31 cerveceras artesanas nacionales en 29 locales de Lavapiés

Más de 400 variedades y 50 actividades durante siete días

La primavera se saborea con cerveza artesana, en Lavapiés. Del lunes 9 al domingo 15 de abril Artesana Week celebra su cuarta edición. Procedentes de 16 provincias, 31 cerveceras independientes ofrecen 400 variedades en 29 locales del barrio madrileño. Entre otras novedades, Artesana Week dibuja el mapa craft beer castizo. Participan 12 cerveceras de Madrid, la región con mayor presencia. Además, debutan nueve marcas, algunas de Asturias, Navarra, Bizkaia y Tarragona; seis fabricantes de Cataluña y Levante sirven sus sabores mediterráneos; y Proyecto Lavapiés presenta su primera cerveza. ¿Otra ronda?

Hermanado con una cervecera, cada local oferta la media pinta de barril a 2’5€. Cerca de 50 actividades integran siete días de programación, con catas y atrevidos maridajes, puestas de largo de nuevas variedades, charlas con productores, conciertos, sesiones de DJ’s… Organiza la Asociación de Comerciantes de Lavapiés Distrito 12.

NuBel, con La Quince

Antes de que La Virgen abriera su fábrica en 2011, no había cerveza artesana madrileña. Siete años después Madrid presume de una veintena de cerveceras independientes. Las etiquetas de La Quince Brewery figuran en el Olimpo craft, como la Old Xmas Ale, Medalla de Plata en Barcelona Beer Challenge 2018, estilo British Strong Ale. NuBel (Argumosa, 43), el restaurante del Museo Reina Sofía, debuta en Artesana Week Lavapiés de la mano de este productor nómada.

También nómada es la cervecera madrileña Freaks, hermanada con El rincón guay (Embajadores, 62). Entre sus ocho variedades destaca Las uvas de la IPA, fermentada en la fábrica del productor murciano Yakka, y envejecida en barricas de vino de Jumilla de las laderas del Carche.

Gastrochigre, con Nómada

Por tercer año consecutivo la madrileña Nómada Brewing participa en Artesana Week Lavapiés, ésta vez hermanada con Gastrochigre del Mercado de Antón Martín (Santa Isabel, 5). Cinco medallas de plata y una de bronce la auparon al tercer puesto del Barcelona Beer Challenge 2018. Cada nueva etiqueta de la cervecera dirigida por el maestro vitoriano Javier Aldea genera gran expectativa, ya que sus anteriores creaciones han sido premiadas entre las mejores del mundo. Por ejemplo, ‘Nomada Tundra’, Oro en categoría Golden-Blonde Ale de los Global Craft Beer Awards 2014 de Berlín.

Detrás de un barrio hay una cerveza. La Vallekana es una rubia Golden Ale fácil de beber, con base de maltas germánicas y lúpulo tratado al estilo norteamericano. Ésta y su Indian Pale Ale 16 Cuerdas nos esperan en La alpargata (Embajadores, 41)… Aunque Puente de Vallecas ya tenía birra, Compañía de Cervezas Valle del Kahs (CCVK). Una familia de raíces vallecanas reformó una antigua fábrica de lejías, con objeto de reunir a sus vecinos en torno a “cervezas con un punto de locura”. La primera cervecera vallecana apuesta por la producción ecológica. Así, CCVK y el bar-restaurante Distrito vegano (Doctor Fourquet, 32) sorprenden con sus maridajes veganos de cervezas y tapas.

Las madrileñas Península y Panda Beer se estrenan en Lavapiés. La primera firma Puro Tropikal, con lúpulo añadido en el tanque de maduración (dry hopping). Así, resaltan sus aromas y sabores cítricos a piña, mango y maracuyá. Los manjares peninsulares se degustan sobre la barra de El grillo afónico (Salitre, 43). Entre otras cervezas de Panda Beer, Il morto che parla (Salitre, 31) sirve la Sex Museum, macerada con jengibre, naranja y pimienta de Jamaica. Para maridaje, cerveza y croquetas. La Virgen, la artesana más vendida del mercado, se hermana con La Coqreta (La Fe, 6), la nueva croquetería de Lavapiés. Cada una de sus 13 variedades (fijas, estacionales y especiales) puede cortejarse con una croqueta distinta.

Ellas también fabrican

Bailandera funciona como una cooperativa de mujeres donde todas cobran por igual. Realizan sus cervezas con productos ecológicos de proximidad cultivados en Bustar Viejo, Sierra Norte de Madrid. Las sirve La vida tiene sentidos (Ave María, 20). Especial atención a su Bustar Pale Ale, intensa y amarga, con protagonismo de intensos lúpulos frutales.

Las mujeres también integran la madrileña Cervecera Libre. La loba y Lagarta son dos de sus birras, la primera una Indian Pale Ale y la segunda una Blonde Ale fresca, con jengibre, coriandro y piel de naranja. ¿Dónde? Como vaca sin cencerro (Olivar, 54).

Subimos al Norte. Loukanikos (Mesón de Paredes, 81) despacha la primera cerveza artesana asturiana, Caleya. De alta fermentación y poca carbonatación, su Asturies Pale Ale es frutal en nariz y boca. Para tomar una pinta detrás de otra. ¡Puxa Asturias! El Pedal (Argumosa, 33) sirve las 27 etiquetas de Brew & Roll. Estreno de alto copete en Artesana Week Lavapiés, la cervecera navarra ha ganado dos medallas de oro, una de plata y tres de bronce en Barcelona Beer Challenge 2018, ocupando el segundo puesto. Las maltas con gusto a galleta personalizan su legendaria primera birra Apolo, turbia Irish Red Ale con ligeros aromas a caramelo y chocolate.

Perro negro, con whisky

Con 9’5º, el ladrido de la Perro negro de Brew & Roll deja un inolvidable retrogusto a whisky, en armonía con café, vainilla y fruta madura, sin olvidar el amargor de los lúpulos. Envejecida en barricas de Ardberg Single Malt Whisky, su primera Imperial Stout presenta ahumados y tostados en nariz, e intenso color negro. Todo un contraste con la Indian Pale Ale Liquid Nemesis de The Flying Inn: nariz floral sobre fondo de heno y hierba fresca, paladar de malta dulce redondeado por un sedoso cuerpo de avena. El fabricante castellano leonés debuta en Lavapiés de la mano de otro recién llegado, el bar Craft against the machine (Embajadores, 31). Su nombre lo dice todo.

Pionero en la introducción de la cerveza artesana en Lavapiés, el propietario de El pedal Javier Prieto ha creado su propia línea de birras artesanas. Cervezasinfreno cierra la ruta de la craft beer castiza en La huelga de Lavapiés (Zurita, 39). Desde las calles de L’Eixample provienen las etiquetas de Garage Beer. Dos emprendedores regentan éste bar del corazón de Barcelona que produce Garage IPA, Pale Ale Riba, Zambo y Karma. Las sirve Chinasky (La Fe, 19). El templo de Lavapiés con mayor número de grifos de artesana también está hermanado con el fabricante nómada madrileño Yria.

Les Clandestines prepara sus cervezas con ingredientes naturales de proximidad, en su mayoría cultivados en el municipio tarraconense de Montferri de manera ecológica. El agua proviene del acuífero del río Gaiá. Su 4 Maltes Pale Ale presenta un cálido color ámbar y amargor equilibrado. Ésta y otras pueden degustarse en El Parrondo (Santa Isabel, 8).

EPA!

Lavapiés se consolida como el barrio de la cerveza artesana, al acoger nuevas aperturas de bares especializados. Los grifos de La fuente de La Virgen (Sombrerería, 3), el flamante local de la cervecera madrileña, se hermanan con el reputado fabricante de Bizkaia Laugar. De perfil pálido, floral y refrescante en boca, su EPA! reinterpreta la American Pale Ale tradicional, con final seco y amargo. Fibonatxi 0 es la primera de una serie cuya tonalidad, aromas y sabores se obtienen a partir de una fórmula aritmética.

El barrio de la cerveza artesana

Artesana Week Lavapiés incorpora siete locales nuevos. Además de NuBel, Gastrochigre, Craft against the machine, La Coqreta y La fuente de La Virgen, se añaden Aguardiente (La Fe, 1) y Cascorro Bistrot (Plaza de Cascorro, 21), que amplía los límites de la feria hasta el popular Rastro madrileño. Desde la primera edición se mantienen santuarios como El pedal, Chinasky, O Pazo de Lugo (Argumosa, 28), Casa Zoilo (Huerta del bayo, 4), La misa de 08:00 (Mesón de Paredes, 71) y La buena pinta del Mercado de San Fernando (Embajadores, 41).

Proyecto Lavapiés

IV Artesana Week se inaugura el lunes 9 (19:30) en Chinasky (La Fe, 19) con una cata de cuatro cervezas madrileñas. Además, el martes tiene lugar la doble presentación de Bórea, la primera cerveza de Proyecto Lavapiés. Esta iniciativa proyecta el espíritu de cooperación entre cerveceras y hosteleros impulsado desde Artesana Week Lavapiés. Su primera ‘cerveza de barrio’ nace de la colaboración entre el restaurante O Pazo de Lugo y el bar Chinasky. Bórea Proyecto Lavapiés 001 es una tripel de estilo belga madurada en madera de vino albariño, elaborada con los maestros Ernesto Huete (Cervezas Yria), y el enólogo Luis Vida.

Un crecimiento del 1.600%

Lavapiés ejerce de punto de encuentro con fabricantes, hosteleros y público para evaluar el estado de un sector que creció un 1.600% entre 2008 y 2015. Bares y cerveceras organizan actividades, dirigidas tanto al público general como a los iniciados en la materia: pinchadas de barril, áreas de debate y coloquios con talleres… Incluso, representaciones teatrales inspiradas en Charles Bukowsky y sesiones de ‘magia líquida’.

El número de cerveceras artesanas en nuestro país ha aumentado de 21 a 361 entre 2008 y 2015, según la Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición. España lidera el crecimiento del sector en Europa. En 2015 produjo 100.000 hectolitros, un 33% más que en 2014. El público puede consultar las ofertas y el resto de información sobre locales y fabricantes a través de una APP gratuita para móviles y tabletas, descargable desde App Store y Google Play. Más información también en el perfil de Facebook de Artesana Week Lavapiés.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*