¿Cómo asegurarse de que los operadores de juego online son legales y fiables?

Desde que en junio de 2012 se autorizó en España el juego online y comenzó a desarrollarse el mercado de juego en línea legal, regulado, al concederse las primeras licencias, el sector ha crecido vertiginosamente año a año tanto en lo que respecta al número de jugadores como a la facturación que genera. Así, según los últimos informes estadísticos hechos públicos por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, el importe total de las cantidades jugadas en el último trimestre de 2017 en nuestro país se cifró en 3.550 millones de euros aproximadamente. En cuanto al número de jugadores, tan solo en diciembre de 2017 había casi 674.000 activos y 190.000 registrados.

Por segmentos, en ese cuarto trimestre de 2017 se registró en todos ellos un aumento en las cantidades jugadas en relación con el tercer trimestre del mismo año: en Póquer un 11,57%, en Casino (máquinas de azar, blackjack, punto y banca, juegos complementarios y ruleta) un 49,89%, en Apuestas un 37,76%, en Bingo un 0,72% y en Concursos un 0,06%.

Aun a falta de conocer a fecha de hoy datos oficiales de facturación y del número de jugadores correspondientes al primer trimestre de 2018, bien podemos afirmar con las estadísticas precedentes que el juego online en España, y especialmente los casinos en línea, constituyen una de las actividades económicas que más ha crecido y seguirá creciendo en los próximos años en nuestro país.

Ahora bien, hay que tener muy en cuenta, para evitar caer en engaños, que solo están autorizados a ofrecer actividades de juego online operadores con licencia, la cual otorga la DGOJ junto con el derecho de uso de la marca “juego seguro”. Es necesario por lo tanto asegurarse de que la actividad está controlada y de que los operadores cumplen con todos los requisitos legales y son solventes, para lo cual se puede acudir a webs como http://www.casinosonlinefiables.net, en la que se recoge información para poder reconocer rápidamente a los operadores realmente serios y acceder a la oferta de juego legal en España.

De hecho, los operadores legales impiden jugar a menores y facilitan la exclusión del juego a las personas y grupos vulnerables; ofrecen asimismo garantías de que el juego es honesto; están supervisados por la DGOJ; proporcionan claramente opciones para que los consumidores y/o jugadores puedan protegerse, por ejemplo mediante reclamaciones que se canalizarían a través de la DGOJ en el caso de que hubiese conflicto.

Igualmente ofrecen fiabilidad en la realización de las operaciones, los pagos y los cobros y, lo que es muy importante, cumplen a rajatabla la Ley de Protección de Datos, lo cual protege la identidad de cada jugador y evita que sus datos se utilicen indebidamente.

En contrapartida, quienes accedan a juego online sin supervisar y, por consiguiente, ilegal, se arriesgan a caer en trampas y estafas, a la vez que, si se acude a operadores no fiables, se pueden sufrir serias dificultades para hacer efectivos pagos y cobros.

La Dirección General de Ordenación del Juego ha advertido públicamente que cerrará de manera cautelar las páginas web que ofrezcan juego ilegal. De este modo, quienes accedan a jugar a estas páginas se arriesgan a no poder recuperar los fondos invertidos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*