Aforismos I de Juan de Portoplano

Foto: Gabor Kalman

Entiendo el aforismo-sentencia-adagio-apotegma-frase-enunciado-fragmento en sentido amplio. Y todo mezclado y combinado. Es decir, lo pequeño que sea grande, aunque lo pequeño analice lo pequeño o lo grande. Intentar como siempre más realidad, que para mí, es más veracidad-verdad-bien-bondad-racionalidad-prudencia-equidad… Eso es todo, pero eso es mucho, hoy se aprecian los eslóganes del marketing o de la propaganda política, pero no las frases cortas que ansían la verdad. Quizás necesitaríamos hoy un Heráclito, el obscuro, pero más claro.

– Es triste no encajar en ningún sitio, es triste, después de lustros y décadas de intentarlo, pero tener que renunciar a tantos, solamente por intentar de no dejar de observar y pensar con el mayor grado de libertad posible.

– Las personas buenas de buena intención, creen que la mayoría de los demás y la mayoría de sus actos son con buena intención, las personas menos buenas con menos buena intención, creen que la mayoría de las otras personas tienen menor buena intención, cuándo no mala intención, y sus actos son menos buenos y con menor buena intención.

– El que ansía y ama la libertad, libertad con moralidad correcta, otorga a los demás mucha libertad, pero muchos de los demás, que no entienden al juego que se está jugando, terminan por entender que la persona que otorga libertad, no les dona libertad, sino que es pusilánime, sin carácter, que es débil, o que es un ingenuo idealista, que no comprende nada del mundo social y sus reglas y sus redes.

– Pintar es metapintar, escribir es metaescribir, poetizar es metapoetizar, filosofar es metafilosofar. Esta es la diferencia entre la buena y regular literatura, entre el genial y el buen arte…

– Combinar filosofía y literatura y arte, además de otros aspectos de la realidad, no es un capricho, ni una serie de boutades, ni un intento de originalidad, es simple y llanamente buscar la esencia y la accidentalidad de la realidad, o al menos intentar expresarla.

– Por muy genio que usted sea, o por una gran obra genial que usted haya realizado, por muy considerado y talentoso sea usted valorado en la vida, no olvide, que existen docenas, si no cientos de factores y valores, y a usted solo se le está diciendo, no es poco, que en una actividad humana su trabajo es excelso y genial, que posiblemente perdurará durante siglos, su descubrimiento o invención y su nombre, pero que en lo demás, con casi toda certeza usted será como todos los demás, mediocre o normal, sobresaliente en algo, inferior en otras cosas. Por tanto, no se quite usted el traje de la humildad y de la modestia, es más, ya que es usted una genialidad en algo, póngase tres trajes de humildad y modestia.

– No sufra por no haber realizado una obra genial y maestra, en la actividad que usted se dedique, si observa usted hasta ahora, al menos hasta ahora, cada siglo, en cada especialidad solo surte o consideramos ocho o diez, ocho diez escritores geniales de cada siglo, ocho o diez artistas, y eso en todo el mundo, diez o doce filósofos, etc. Pero ahora sucederá un cambio más, hasta ahora, era de todo occidente, pero en las próximas décadas, se empezará a medir con el mundo entero, con otras culturas, por lo cual, algunas figuras geniales de occidente, tendrán que descender al segundo escalón, y ascender personas o autores, en esa especialidad o actividad sean de China, Pacífico, la India, Asia, América del Sur…

– ¿Qué se puede hacer porque venga lo que debería venir, y no venga lo que no debería venir?

– Cuando alguien ha caído en un defecto grave o leve, no coyuntural, no una vez o dos, sino ya estructural, ya defecto repetido muchas veces, sea grave o leve ese defecto, sea del tema que sea, sea de la actividad que sea, sea moral o espiritual o eficiente en una materia, o sea combinación de todos los anteriores, cuándo alguien ha caído en un error o defecto, sea somático o psicológico o espiritual o conceptual o de hecho o de acto o de idea, es muy difícil quitárselo y abolirlo. Primero, si alguien no te lo dice, segundo, si no buscas la verdad y la bondad, tercero, si no sabes qué camino para erradicar ese error o defecto. Pero lamentablemente corren tiempos, muy fáciles de caer en un error o en otro, pero muy difíciles en salir de ellos.

– Intentamos elevar los pensamientos y fragmentos y aforismos a gran filosofía-metafísica, pero al mismo tiempo, que sea entendida por la inmensa mayoría de la población. Pero no queremos a nadie convencer de algo o de nada o de todo o de la parte, sino más bien, que el interlocutor lector, si quiere o si puede, en ratos perdidos, busque dentro de sí y fuera de sí, preguntas y cuestiones que quizás tiene muy olvidadas. No quiero que nadie entre en crisis, ya está demasiado la población actual, sino todo lo contrario, esté más seguro de sí mismo, pero más seguro en mayor grado de verdad-bondad-racionalidad-prudencia-mesura…


Autor: Jesús Millán Muñoz – http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (06-16 febrero 2018 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*