Experimentos científicos realizados por Dakila Pesquisas prueban que la Tierra no es esférica

Luego de siete años de investigaciones sobre la forma de la Tierra, experimentos científicos realizados por investigadores brasileros de Dakila Pesquisas –junto a profesionales de diversas áreas de Brasil y otros países como Estados Unidos, Rusia, Chile, Holanda y España- demostraron que la Tierra no es esférica. Las pruebas fueron presentadas en el largometraje Terra Convexa: O Documentário (Tierra Convexa: El documental) puesto a disposición el día de hoy en el sitio es.terraconvexa.com.br, en portugués, inglés y español.

Se realizaron siete experimentos científicos, entre ellos el geodésico, que consistió en medir las distancias entre las bases y las cimas de un edificio en Torres (Río Grande del Sur, RS) y otro en Natal (Río Grande del Norte, RN). Ambas distancias fueron de 3.050 km tomando como referencia el nivel del mar. “Las medidas fueron iguales. Si la Tierra fuera redonda, la medida de la distancia entre las bases debería ser menor que la medida entre las partes superiores de los edificios, porque estarían acompañando la curvatura de la Tierra”, explica Urandir de Oliveira, fundador de Dakila Pesquisas. En la acción participó un grupo de ingenieros del Instituto Nacional de Colonização e Reforma Agrária (Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria, Incra, por sus siglas en portugués).

Un láser de largo alcance fue usado para medir la planicidad y nivelación de las aguas en la Represa de Tres Marías (Minas Gerais, MG), la Laguna de los Patos (Río Grande del Sur, RS), el Lago Titicaca (Perú), los mares de Ilhabela (São Paulo, SP) y el Estrecho de Gibraltar. Las pruebas realizadas en hasta 35 km no identificaron ninguna curvatura.

Los experimentos realizados con telescopios refractores y reflectores comprobaron que los barcos no desaparecen en la línea del horizonte, sino que perdemos la capacidad de observarlos debido a un fenómeno óptico. Este fenómeno fue estudiado por los investigadores, quienes formularon una nueva teoría que explica física y matemáticamente el modo en que esto funciona.

Los experimentos realizados con la plomada (verticalidad) y el nivel (horizontalidad) probaron que la gravedad no existe, pues el comportamiento físico de las aguas es buscar la nivelación, o sea, la planicidad. Según Urandir, lo que nos mantiene pegados al suelo es solamente el MDPL (magnetismo, densidad, presión y luz).

Mediante imágenes captadas por varias sondas atmosféricas lanzadas por los investigadores, así como de expediciones realizadas -inclusive a la Antártida- con la colaboración de miembros de las Fuerzas Armadas de Brasil –además de otros análisis de materiales como polen, polvo y fragmentos de hoja encontrados en los glaciares de Siberia y las orillas del Océano Glacial Ártico, se descubrió un nuevo continente denominado “Norte Mayor“, separado por una gran masa de hielo.

La trayectoria de los astros, incluido el Sol y la Luna, detectada por los equipos no coincide con lo descrito por la ciencia. Las nuevas informaciones posibilitaron obtener la posición correcta de los continentes, que serán reveladas en breve.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*