Baños termales contra el frío en el Balneario de Mondariz

Sentir las bajas temperaturas en la piel, cerrar los ojos e imaginarse sumergida en agua caliente,  es un placer que en estos días de invierno se hace todavía más agradable por las temperaturas extremas que estamos sufriendo. Afortunadamente hay soluciones para una escapada en plena cuesta de febrero en la que el baño es el protagonista de una experiencia sensorial.  El baño es una práctica ancestral que serena el espíritu y suaviza la piel, un método efectivo y sencillo que está al alcance de todos y que solo necesita que le dediques un poco de tiempo, desconectándose de todo lo que pudiera alterar la necesaria atmósfera de relajación y bienestar. En España tenemos la suerte de contar con fuentes termales como las que convierten el Balneario de Mondariz en un espacio deseable donde no sólo se puede disfrutar de baños a puerta cerrada sino también de un chapuzón al aire libre en aguas de manantial o  con propiedades terapéuticas a más de treinta grados.

Este carismático balneario gallego cuyas aguas fueron declaradas en 1873 de Utilidad Púbica sigue en perpetua renovación. Además de ofrecer una de las experiencias más completas en el campo del termalismo y tratamientos de bienestar en un marco de verdadero lujo, da la posibilidad de darse un chapuzón al aire libre de dos formas muy diferentes. Como parte de su circuito de spa en el Palacio del Agua con más de 3000 metros cuadrados dedicados al relax y al ocio a través del agua pero también dentro de su sugerente Circuito Celta donde se recrea la filosofía de las Pedras Fermosas de la cultura castrense cuya experiencia completa.

Hidroterapia, el poder de las aguas gallegas

En Balneario de Mondariz, también existe la posibilidad de disfrutar del termalismo más tradicional a través de la Hidroterapia. Este ritual de Balneario de Mondariz provoca una auténtica renovación celular a partir de las propiedades de sus aguas mineromedicinales .

En el Balneario de Mondariz, en la provincia de Pontevedra, podrás mimar tu salud y belleza con una amplia gama de tratamientos, entre ellos, diversos tipos de baños: de burbujas, hidromasaje, de CO2, Niágara y Atlantis. Los baños son una técnica que consiste en la inmersión en el agua minero-medicinal durante un tiempo y una temperatura determinados.

El baño de burbujas consiste en la aplicación de agua vía tópica, mediante inmersión, combinada con las propiedades de los aceites esenciales de Balneario de Mondariz: vivificante, tonificante, relajante o balsámico. La balneación, añadiendo aire a presión desde el fondo de la bañera, provoca una relajante y agradable sensación.

El baño de hidromasaje tiene efectos relajantes, estimulantes, sedantes y analgésico. La bañera tiene 80 salidas de agua a presión que incide sobre la superficie corporal, obteniendo un intenso efecto masaje.

El baño Niágara es un tipo de baño relajante en el que se utiliza una bañera de hidromasaje con 180 salidas de agua a presión.

El baño Atlantis estimula la circulación cuando la temperatura es inferior a 34-36º, si la temperatura es superior a 36ºse producen efectos sedantes y analgésicos. La bañera de hidromasaje con 230 salidas de agua a presión. Consiste en una limpieza y una exfoliación con agua de rosas para liberar la piel de células muertas y conseguir una hidratación óptica en las capas superiores de la epidermis.

¿Que se consigue con un buen baño?

Pero que conseguimos con un buen baño, bien sea en una bañera o en un spa o en zonas zen al aire libre de esta villa termal gallega:  suavizar, desintoxicar, calmar, relajar, revitalizar, rejuvenecer y estimular.

Calor, privacidad y relajación, un baño caliente lo arregla casi todo, así que imagina si lo enriqueces agregándole los ingredientes necesarios para potenciar aún más sus efectos benéficos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*