La Comunidad de Madrid recicla 184.134 toneladas de envases domésticos en 2017 y consolida su compromiso con la economía circular

Aumenta un 5% con respecto a 2016, gracias al esfuerzo y compromiso de ciudadanos, administraciones públicas, empresas y organizaciones civiles

Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, e Ignacio González presidente de Ecoembes

Durante 2017, la Comunidad de Madrid siguió avanzando de la mano del reciclaje de envases domésticos hacia una sociedad más circular. Prueba de ello es que, como ha desvelado hoy Ecoembes, la organización medioambiental que promueve la economía circular a través del reciclaje, durante la presentación de resultados correspondientes a 2017, ese mismo año se reciclaron 184.134 toneladas de envases domésticos en la Comunidad, un 5% más con respecto a 2016. Un dato que ratifica la tendencia ascendente del reciclaje de los residuos que se depositan en los contenedores amarillo (envases de plástico, latas y briks) y azul (envases de papel y cartón).

Estos resultados han sido posibles gracias a un sistema que integra a ciudadanos, ayuntamientos, empresas y organizaciones civiles, que aboga por la colaboración público-privada, la innovación y la educación y que trabaja para ofrecer soluciones y acercar el reciclaje cada vez más al día a día de los españoles, tanto dentro como fuera del hogar.

Así, durante 2017, el número de contenedores amarillos y azules puestos a disposición de los ciudadanos madrileños ascendió a los 164.299, lo que permite que prácticamente el 100% de la población tenga acceso a la recogida selectiva. A todo ello se suma la entrega de 16.503 puntos de reciclaje para fomentar este hábito en los espacios públicos, así como la incorporación al proyecto de recogida selectiva en el canal HORECA en los Ayuntamientos de Getafe, Leganés, Alcalá de Henares, Coslada, Soto del Real, Alcobendas y Fuenlabrada.

Además, se facilitó el reciclaje en festivales de música como el Tomavistas y se ayudó a miles de ciudadanos a reciclar en el Aeropuerto de Barajas, el estadio Santiago Bernabéu, en Wanda Metropolitano, en el hospital de Cruz Roja, el de La Paz, el Infanta Elena o el de Collado Villalba, entre otros.

Así mismo, se ha puesto en marcha el proyecto Red de Colegios EducaEnEco en  más de 190 centros de 27 municipios de la Comunidad de Madrid, donde se han entregado 4.826 puntos de reciclaje: Ajalvir, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Aranjuez, Arganda del Rey, Boadilla del Monte, Camarma de Esteruelas, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Coslada, Fuenlabrada, Galapagar, Getafe, Humanes de Madrid, Las Rozas de Madrid, Leganés, Majadahonda, Parla, Pinto, Pozuelo de Alarcón, San Fernando de Henares, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz, Torrelodones, Tres Cantos y Valdemoro.

A esto hay que añadir el enorme esfuerzo realizado para la automatización de la planta de envases ligeros de Las Dehesas, que ha permitido a su vez mejorar la recuperación de material.

Un esfuerzo colectivo que ha dado sus frutos, como lo demuestra el hecho de que en 2017 cada ciudadano depositó 21,8 kg en el contenedor amarillo y 13,5 kg en el azul, lo que supone un incremento respecto a 2016 del 6,3% y del 10,1% respectivamente.

Para conmemorar que ayer era el Día Mundial del Reciclaje, el ayuntamiento de Madrid se sumó a la iniciativa de Ecoembes #VerdesPorDentroYPorFuera e iluminó de verde la Cibeles. En esta campaña, que busca animar a todos los ciudadanos a reciclar y mostrar su compromiso con este hábito los 365 días del año, han participado ciudades de toda España iluminando sus edificios más emblemáticos: desde Oviedo, hasta Málaga, pasando por Murcia o Santa Cruz de Tenerife.

Los datos de la Comunidad de Madrid también han tenido un reflejo a nivel nacional. En 2017, se reciclaron en España 1.399.582 toneladas de envases domésticos, un 3,5% más con respecto a 2016, lo que ha permitido alcanzar una tasa del 77,1%. Así, los envases domésticos se consolidan como los residuos sólidos urbanos (RSU) más reciclados en el país, representando 1/4 del total de lo que se recicla en España (29,7%, según datos de Eurostat).

En este sentido, y con el objetivo de avanzar hacia una sociedad circular y poder cumplir con la legislación europea, Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, destacó, durante la presentación, la necesidad de sentar las bases para que todos los residuos que actualmente no se están gestionando adecuadamente comiencen a reciclarse: “En España solo se recicla un 29,7% del total de residuos urbanos generados, una cifra de la que tira Ecoembes, ya que, a pesar de representar solo un 8% de estos residuos, aporta casi un cuarto del total con 1.399.582 toneladas recicladas”. Asimismo, quiso destacar la trayectoria del trabajo de Ecoembes como impulsor de la economía circular y afirmó que “teniendo en cuenta que cuando iniciamos nuestra actividad en 1998 apenas se reciclaba el 4,8% de los envases domésticos, la evolución no podría ser más positiva”.

La aportación del reciclaje al medioambiente

El reciclaje de envases realizado durante 2017 ha supuesto una serie de beneficios directos sobre el medioambiente. No solo se han ahorrado 1,3 millones de toneladas de materias primas sino, también, 20,15 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente al consumo de agua de toda la ciudad de Madrid durante más de mes y medio, y de 5,8 millones de megavatios/hora de energía eléctrica.

También se ha evitado la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o, lo que es lo mismo, las emisiones de 1/3 de la población del país en el trayecto por carretera Madrid – Barcelona.

2017, el año de la innovación y la educación

El pasado año, Ecoembes dio un paso más en su propósito de avanzar hacia la economía circular inaugurando el primer centro de innovación sobre esta materia en Europa: TheCircularLab, un ecosistema donde se crean redes para unir a ciudadanos, emprendedores y empresas. Durante su primer año de vida, este centro situado en Logroño (La Rioja), ha dado grandes pasos en materia de ecodiseño (30 proyectos incubados) y la gestión inteligente de residuos (con la plataforma SmartWaste), entre otros 150 proyectos más en los que se están trabajando.

En el ámbito educativo, pilar fundamental para alcanzar una sociedad circular, Ecoembes sentó las bases para cambiar la educación ambiental con Naturaliza, un ambicioso proyecto que busca integrar curricularmente, y de forma trasversal, el medioambiente en todas las asignaturas troncales y que empezará a pilotarse en primaria este año en algunos centros la Comunidad de Madrid y de La Rioja.

2017 también fue el año en el que Ecoembes dio un paso al frente en la lucha contra la problemática de la basuraleza, palabra que se refiere a aquellos residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza. Gracias a Libera, desarrollado junto con SEO/Birdlife, más de 200 organizaciones y 10.000 voluntarios liberaron de basuraleza 400 puntos de nuestro país.

En el caso de la Comunidad de Madrid, más de 1.100 personas y más de 30 organizaciones locales liberaron 45 puntos de basuraleza. Asimismo, cuatro proyectos de esta Comunidad fueron seleccionados para las ayudas de apadrinamiento a proyectos de conservación en entornos naturales: Grupo Local Seo Montícola, Asociación Trieco Educación Ambiental, Asociación Canina Licaón y Asociación Barrio Vivo Algete.

Mirando al futuro

Para finalizar, y consciente de la necesidad de seguir mejorando, Óscar Martín quiso reflexionar sobre hacia dónde debería avanzar la gestión de residuos en nuestro país. Así, destacó la necesidad de establecer la obligatoriedad de la gestión de todos los flujos de residuos, así como el de la recogida selectiva obligatoria fuera del hogar como complemento perfecto para hacer evolucionar el sistema actual de gestión. Asimismo, abogó por la implantación de sistemas de pago por generación, por seguir regionalizando las campañas de sensibilización y por el fomento de la innovación abierta con empresas, emprendedores y organizaciones para trabajar en los envases del futuro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*