Cuestiones sobre la erradicación o disminución de los cuatro jinetes del Apocalipsis, I

¿Se pueden hacer disminuir o erradicar los cuatro jinetes del Apocalipsis?

Existen temas o cuestiones, macrotemas, podríamos decirlos, que siempre te equivocas, éste es uno de ellos. Pero también la humanidad tiene el deber y el derecho de abordarlos, de perfilarlos, de analizarlos, de equivocarse. Tenemos el derecho de equivocarnos, al menos conceptualmente, porque si no nos equivocamos, no podemos abordarlos, y si no los abordamos, no podemos analizarlos, y por tanto, encontrar verdades y aciertos, errores y desaciertos. Es la obligación humana, es nuestra obligación humana, ciertamente abordando con humildad y prudencia y racionalidad.

– Posiblemente estamos en una encrucijada de la historia, por la cual, en las próximas generaciones y siglos, se redefinirán las concepciones esenciales sobre la humanidad, el ser humano, la especie y todo lo que deriva de ello, por lo cual, se redefinirán cientos de cuestiones, se hará poco a poco, pero ya ha empezado esta carrera, por lo cual todo lo humano se replanteará, desde la muerte a la enfermedad. Por consecuencia, casi todo lo que se afirma o afirme hoy, sobre cientos de temas o cuestiones, en cierto modo, es mirando el presente y el pasado, pero posiblemente el futuro y por consecuencia el presente mirando el futuro, o el futuro mirando el futuro, será muy distinto de lo que ahora pensamos o concebimos. Estamos entrando no, en un cambio de fase de la historia, sino posiblemente en una nueva etapa, como diría el papa Francisco.

– Quizás, plantear que la muerte, la enfermedad, las guerras, las epidemias se pueden erradicar, puede parecer demasiado pretencioso como fin o como meta. Puede que si se plantea como disminuir, resulte más aceptable y adaptable al existir humano. Ciertamente, nadie cree o piensa que la muerte humana se pueda hacer desaparecer, pero quizás se pueda alargar la vida, quizás se pueda plantear y de hecho se harán otras cuestiones sobre la vida y la muerte. Pero nadie negará que quizás si hay que plantearse ya resolver o disminuir casi a cero, las epidemias, las guerras, las enfermedades, el hambre, etc.

Si la humanidad no se plantea un problema e intenta resolverlo, nunca lo hará, si se lo plantea, puede hacerlo disminuir. Sea la muerte debida a accidentes de tráfico o sea debida a otra realidad humana.

No parece lógico que en las películas prohíban el tabaco en los personajes, se prohíbe con razón el tabaco y no se prohíbe que se vean escenas de consumo de drogas, y otras violencias. Por tanto, ya tendríamos aquí un punto que si a nivel mundial, empezando por Occidente, se prohibiesen en las películas dicha realidad, pues quizás disminuiría un factor, de los cientos de factores que existan, para disminuir la enfermedad, las epidemias, la muerte…

– En esta serie de artículos, de este tema o similares, quizás, lo que haya que fijar, es que la humanidad, ha superado enormes retos, porque se ha planteado que se puedan resolver. Pueda o no pueda, el ser humano tiene el derecho y el deber de hacerlo. Si se lo plantea, y durante décadas o siglos o generaciones se cuestiona un tema, poco a poco, lo va resolviendo, si no se lo plantea, jamás lo resolverá. Por lo cual, cualquier cuestión que sea un mal, mal de un tipo o de otro, la humanidad tiene el deber y el derecho con sus pocas luces, intentarlo solucionar, sea una cuestión enormemente grave o leve.

Y esto creo que es lo esencial, si nos podemos a plantearnos, de una manera o de otra, se van acumulando pequeñas soluciones a lo largo de las generaciones, y se resolverá poco a poco, o puede hacerlo, y desde luego, el hambre, las epidemias, la guerra, y al menos, alargar la vida, disminuir los factores de muerte…

Por lo cual, diríamos que en estos artículos, no solo planteo estos cuatro jinetes del Apocalipsis, sino planteo, o son extensivos a otros temas o a otras cuestiones… Porque lo bueno, cientos de factores buenos y positivos y realidades y entidades buenas y positivas, se apoyan entre sí. pero también cientos de factores y variables y entidades malas y negativas, forman trabazones de sistemas negativos. Por tanto, diríamos estos artículos están hablando del bien y del no-bien, de multitud de temas y cuestiones, o deberían leerse o pensarse así.

– Pongamos un ejemplo, en España durante muchos años, los fallecimientos de personas en las carreteras, han sido de varios miles, se ha conseguido disminuir ahora a unos mil y un poco más, en Europa es al año de cerca de veinticinco mil.

Esto por ejemplo, es un reto. Pero entre millones de seres humanos, varios cientos de millones de europeos que habitamos estas tierras, no podremos entre todos, a uno se les ocurre una idea o sugerencia, a otros, se les ocurre otra, y los poderes institucionales, públicos y privados, diversas entidades, pueden ir perfeccionando, unas ideas y otras, tomando de otras partes del mundo, creando multitud de posibilidades de solución, estudiando e investigando. Y por tanto, intentar disminuir los accidentes de tráfico, las muertes, las patologías que quedan de ellos, y quizás, menos padres se queden sin sus hijos, menos hijos sin sus padres, menos hermanos sin sus hermanos, menos esposos sin sus esposas, etc.

Igual que este ejemplo, puede aplicarse a todo. Es decir, se deberían crear, las entidades públicas y privadas, crear buzones de sugerencias, y ahora, por informática y teleinformática son posibles, para intentar disminuir todos y cada uno de los problemas existentes. Es decir, para resolver, no solo los problemas de tráfico, que es el ejemplo, que estamos utilizando, sino cientos de temas o cuestiones que existen en el mundo, que son los elementos y parámetros que forman redes de los sufrimientos y penas y angustias humanas, de la muerte, de la guerra, de las epidemias, de y de…


Jesús Millán Muñoz – http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (23 enero-31 mayo 2018 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*