Empate a uno entre el CD Puerta de Madrid y el conjunto holandés Lindenheuvel Tweede

Ambos equipos aunaron culturas por y para el fútbol en un disputado encuentro celebrado en Cerro del Espino

CD Puerta de Madrid

Por Carlos Méndez

Bonita estampa la que une dos clubes de diferentes países europeos, en este caso Holanda y España en un encuentro en el que la magia se da por y para el fútbol. Se remontan a mayo pasado los encuentros que llevaban al Lindenheuvel Tweede a contactar con el CD Puerta de Madrid (Majadahonda) con afán de hacer una visita a Madrid y conocer el entorno de la capital española y… por qué no, disfrutar de un buen partido de fútbol y poder medir la categoría de ambos conjuntos.

Los dos equipos tenían la firme idea de aunar culturas por y para el fútbol, disfrutando de la hospitalidad que en este caso los majariegos brindaban a los de Geleen, pequeña localidad holandesa localizada en la frontera con Bélgica y Alemania, cercano a Maastricht.

El partido comenzaba con detalles por parte de ambos conjuntos con Otto y Majied como máximos representantes del conjunto holandés y Andrés Fuentes García, presidente del CD Puerta de Madrid.

El encuentro discurrió por cauces normales con los locales, aunque con un conjunto donde tenían presencia varios canteranos y miembros del equipo de fútbol sala, ya que el primer equipo se jugaba un gran partido ante uno de los rivales por el ascenso, por lo que, aunque fuera un 11 circunstancial, daría muestras del gran trabajo de los equipos del club, así como la posibilidad de medir esfuerzos ante el rival holandés.

Lindenheuvel Tweede

El encuentro impuso en un fuera de juego dudoso, el primer gol local marcado por Tarek y empatado por el grandioso jugador visitante de 16 años Milan, quien con casi 2 mts. de estatura hizo el empate en un partido en el que se sucedían las contras y las opciones, dejando al final en tablas el marcador.

Como ya hablaban los miembros de uno y otro equipo, lo de menos era el marcador, realmente era la prueba de fuego de probar el fútbol holandés con un 3-4-3 y el fútbol que viene, practicando el conjunto majariego con un 4-1-4-1 que van dando un estilo propio.

Agradecidos del contagio del “buen rollo” que traía el equipo holandés, disfrutamos de una estupenda noche de fútbol en el Cerro del Espino con una luminosidad bastante baja y una niebla en estos días invernales con mucho frío e incluso nieve durante la tarde.

Disfrutar de encuentros así uniendo amigos, culturas, países con el fútbol como fuente de unión, nos hace un poco más terrenales sabiendo que seguramente devolveremos la visita no tardando mucho tiempo.

Muy agradecidos tanto a Otto como a Majied por esta iniciativa en la que

hemos disfrutado de un encuentro estupendo en el fútbol amater europeo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*