexo.
  • Encuentros casuales con personas desconocidas que solo reportan arrepentimiento en la persona.
  • Inquietud, ansiedad y sentimientos de culpa.
  • Trastornos del sueño.
  • Irritabilidad y tensión que solo pueden sentirse aliviadas mediante el sexo.
  • Incapacidad para llevar una relación normal de pareja.
  • Experimentación de síntomas de abstinencia cuando no se encuentra el desahogo sexual deseado.
  • Síntomas depresivos.
  • Sensación de vacío.
  • Sensación de estar dentro de un bucle del que no se puede salir porque, al final, el sexo no es la solución.

La adicción al sexo afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque lo hace en mayor medida sobre los varones. Este es un trastorno mental que fue reconocido como tal en 1983.

Existen diferentes centros para tratar la adicción al sexo en Alicante o en cualquier otra ciudad de España. Ellos disponen de las herramientas necesarias para poder reconducir tu vida hacia una rutina sexual sana y no dependiente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*