Valdemorillo se va de romería este domingo en honor a la Virgen de la Esperanza

• Entre los momentos más esperados, la salida de la talla, portada a hombros y flanqueada por la alfombra floral dispuesta en su honor, y la simbólica ‘despedida’, ya en la Plaza del Cristo, hasta donde acompaña a la comitiva la imagen de San Isidro portada por la Hermandad del Santísimo Sacramento

Pasos de rondón, sones de dulzaina y tamboril, jinetes y también carrozas, Valdemorillo sale a las calles este domingo para vivir su romería, para dejar atrás por unas horas el centro urbano y cambiar asfalto y calzadas por el camino de tierra hasta alcanzar la ermita de Valmayor. Porque este 10 de junio toca recuperar los aires de fiesta y disfrutar la tradición que, esta vez, lleva sello de romería, esa siempre espectacular marcha que reúne a centenares de vecinos y a cuantos quieren apuntase para celebrar esta particular jornada en honor de la Virgen de la Esperanza. Todo un carrusel de imágenes, emoción y esa alegría constante, bulliciosa, que no deja de presidir fecha tan señalada para esta villa.

Un domingo lleno de colorido que arrancará bien temprano, desplegando el multitudinario cortejo que cubre el recorrido a pie hasta la ermita de Valmayor. Varios kilómetros, los que separan el casco urbano del paraje natural donde transcurre el grueso de esta celebración, dado cabida a la comitiva que volverá a avanzar entre los toques que marcan los hombres de Malangosto, grupo que pondrá un año más acento musical a esta suma de costumbre y diversión.

Y para comenzar, una vez terminada la misa que se oficia en la iglesia parroquial, se vivirá el primer gran momento en torno a las 9,30 h., cuando haga su salida del templo la talla de la Virgen, flanqueada por la llamativa alfombra floral confeccionada especialmente para la ocasión.

Después, avanzando para alcanzar la Plaza de la Constitución y continuar hasta la del Cristo, se irán sucediendo las secuencias iniciales de una jornada en la que no ha de faltar la ‘despedida’ del centro urbano, con la Hermandad de la Esclavitud del Santísimo Sacramento portando la imagen de San Isidro. Y tras el simbólico gesto, se reanudará la andadura para seguir por Cuesta Pastor hasta enlazar con la comarcal M-600, carretera por la que transcurre gran parte de esta peculiar marcha, por lo que tanto Policía Local como Guardia Civil adoptarán las oportunas medidas de control del tráfico, regulando el tránsito de vehículos en esta vía para mayor seguridad de todos.

Ya en la ermita, se oficiará la misa romera, y ya después llegará el reparto de trofeos a las mejores carretas por parte del Ayuntamiento. Y mientras llega el domingo, a destacar los esfuerzos e ilusión de la Hermanad de la Virgen de la Esperanza, siempre pendiente de tener todo apunto, hasta el último detalle, para que la romería, como siempre transcurra con normalidad y, sobre todo, en medio del gran ambiente que, sin duda, ingrediente esencial para hacer grande la tradición.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*