Roch Tabarot analiza la fragilidad que ha alcanzado el mercado automovilístico autónomo

El analista Roch Tabarot identifica el mercado automovilístico como uno de los más firmes de toda la industria mundial, además de de disfrutar de una evolución que aparentemente es imparable.

Sin embargo, el experto económico llama la atención sobre la situación delicada, por no decir frágil, que ha alcanzado la línea de negocio relacionada con el mercado automovilístico autónomo.

Según Roch Tabarot, los recientes accidentes mortales sucedidos en Estados Unidos y una falta de reglamentación, frenarán considerablemente la comercialización práctica de estos vehículos.

Consecuencias de los accidentes mortales con coches autónomos

El hecho de que un coche provocara un accidente mortal, con el sistema de conducción autónoma activado, ya fuera a un peatón o a un ocupante del vehículo, ha sido uno de los mayores temores del sector desde el mismo momento de su planteamiento inicial.

Roch Tabarot señala la mala fortuna de que al final, haya sucedido el terrible accidente, no solo en una ocasión excepcional, sino en dos diferentes y, además, que se hayan producido con menos de una semana de intervalo entre uno y otro.

Según el analista, ha sido como pisar el «freno» del sector, para evaluar daños, riesgos y el propio futuro de las siguientes inversiones en su desarrollo.

El primer accidente mortal sucedió en Tempe (Arizona), cuando un coche autónomo atropelló a una mujer que cruzaba una calzada por un tramo que no era un paso de peatones.

El segundo accidente mortal tuvo lugar en Mountain View (California), donde un ingeniero de Apple que se encontraba en el interior del vehículo falleció a causa de un accidente contra una barrera de la carretera.

En consecuencia, Roch Tabarot recuerda que las empresas relacionadas con estos accidentes, como Uber y Tesla, han retirado o parado sus pruebas de conducción autónoma para evaluar la situación. El resto de compañías, también ha mostrado prudencia en anuncios de innovaciones relacionadas o en la voluntad de realizar cualquier acción práctica con sus vehículos.

Roch Tabarot y la oferta desaprovechada de California

Los accidentes mencionados tuvieron lugar durante las últimas semanas del mes de marzo de 2018. A los pocos días, el 2 de abril, se cumplía en California el plazo que limitaba la circulación de coches autónomos.

La ciudad estadounidense se convertía así en la primera del mundo donde permitía la conducción de estos vehículos, previa solicitud de las compañías interesadas y examen de expertos profesionales para autorizarla.

Las consecuencias advertidas por Roch Tabarot se han cumplido y tan solo una empresa cuyo nombre no ha sido revelado, ha iniciado los trámites de solicitud de permiso.

Se trata de una oportunidad comercial y promocional completamente perdida y que no volverá a repetirse jamás, pero para la que ninguna empresa ha mostrado la voluntad de riesgo necesaria, a raíz de los hechos sucedidos tan solo unos días antes.

Además de la exposición a una menor seguridad que la que intentan transmitir los anuncios sobre coches autónomos, las empresas de este sector pierden la confianza de los consumidores, al incumplir las fechas estimadas de evolución.

El sector de conducción autónoma sigue invirtiendo miles de millones en mejorar esta tecnología, pero el camino que se auguraba ya recorrido, en realidad ha demostrado ser mucho más extenso de lo previsto y, tras estos accidentes, probablemente se recorra también con mayor lentitud.

Roch Tabarot plantea las posibles soluciones de la conducción autónoma

Que el sector vaya a evolucionar con mayor lentitud no implica que se pare por completo, ni mucho menos que se descarte su desarrollo.

Roch Tabarot confía en que esta inflexión en la carrera del automóvil autónomo sirva para asentar con mayor firmeza las bases de un sector prometedor que, indudablemente, conformará el futuro de la automoción en todo el mundo.

Una solución inicial pasa por una reglamentación más estricta. Algunos profesionales del sector han mostrado su temor ante esta opción, dado que limitaría las opciones de estos vehículos. Sin embargo, podría ser el camino adecuado para una evolución y desarrollo progresivos, hasta conseguir en un tiempo la equivalencia de permisos legales que tendría un coche tradicional.

Además, la regulación normativa sirve también para identificar mejor los límites, las consecuencias y las responsabilidades en todos los ámbitos de la conducción autónoma, lo que también transmite confianza a todas las partes implicadas en la fabricación y uso de estos vehículos.

Por descontado, Roch Tabarot también considera recomendable aplicar medidas de seguridad más precisas e incluso obligatorias. El accidente con el coche de Tesla plantea la posibilidad de que el conductor cogiera el volante demasiado tarde, cuando desde la compañía requieren que en todo momento esté sujeto por el conductor.

Medidas como el aviso continuo de esta obligatoriedad o incluso la imposibilidad de funcionar del vehículo, motivarían con mayor efectividad el cumplimiento de las acciones que incrementan la seguridad con estos coches.

Roch Tabarot identifica la anticipación de China

Como sucede en otros mercados, China ha vuelto a anticiparse a esta situación. Con una industria a nivel mundial en relativa pausa, el gigante asiático ha iniciado todas las medidas necesarias para que sus ciudades sean las primeras que disfrutan de coches autónomos por sus calles.

Barrios de Pekín y Shanghái han comenzado con las primeras pruebas con estos coches autónomos. Las autoridades del país, además, han anunciado la inversión en señales de tráfico inteligentes, para perfeccionar todavía más este tipo de conducción, que contará con la ayuda sincronizada de estos sistemas de señalización. Gracias a ello los vehículos podrían identificar mejor la situación del tráfico.

Roch Tabarot valora el espíritu emprendedor de las autoridades chinas en este sentido, que pese a los riesgos planteados recientemente en el sector, en lugar de optar por la precaución, han identificado una oportunidad comercial única, para ser líderes del mercado, obviamente si las pruebas transcurren sin más incidentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*