Garrido defiende el liderazgo social, económico y político de la Comunidad de Madrid ante la “pasividad” del Gobierno central

Subraya que este liderazgo se apoya en el “firme compromiso con la Constitución” y la “fidelidad” a la Corona

GARRIDO, EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN / Foto: D.Sinova

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha defendido ayer  que la región está en la actualidad obligada “a ejercer de un modo todavía más claro y rotundo un liderazgo social, económico y político en España” que “no tenga miedo de denunciar las deslealtades que se cometen en España, pero que a la vez siga siendo ejemplo de solidaridad” aportando “estabilidad y confianza”.

Garrido ha detallado durante el discurso de apertura del Debate del Estado de la Región que se celebra en la Asamblea de Madrid que esta obligación es la consecuencia directa de “la pasividad del Gobierno de la Nación, que además somete al conjunto de nuestra sociedad al capricho de los partidos radicales que le auparon al poder”.

“Un liderazgo que además –ha agregado- mantenga un firme compromiso con las Constitución, con sus libertades y derechos y obligaciones”, donde también se incluya “su fidelidad y apoyo expreso y sin reservas a la Corona”, como garante de estos valores. En este sentido, el presidente Ángel Garrido ha afirmado que la Comunidad de Madrid tiene presente a esta institución como base de la convivencia entre los españoles: “Representa –ha defendido- lo mejor de nuestro contrato social y político, y en la persona de Felipe VI ha sabido renovarse y mantenerse en sintonía con todas las generaciones de nuestro país”.

Garrido ha incidido durante su discurso en la Asamblea de Madrid que el Gobierno que preside “ofrece a los madrileños ilusión, esfuerzo y compromiso para seguir avanzando mediante el cumplimiento de las 100 iniciativas” que ha presentado hoy en la Cámara legislativa regional. A su juicio, y así lo ha resaltado en su discurso, “no hay sueños que no se puedan conseguir, ni objetivos que no se puedan alcanzar si nos mantenemos unidos y miramos al futuro”.

NUEVA FRONTERA MADRILEÑA

Ángel Garrido ha expuesto durante el Debate del Estado de la Región abierto este mediodía y que continuará mañana su propuesta de alcanzar una Nueva Frontera para Madrid, a la que se ha referido no como “una medida concreta, sino un horizonte de futuro” en sintonía con la Nueva Frontera expresada por el presidente Kennedy en EEUU durante su mandato. “Creo –ha enfatizado- que es hora de que también nosotros planteemos alcanzar una Nueva Frontera para Madrid”.

En su opinión debe configurarse como un “espacio de justicia social y de oportunidades, para estudiar, para vivir y convivir”. Esta apuesta que plantea se caracteriza sobre todo porque es una Nueva Frontera “que no separe, sino que una. Que no excluya, sino que integre. Que no divida, sino que sume”, ha remarcado. También que sea principalmente una Nueva Frontera madrileña “pero profundamente española y firme defensora de la unidad de la Nación, a la que –ha dicho- respetamos y queremos”.

Para Garrido “estos son los retos que entre todos podemos alcanzar si creemos en nosotros mismos y en nuestras capacidades, y seguimos fieles –ha agregado- a nuestra vocación vertebradora de España, y alejados del populismo, que no solo ha destruido regiones sino países enteros”.

El presidente de la Comunidad de Madrid cree con rotundidad que hoy en día la responsabilidad de la región es máxima: “Reivindiquemos Madrid y
reivindiquemos España” porque “en un momento trascendental como el actual Madrid no puede fallar, y Madrid no puede ni debe callar”, ha aseverado ante los parlamentarios de la Asamblea regional.

1
Ángel Garrido / Foto: D.Sinova

LA FUERZA DEL ESTADO EN CATALUÑA

Ángel Garrido también ha abordado durante su discurso de hoy a la situación que se está viviendo ante el desafío secesionista del Gobierno de la Generalitat de Cataluña. Sobre estos acontecimientos ha señalado que los demócratas no pueden estar “permanecer impasibles mientras vemos cómo el Gobierno de la Nación sigue sin encontrar el rumbo en Cataluña”. El presidente ha incidido en que el ejecutivo socialista presidido por Sánchez anda “perdido en su propio laberinto de palabras huecas, improvisando una propuesta distinta cada día, mientras los soberanistas continúan con su estrategia de ruptura e imposición”.

Ante este panorama abierto en Cataluña, Garrido considera que el sentir mayoritario de los madrileños pasa por “hacer un llamamiento al Gobierno de España para que ejerza sin vacilaciones la legítima autoridad del Estado, cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución en todo el territorio nacional”. Ha recordado también que el autogobierno supone un derecho pero antes que eso es una obligación democrática de lealtad a España y los españoles.

De esta forma, el presidente ha trasladado su preocupación por la debilidad que muestra el Gobierno central: “No solo porque el Gobierno de Pedro Sánchez sea débil, sino porque para mantenerse en el poder a toda costa está haciendo débil al Estado”. Y ha añadido que esa debilidad se extiende a asuntos de peso como el independentismo catalán, el control del gasto, los enemigos de la Constitución y de nuestra convivencia como sociedad democrática o de la unidad de España.

FINANCIACIÓN AUTONOMICA Y SOLIDARIDAD

El presidente del ejecutivo regional –para quien el Gobierno de la Nación “tiene en su mano ser parte del progreso de Madrid o convertirse en un obstáculo”- ha señalado a la financiación autonómica como un asunto “absolutamente urgente” para la Comunidad de Madrid y sobre el que el Gobierno central “tiene que rectificar ya”.

Garrido ha tachado de “insólito” que el ejecutivo socialista haya renunciado a acordar un nuevo modelo de financiación con las Comunidades Autónomas, incidiendo que el actual castiga a los madrileños y mantiene infrafinanciada a la región. “El sistema de arreglos bilaterales que le ha sucedido” en este tema es “inaceptable” y marca, a su juicio, “una nueva cota de irresponsabilidad y de absoluta ausencia de sentido de Estado”. No obstante, “seguiremos dispuestos a ejercer la solidaridad con aquellos españoles que más lo necesitan, porque esa ha sido siempre la vocación de Madrid”, ha afirmado.

Precisamente, la Comunidad de Madrid apuesta por la negociación y aprobación de un sistema de financiación basado en la solidaridad, suficiencia, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal.

Ángel Garrido ha solicitado a la Cámara su apoyo al Gobierno que preside “frente a la política errática, incoherente y errática del Gobierno central, en nombre de la Comunidad de Madrid, de todos los madrileños y de los más elementales principios democráticos.

35 AÑOS DE AUTOGOBIERNO MADRILEÑO

El 35º aniversario del autogobierno madrileño también ha tenido una referencia destacada en su discurso en la sesión que ha abierto hoy el Debate del Estado de la Región. El presidente ha subrayado que durante este periodo la Comunidad de Madrid “ha dejado de ser un actor secundario de la economía y la política nacionales para convertirse en uno de sus principales protagonistas”. Tres décadas y media durante las que la región se adaptado “a las oportunidades que el autogobierno ofrecía por igual a todas las Comunidades Autónomas”.

“Poco podían imaginar en 1983 los impulsores de nuestra autonomía –ha manifestado- que esta región, a la que muchos miraban con escepticismo, iba a ser el gran motor de España y del Sur de Europa en este segundo decenio del siglos XXI”. Garrido ha apuntado que este logro ha sido posible gracias a una sociedad madrileña dinámica, con talento, creativa y solidaria, además de a los gobiernos de distinto signo que se han sucedido durante los últimos 35 años: “Pero sobre todo a las políticas moderadas del partido que ha gobernado la mayor parte del tiempo” junto a una gestión eficiente. De cara al futuro próximo ha indicado que el Gobierno regional debe seguir trabajando para “elevar las costas de exigencia con nosotros mismos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*