Hsiao Ya-Chuan: “El 90% de nuestra existencia ya está determinada pero hay un 10% en el que podemos transformar nuestro destino”

El cineasta asiático presenta Father to Son, la primera de las películas a concurso en la Sección Oficial del festival: un film en el que une su propia historia familiar con el devenir de Taiwan

Hsiao Ya-Chuan (Father to son). Foto Quique Curbelo

El director Hsiao Ya-Chuan presentó en la mañana de hoy, 7 de abril, Father to Son (Van Pao Te, Taiwan, 2018), la primera de las películas a concurso en la Sección Oficial de la presente edición del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, apartado que cuenta con el patrocinio de Fundación Cajamar. El film, que tiene su primera proyección este sábado en Multicines Monopol, parte de la vocación del director para juntar las historias de su padre y su hija, conectadas con la propia evolución de Taiwan como país. “El 90% de nuestra existencia ya está determinada por nuestra historia, de dónde venimos, pero hay un 10% en el que podemos transformar nuestro destino”, afirmó el cineasta asiático durante la rueda de prensa ofrecida en el Teatro Pérez Galdós, en donde fue introducido a los medios por Antonio Weinrichter.

El origen de la película parte de dos aspectos que se juntan en un único camino. Ahora soy padre, y tengo padre, quería unir las historias de mi ascendencia y de mi hija. La segunda referencia es la propia historia de Taiwán. El motivo principal de mi película es jugar ambos aspectos, en lo personal y en la historia del país”, explicó Hsiao Ya-Chuan para sintetizar el espíritu de una obra en la que mezcla color y blanco y negro para subrayar su manejo de los tiempos.

Soy consciente de la dificultad estructural de la película”, convino el director, quien apuntó que “para facilitar su comprensión, siempre utilizo el blanco en negro para el pasado, y el color para el presente”.

En un tono más personal, Hsiao Ya-Chuan, explicó cómo “entiendo la vida de una forma en la que el 90% de nuestra existencia ya está determinada por nuestra historia, de dónde venimos, pero hay un 10% en el que podemos transformar nuestro destino, que podemos cambiar. La representación de ese 10% quizás es lo que pueda hacer la película más complicada. Siempre tenemos esa oportunidad de cambiar nuestro futuro”, subrayó.

Sobre su relación con Hou Hsiao-hsien (productor ejecutivo de sus películas), el director explicó que “es mi tercera película y él me ha ayudado en todas: se interesa mucho por los directores jóvenes, por el guión, y también le gusta intervenir en la edición”. El productor ya colaboró con Hsiao Ya-Chuan en sus anteriores trabajos Taipei Exchanger -premio del público en el Festival de Cine de Taipei en 2010- y Mirror Image.

El director asiático comentó que ya “conocía esa relación del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria con el cine chino: me parece muy interesante, creo que explica muy bien el carácter de los canarios por conocer y respetar al otro”. Sobre cómo percibe la proyección de su obra en occidente, el cineasta señaló que “como asiático veo muchas películas occidentales: si viéramos más películas asiáticas sería una muy buena manera de mejorar la comunicación”.

18º Festival Internacional de Cine Las Palmas de Gran Canaria: Hsiao Ya-Chuan (Father to son). Foto Quique Curbelo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*