Dichos II de Juan de Portoplano

Foto: Gabor Kalman

Meter en una fórmula de una línea, es el deseo de los físicos matemáticos para explicar todo el universo. Algo así, pero no tan ambiciosos, intentamos desde las letras, encerrar en unas líneas algo de la realidad, no todo el universo de la realidad, pero algo de la realidad. Eso es todo. Después, como en este caso, meterlo en un artículo periodístico, o quizás, otras veces, en un ensayo-libro.

– Alguien hace un mal a otra persona, y se tiene que pasar un tiempo, quizás media vida, justificándose por qué le ha hecho ese mal, que llevaba razón, y quizás haciéndole más mal.

– Muchos piensan, que te pueden pisar todas las veces que quieran, por tal o cual motivo, pero tú, tú no puedes pisarlo a ellos, ni siquiera una vez, ni siquiera puedes defenderte, ni siquiera puedes huir para que no siga pisándote, ni siquiera puedes defenderte mínimamente, ni siquiera puedes decir que es una persona con maldad y malvada, al menos contigo. Muchos piensan que las normas morales son de ellos, y cuándo a ellos les interesan y les convienen…

– Creía que aquella guerra de los abuelos y bisabuelos, que ni siquiera formaron o crearon la mayoría de ellos, pero que soportaron la mayoría de ellos, se había terminado con los bisabuelas y las abuelas. Pero me he dado cuenta que no, que sigue y continúa, quizás hasta que surja otra nueva, y continúe la espiral del mismo modo.

– Porque sea un hombre no soy menos fiable, menos discreto que usted que no es un varón.

– El ser humano mientras tenga salud y edad, tiene que trabajar y estudiar, porque el trabajo y el estudio es la forma más profunda de tener salud, es la manera de seguir aportando bien a la sociedad.

– No he encontrado ningún individuo que no arrastre dentro de su alma, de su mente, de su cuerpo alguna herida o trauma. No he encontrado ninguna persona, y creo que nunca encontraré ninguna.

– Los santos y santas canonizados por el cristianismo, nos llenan de frescor y de esperanza en la humanidad. La humanidad es mejor de lo que pensamos, la humanidad no es solo gris, sino que también es y tiene colores resplandecientes.

– Quieres, con razón, no ser silenciado, ni marginado como persona, porque tienes siete dedos en cada mano, pero tú sí silencias y marginas a otra persona porque tiene dos narices, o simplemente porque es más tímida que tú, o porque no es de tu clase social, o no tiene tu nivel cultural, o…

– Si el ser humano tiene alma inmortal o principio de inmortalidad, y ésta anhela ser y estar con y en Dios, de la forma que sea, es un paraíso poder estar o cumplir con esta finalidad o función, lo que denominamos paraíso, y será una enorme iniquidad-sufrimiento, que ni siquiera podemos imaginar, el no estar con Dios eternamente, es decir, estar en el infierno o lo que denominamos el infierno.

– Sería enormemente triste y trágico en esta vida sufrir una enormidad, y en la Siguiente, si existe Eternidad, también caer en el Lado del No-Amor, en el Lado del No-Dios, o lo que se dice tradicionalmente en el infierno eterno. Es decir, sería de tontos e ignorantes y mil adjetivos negativos, aquí en esta vida, sufrir y sufrir bastante, y encima en la otra vida también sufrir potencialmente aún más, es decir, ir al infierno, por no seguir cuatro reglas morales, por no seguir cuatro normas religiosas o espirituales…

– No permitas oh Dios, si existes, y si tengo alma inmortal, que exista toda la eternidad si Ti, sin estar a Tu Lado, no permitas oh Dios, que los humanos pierdan y olviden estar contigo eternamente.

– Se rasgan algunos las vestiduras, porque escribo frases de filosofía de la religión, de metafísica, de espiritualidad, de filosofía de la espiritualidad. Pero me digo a mi mismo, por qué otros se les admite que escriban y defiendan puntos en contra de Dios, y yo porque no voy en contra, a mí se me recrimina, se me silencia, se me margina como escritor y pensador, modesto pensador y modesto escritor porque si lo haga a su favor…

– Si no existe Dios, defender los grandes valores humanos de la dignidad humana y de Dios, el ser humano no pierde nada. Pero si existe Dios, y no defendemos los grandes valores de la humanidad y de amor-amar a Dios, perderemos mucho, pero aquí y Allí.

– No es lo mismo, el concepto de Dios en todas las filosofías, ni en todas las revelaciones, ni en todas las tradiciones religiosas. Usted tiene entre otros muchos deberes, buscar cual es el más verdadero y bondadoso y racional y moral…

– Es un mal crear sufrimiento, sufrimiento inmoral, a si mismo, a los otros, a los demás, a las realidades vivientes. Es un mal crear sufrimiento…


Autor: Jesús Millán Muñoz

http://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (24 febrero-11 mayo 2018 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*