Aforismos VI de Juan de Portoplano

Siempre me ha gustado el subgénero adagio-aforismo-proverbio-sentencia-dicho-frase-refrán y todos los nombres que ha ido adquiriendo a lo largo de los milenios. Siempre he creído centrar en una tesis en definitiva, un tema o cuestión, y después, quedaría argumentar a favor y en contra, razones y contrarazones, que tanto me ha gustado siempre. En este caso, intento combinar dos subgéneros de la prosa o prosa didáctica o los nombres que en teoría literaria ha ido adquiriendo. Por un lado el aforismo-sentencia-fragmento y por otro el artículo periodístico-literario, en estos tiempos, sintetizarlos aún más, es decir, con la subvariedad del medio digital. Cierto es, que si ustedes, se entretienen y suman todos los artículos de aforismos que he publicado y he escrito en esta última decena de años, ya irán más de cien, es decir, ya tendría el tamaño de la obra de Marco Aurelio, de algunas obras de Gracián, de Nietzsche, etc.

– Ver y percibir los problemas y cuestiones, pero sin perder el ánimo y la afectividad y los sentimientos. Paz y tranquilidad y sosiego en todo. Cosa tan difícil. Es más fácil escribirla, que aplicarla.

– Es un misterio, que ya Job, en el Libro de Job se plantea, que persona de buena voluntad, sin ser perfectas, en demasiados lugares o ocasiones, son estimadas menos que personas más imperfectas y de menos buena voluntad, pero quizás con mejores palabras y mejores oratorias y erudiciones.

– De los hombres o mujeres públicos o con notoriedad o se exageran o minusvaloran sus vicios y defectos, o se exageran o minusvaloran sus defectos o vicios o, ambas cosas a la vez.

– Igual que existe el lector y la lectura en cuanto a los libros, habrá que indicar con las personas que consumen documentales, por lo cual podríamos denominarlos documentarios. No podemos obviar que este modo de información y enseñanza con los documentales, pueda ser en el futuro con la información documental que combina texto y música y sonido e imágenes. La gran y grave pregunta, es posiblemente, que el futuro, sin negar que sigan existiendo libros y libros con texto de palabras, se irá incrementando con documentales, con textos escritos y música y sonido e imágenes y enlaces a Internet a palabras claves o a todas…

– Puede que Dios sea una invención humana, pero sea una invención humana, por múltiples razones y motivos, o sea una Realidad en Sí, la idea del Ser Supremo o Dios sería una de las grandes ideas-conceptos-invenciones de la humanidad, sino la más importante. Porque alrededor de ella, han surgido multitud de otras normas, conceptos, ideas, prácticas que salvo alguna, han sido positivas y buenas para la humanidad. O dicho de otro modo, creo sinceramente, sin negar errores, porque han existido cientos de religiones, sin la concepción de Dios creo que la humanidad no habría sobrevivido. Si usted no piensa así, no debe rasgarse las vestiduras, porque yo no lo hago, porque usted no piense-siente como lo que acabo de escribir.

– No hables de tus adversarios, no hables de tus enemigos, porque no sabes si el que escucha cómo utilizará esa información, no sabes como interpretará lo que dices.

– No adules a nadie, no critiques a nadie, si los demás valoran esas virtudes y formas de ser y de estar, te valorarán, si no lo hacen, te tomarán como persona sosa, sin valor, sin habilidades sociales. Pero tú, tú en el fondo de tu ser, sabrás que has intentado no hacer mal con las palabras. Porque las palabras son siempre el principio del bien y del no-bien y del mal.

– No mentir es necesario, si no puedes mentir, no debes mentir, quizás no debas siempre expresar la verdad, primero, porque puede que no sea siempre la verdad, segundo, no sabes si se entenderá de forma correcta, menos aún si se interpretará como tú quieres.

– Oirás docenas o cientos de frases e ideas cada día, al cabo del años, docenas de miles, sea en palabras, sea en gestos, sea en imágenes, sea en sonidos…, pero lo importante, es saber, cuales son más verdaderas y cuales son con más bondad y bien moral y bien en el sentido de cada frase o contenido de cada realidad.

– Nos engañamos con nuestras propias ideas, o con las ideas de los demás. Intentar que éstas sean lo más verdaderas posibles, y con la verdad vayan acompañadas de bondad y de bien, sería lo ideal.

– Todo concepto o idea o práctica, aunque sea muy grandilocuente y egregio y encomiable que no vaya acompañado de verdad y bondad, creo que a la larga no será conveniente. O dicho de otro modo, todo concepto o idea o práctica, sea de justicia, equidad, libertad, igualdad y todas las grandes palabras-ideas-conceptos que no vayan acompañados al mismo tiempo de verdad y de bien-bondad y prudencia y racionalidad y demostración, no son buenos a la larga. No olvides que las grandes palabras y con los grandes eslóganes llevan a los humanos a muchos males, al menos, más veces de las que quisiéramos.


Por Jesús Millán Muñozhttp://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (14 marzo-07 junio 2018 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*