Productos financieros innovadores para afrontar gastos imprevistos y llegar a fin de mes

Acudir a internet para solventar pequeños gastos imprevistos es una opción por la que cada vez se decanta mayor número de personas y así poder llegar a fin de mes cuando surgen dificultades financieras puntuales e inesperadas: un viaje para acudir a un importante evento de un familiar, la compra de un nuevo electrodoméstico, una multa de tráfico, un tratamiento odontológico urgente o, sencillamente, la compra de unas gafas graduadas a un hijo que le han sido prescritas en una rutinaria revisión de vista, por poner algunos ejemplos.

En la Red podemos encontrar webs con productos financieros innovadores como ¡QuéBueno!, a través de la que se pueden obtener y tramitar rápidamente préstamos personales en 10 minutos y desde la comodidad del hogar, y ello de manera flexible y sin papeleo alguno. Basta con cumplimentar un formulario, a rellenar online.

En contrapartida, los solicitantes se comprometen de manera responsable a la devolución del importe del minicrédito en el plazo acordado, junto al de los correspondientes intereses, sobre los que de forma transparente son informados los beneficiarios del préstamo previamente, en el momento de solicitarlo y antes de su definitiva formalización.

Una de las principales características de este producto financiero en auge es que las cantidades económicas a solicitar son, de entrada, de pequeños importes, si bien, una vez tramitada y liquidada una primera solicitud habiéndose cumplido puntualmente con lo pactado, dicho importe puede ir aumentando en sucesivas solicitudes mientras en el historial de operaciones no se registren incidencias en las devoluciones y éstas se lleven a cabo respetándose las fechas de vencimiento.

Las webs a las que se puede recurrir para conseguir microcréditos que alivien la economía doméstica alterada por un imprevisto de última hora, permiten hacer cálculos online para conocer de manera efectiva cuánto dinero es preciso para cubrir las necesidades y prever correctamente el plazo de tiempo en el que podrá liquidarse sin agobios el préstamo y sus intereses.

En este sentido dichas webs abogan por un uso responsable de los productos de financiación rápida y urgente. Recomiendan así que se solicite únicamente el dinero que se necesite y se calcule bien si va a ser posible devolverlo en el tiempo establecido. Y es que demorarse en la liquidación o incurrir en impagos, lejos de solucionar el problema para cuya resolución se pidió el préstamo, el mismo se estará haciendo aún mayor.

Los pasos a dar para obtener un minicrédito rápido o al instante son muy simples. Suelen ser iguales para todos y para cubrir asimismo todo tipo de situaciones. Primeramente se elige el importe del préstamo que se desea (suelen ser de determinados límites en función de si es la primera vez que se solicita o si ya se ha contado con microcréditos anteriormente), a continuación se establece el plazo de tiempo en el que será liquidado y finalmente se cumplimentar un sencillo formulario. Una vez se verifiquen los datos, se obtendrá una respuesta y el dinero podrá estar en la cuenta corriente del solicitante en menos de un cuarto de hora desde la aprobación de la operación. Todo ello online, desde casa o incluso el trabajo. Y sin necesidad de aportar documentos, nóminas o avales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*