José Luis Peña en el Dakar 2018: “una etapa más y seguimos adelante”

José Luis Peña en la 3ª etapa

“Hemos terminado la cuarta etapa y muy bien. No hemos tenido ninguna enganchada y lo que sí hemos hecho son todas las dunas del mundo. Y cuando ya terminamos las dunas, resulta que había fesch fesch, tanto que el coche se metía hasta dentro”, reseñaba anoche un satisfecho José Luis Peña tras cruzar la línea de meta.

Peña y Tornabell, con su Polaris RZR 1000 XT + 30 fueron, durante gran parte de la jornada, cuartos, si bien al final entraron sextos. “Nos han cogido los camiones en el repostaje y eso nos perjudicó bastante, porque luego las roderas eran todas de arena muy suelta. Así que vimos 4 ó 5 camiones volcados, coches trabados,… impresionante. Pero nosotros adelante. Una etapa más terminada”, explicó José Luis Peña, que mantiene intacta la ilusión del primer día.

Tras la cuarta etapa, José Luis Peña y Rafael Tornabell se afianzan en la sexta posición de la clasificación general provisional. Hoy, el francés Patrice Garrouste, del mismo equipo (Xtrteme Plus) se adjudicó la etapa y ocupa la primera posición de la general.

Mañana, quinta etapa:  San Juan de Marcona – Arequipa. Un total de 770 kilómetros, de los que 264 kms serán cronometrados. En esta jornada, motos y quads irán por un lado, y autos y camiones por el otro. Será un recorrido duro, con montañas de dunas durante 30 kilómetros y un enlace para llegar a Arequipa muy largo, tanto, que se puede hacer eterno.

José Luis Peña

Peña superó los problemas y acabó la 3ª etapa del Dakar sexto

“Hoy, hemos perdido mucho tiempo porque en la primera parte de la Súper Especial, de 80 kilómetros, tuvimos un problema en el buggie. Sobre el kilómetro 30, notábamos que algo fallaba y pensamos que era un palier pero, al final, era el cambio. Perdimos tracción delantera y tuvimos que hacer 50 kilómetros sólo con trasera. Eso hizo que nos quedásemos trabados en dos de las dunas más grandes, pero al final pudimos llegar a la asistencia y nos pusieron un cambio nuevo”, explicó José Luis Peña.

Una vez solucionados los problemas, en la segunda parte de la etapa, José Luis Peña y Rafael Tornabell volaron con el Polaris RZR 1000 XT + 30, comenzando una espectacular remontada, que les permitió pasar de ocupar la décima posición a terminar la jornada, sextos. “Estoy muy animado, porque al final, todo nos ha salido bien”, comentó Peña tras terminar los 501 kilómetros, de los que se compuso la jornada.

Mañana, cuarta etapa, con salida y llegada en San Juan de Marcona, de 444 kilómetros, de los que 330 kms serán cronometrados. Una etapa perfecta para la salida en línea, con un sprint inicial sobre la playa que ofrecerá imágenes inigualables.

La jornada estará marcada por la arena, ya que José Luis Peña tendrá que abordar uno de los sectores arenosos más largos que ha abordado el Dakar, con un total de 100 kilómetros sobre dunas de todos los tamaños y, al final, tendrá que buscar un cañón, complicado de encontrar, en donde habrá que extremar la precaución pues es, sin duda alguna, “uno de los puntos en donde se puede perder la gente. A ver qué tal se nos da”, comentó el piloto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*