La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 recomienda extremar la seguridad en las salidas a la montaña

El Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de los Bomberos de la Comunidad de Madrid ha realizado un total de 107 intervenciones durante el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 27 % respecto al mismo periodo de 2017. Por este motivo, la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 hace un llamamiento a la población para que refuercen la precaución y las medidas de seguridad en sus salidas a la montaña.

Es muy importante llevar teléfono móvil con las baterías cargadas y es recomendable, además, que el teléfono tenga instalada la aplicación My112, diseñada especialmente para facilitar la comunicación con el centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112 y ofrecer una localización exacta de la persona en caso de accidente o extravío.

Además, a la montaña hay que acudir con calzado adecuado y ropa acorde a la actividad que se va a realizar. El equipamiento debería incluir una manta térmica, comida a base, por ejemplo, de alimentos ricos en calorías, energéticos y frutos secos, y agua, que debe ingerirse con frecuencia para evitar problemas de deshidratación. Es conveniente que las personas alérgicas lleven consigo los medicamentos que puedan necesitar en caso de urgencia.

PREPARAR Y COMUNICAR LA RUTA

Antes de salir hay que actualizar la información sobre las previsiones meteorológicas de la zona que se va a visitar, localización de refugios próximos a las rutas y el estado de los caminos y veredas por las que está previsto transitar.

También es de gran utilidad contar con una linterna frontal o algún tipo de iluminación con pilas de repuesto, una navaja multiusos, gafas de sol y crema de protección solar. Naturalmente, toda la actividad que se realice en el monte debe observar un estricto respeto con el medio ambiente.

Otros elementos que pueden ayudarnos en el campo son un pequeño botiquín y una cuerda de entre 10 y 15 metros de longitud. Es recomendable que los excursionistas se desplacen en grupo y que, a ser posible, el grupo esté compuesto por un mínimo de tres personas. Los integrantes del grupo no deben separarse.

Por otra parte, el nivel de dificultad de la ruta debe ajustarse a la preparación física y experiencia de los participantes. Además, cuando se sale de marcha por la mantaña, es una buena medida dejar aviso a familiares y amigos de la ruta que se pretende seguir.

Asimismo, la excursión debe comenzar durante las primeras horas del día y es fundamental evitar las horas de tarde y de anochecida. El regreso hay que preverlo para llegar unas dos horas antes de la puesta de sol, con el objetivo de contar con margen de luz solar suficiente para solventar imprevistos.

Llevar prendas de colores vivos puede facilitar la ubicación y el rescate en caso de extravío; en esta situación, y si es posible, se aconseja buscar un lugar elevado y despejado para facilitar el acceso por parte de los efectivos del GERA.

EL HELICÓPTERO, FUNDAMENTAL

El helicóptero de rescate, al servicio del GERA, sigue siendo la principal y más valiosa herramienta en las intervenciones. Cerca del 60 % de estas se realizan con el helicóptero. Además, el Grupo interviene en los procesos de búsquedas y rescates en cuevas y entornos espeleológicos.

El GERA está formado actualmente por 57 profesionales que cuentan con vehículos específicos de rescate, como el helicóptero y varios quads, así como con todos los recursos disponibles del Parque de Bomberos de Navacerrada, en el que el Grupo tiene su base. En sus dos décadas de funcionamiento, el servicio ha llevado a cabo 2.509 intervenciones, de las que 1.598 han sido rescates y 911 búsquedas.

El 36 % de las salidas del GERA el año pasado -219 en total- se produjeron en el área de La Pedriza; un 25 % fueron intervenciones en la zona del Valle de la Fuenfría, Siete Picos y Navacerrada; y otro 21 % de las actuaciones se desarrollaron en Cotos y el macizo de Peñalara.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*